Vidal minimizó la victoria de Baradel en el Suteba
Un triunfo difícil de digerir
 

La gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal,no termina de digerir la reelección de Roberto Baradel al frente del Suteba. Si bien ayer afirmó que es “bueno que la cuestión gremial esté saldada”, no logró evitar que se le escape el malestar que le produjo el resultado electoral e intentó minimizarlo: “No lo eligieron todos los docentes; lo eligió un tercio, que es lo que representa Suteba y, dentro de ese tercio, un 70 por ciento”, dijo.

En declaraciones radiales, la mandataria buscó transformar a los comicios de Suteba como uno de los escollos que impiden la resolución del conflicto sindical. En ese sentido dijo que es bueno que “la cuestión gremial esté saldada, porque creo que esta discusión (por la paritaria) estaba permeada por intereses gremiales y políticos que no tienen que ver con la mejora de la educación pública en la provincia”, afirmó.

Esta afirmación le sirvió a la gobernadora para evitar cualquier referencia a la ausencia de una nueva propuesta que permita destrabar el diferendo con los sindicatos bonaerenses de la educación. En ese sentido insistió con la necesidad del diálogo. “Hemos logrado un primer paso, que es discutir con los chicos en las aulas; un segundo paso es que los docentes no tuvieron que esperar (porque el gobierno bonaerense pagó adelantos a cuenta de los aumentos). Espero que avancemos en un proceso de diálogo para ponernos de acuerdo”, dijo.