TEATRO. Entrevista con Marcelo Allasino, director ejecutivo del INT
Políticas públicas que continúan
En el marco de una nueva Fiesta Nacional del Teatro, el gestor cultural rafaelino remarcó que la realización del encuentro "confirma la continuidad de las políticas definidas por el organismo". "Eso nunca estuvo en discusión", dijo a Rosario/12.
El rafaelino Marcelo Allasino, director del Instituto Nacional.El rafaelino Marcelo Allasino, director del Instituto Nacional.El rafaelino Marcelo Allasino, director del Instituto Nacional.El rafaelino Marcelo Allasino, director del Instituto Nacional.El rafaelino Marcelo Allasino, director del Instituto Nacional.
El rafaelino Marcelo Allasino, director del Instituto Nacional. 

Desde el viernes pasado, la ciudad de Mendoza volvió a transformarse en el epicentro de uno de los acontecimientos teatrales más importantes del país: la Fiesta Nacional que organiza el Instituto Nacional del Teatro (INT), en esta oportunidad con el apoyo del gobierno de Mendoza, la Municipalidad de la capital provincial y el municipio del departamento Godoy Cruz. Elencos provenientes de Córdoba, Santa Fe, Corrientes, Catamarca, Ciudad de Buenos Aires, Chaco, Chubut, Buenos Aires, Santa Cruz, San Juan, San Luis, Santiago del Estero, La Pampa, La Rioja, Tucumán, Formosa, Río Negro, Tucumán, Tierra del Fuego y Neuquén llegarán para participar de esta edición número 32 del tradicional encuentro. "En el marco de un ámbito plural y de encuentro, la Fiesta reúne cada año las variadas expresiones teatrales de cada una de las regiones argentinas", dijo a Rosario/12 Marcelo Allasino, director ejecutivo del INT, que destacó el carácter federal y diverso de este acontecimiento cultural sin precedentes.

"Resonarán voces con matices regionales, se plantearán tensiones compartidas y singulares, y se harán visibles cuerpos, texturas y gestos atravesados por marcas identitarias, capaces de confirmar la riqueza de Argentina como país culturalmente potente y singular", afirmó Allasino.

- Esta nueva edición de la Fiesta llega cuando todavía no se han apagado los reclamos ante la difícil situación que atraviesa el Incaa y las posibles derivaciones que afectarían también al Instituto Nacional del Teatro.

- La concreción de la Fiesta Nacional del Teatro confirma la continuidad de las políticas públicas definidas por el organismo. Esa continuidad nunca estuvo en discusión, sino todo lo contrario: desde mi designación como director ejecutivo del INT, las acciones encaradas han apuntado al fortalecimiento institucional y la optimización de la gestión.

A la hora de evaluar la actual situación financiera del INT, frente a los rumores de posibles recortes en el presupuesto, Marcelo Allasino disipó toda duda, ratificando los logros producidos desde que asumió en el cargo. "No quiero olvidarme que apenas asumimos aumentamos los montos tope de las líneas de subsidios y becas en un 50 por ciento con respecto al año anterior. Este año le ajustamos un incremento del 30 por ciento, o sea que de ningún modo podemos hablar hoy de recortes", dijo Allasino a Rosario/12.

Una vez más, el funcionario destacó que este encuentro se basa en la suma de muchos esfuerzos, de recursos humanos, económicos y de ideas, producto de un "modelo de administración con gestión directa del organismo sin la intermediación de organizaciones no gubernamentales".

- ¿Cómo evalúas tu gestión en relación con los avatares de la actual política económica?

- En 2016 tuvimos la ejecución presupuestaria más alta en la historia del organismo, lo que posibilitó la planificación e implementación de nuevas políticas, entre ellas las líneas de subsidios para compra de salas y espacios teatrales, para equipamiento de salas y grupos, para circulación de elencos, entre otras actividades.

"Creemos profundamente en los valores institucionales que nos propusimos al inicio de la gestión y que venimos desarrollando con éxito: la transparencia, la innovación, la eficiencia y, fundamentalmente, el diálogo con todos los sectores", comentó luego Allasino, quien ya demostró su capacidad para administrar los recursos económicos en relación con la cultura cuando estuvo al frente del Festival de Teatro en Rafaela y en su rol de secretario de Cultura de esa ciudad.

- ¿Cuál es tu opinión acerca del nivel de las propuestas, provenientes de las distintas zonas que representan al mapa teatral nacional, que se presentarán en Mendoza?

- No he visto todas las obras que llegan a Mendoza, pero lograr equilibrar la vara de la rigurosidad en los trabajos de cada provincia llevará un tiempo y grandes decisiones políticas.

En ese marco, Allasino reafirmó lo planteado en los inicios al frente de su cargo con respecto a una situación pocas veces encarada a nivel de políticas culturales y que tiene que ver con las diferentes problemáticas a nivel de formación y perfeccionamiento. "Desde el inicio de mi gestión he planteado la necesidad de volver a discutir toda la oferta programática del organismo y hemos tomado importantes decisiones. Poner en discusión nuestras políticas públicas luego de 20 años de experiencia de trabajo (la ley 24.800 cumple 20 años este año), es necesario y vital", dijo el director ejecutivo.

La Fiesta Nacional del Teatro de este año mostró un claro guiño a las producciones oficiales. El INT planificó una programación que tuvo su punto de partida con elencos especialmente invitados: 120 Kilos de jazz, del reconocido César Brie, a cargo de la Comedia Municipal "Cristóbal Arnold" de Mendoza, y Eran cinco hermanos y ella no era muy santa, propuesta del siempre recordado director cordobés Miguel Iriarte, con dirección de David Piccotto, representada por el elenco de la emblemática Comedia Cordobesa. Estas dos Comedias de teatro, una municipal y la otra provincial, han sido sostenidas y defendidas a lo largo de varios años por una gran parte de los teatreros mendocinos y cordobeses, que ven en estos organismos espacios que generan trabajo y perfeccionan la labor de todos los protagonistas del hecho teatral.