Un jefe policial echó por “agitadores” a vecinos que pedían seguridad
Con el escándalo a otro lado
“No me vengan a romper las pelotas con chicanas”, respondió Javier Villar, de la Departamental Lanús, en diálogo con habitantes de Lomas de Zamora, que protestaban por las muertes violentas en la zona. Le iniciaron sumario interno.
El encuentro entre Villar y los vecinos quedó registrado en video y se viralizó.El encuentro entre Villar y los vecinos quedó registrado en video y se viralizó.El encuentro entre Villar y los vecinos quedó registrado en video y se viralizó.El encuentro entre Villar y los vecinos quedó registrado en video y se viralizó.El encuentro entre Villar y los vecinos quedó registrado en video y se viralizó.
El encuentro entre Villar y los vecinos quedó registrado en video y se viralizó. 

“No me vengan a romper las pelotas con chicanas.” Esa fue una de las respuestas que dio el titular de la Jefatura Departamental de Lanús, Javier Villar, ante un grupo de vecinos de Lomas de Zamora que le reclamaban más seguridad, tras las muertes de Agustín Bustamante, Mirta Alegre, Josefa Carrozieri y Braulio Herrera, todos asesinados en ese municipio durante las últimas dos semanas. En medio de la discusión, el comisario indicó a los vecinos que “vayan a hacer escándalo a otro lado” y aseguró que no iba a tener diálogo con “agitadores”. Un vocero del ministerio de Seguridad bonaerense confirmó a PáginaI12 que Asuntos Internos le inició un sumario a Villar tras la publicación –y la viralización– de esta grabación casera.

Luego de la marcha del domingo pasado, donde un centenar de personas reclamó “Ni una muerte más” en las calles de Lomas de Zamora, el intendente del aquel municipio, Martín Insaurralde, y el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, aseguraron que habrá más policías en ese distrito del sur del conurbano.

Luego de las muertes de Carrozieri y Herrera, el matrimonio de jubilados que había sido secuestrado el sábado pasado en Lomas de Zamora y que falleció en medio de una persecución policial (ver aparte), los vecinos del barrio organizaron, de manera espontánea, una marcha frente a la casa del matrimonio. Una vez reunidos, marcharon ocho cuadras hasta la comisaría 8° de Villa Galicia, en el barrio de Temperley, para pedir mayor presencia policial. Algunos pocos, incluso, entraron a la seccional para hablar cara a cara con el comisario Villar. Pero lo que se supone que debería haber sido una charla terminó generando una situación inesperada: a los gritos, Villar discutió con los vecinos acerca del rol que cumple la policía.

“¿Vos que sos? ¿Comerciante? ¿Todos los comerciantes trabajan bien?”, argumentó Villar ante el reclamo de los vecinos por el accionar policial, según se observa en la grabación que realizó uno de las personas que ingresaron a la comisaría. Cuando los vecinos comentaron que ellos mismos son los que le pagaban el sueldo y que por eso “necesitan mayor protección”, el comisario explotó. “No me vengan con boludeces”, dijo en un tono elevado y agregó que si alguno de ellos lo “mantiene”, él “se cagaría de hambre”. “Con esas chicana no me vengan a romper las pelotas”, comentó Villar, quien destacó sus 27 años como policía. 

Luego, el debate se transformó en un monólogo del comisario. A los gritos, dejó de responder las preguntas y pidió que los vecinos “vayan a hacer escándalo a otro lado”. “Yo con agitadores no habló”, cerró. Un vocero del ministerio de Seguridad bonaerense confirmó a PáginaI12 que Asuntos Internos le inició un sumario a Villar tras la publicación –y la viralización– de esta grabación casera.

“Los vecinos están enojados y cuando se enojan no le reclaman a la Justicia ni al municipio, siempre van a la comisaría. Ellos tienen como referencia a la comisaría para realizar sus reclamos sobre seguridad, no importa de quién es la responsabilidad”, sostuvo el jefe de la Bonaerense, Fabián Perroni, una vez que se conoció el exabrupto de Villar. Perroni trató de justificar la explicación del comisario al sostener que “venimos de años de desidia, de no atender a la seguridad como corresponde. Se tienen que tomar medidas urgentes y hacer un trabajo a largo plazo como se está realizando”, estableció.

Martín Insaurralde, a cargo del municipio de Lomas de Zamora desde 2009, también dio su opinión sobre el episodio en la comisaría 8° de Villa Galicia. “Yo tengo que defender a mis vecinos, entiendo que la inseguridad está en todos lados, que la provincia es muy grande pero nosotros necesitamos que en Lomas de Zamora se pueda vivir más tranquilos”, dijo tras la reunión que mantuvo con el ministro de Seguridad bonaerense. En el encuentro, Ritondo aseguró que 35 patrulleros y 120 agentes de la Bonaerense serán destinados al municipio de Lomas de Zamora. Además prometió crear una  Mesa de Trabajo con representantes de la Provincia, el Municipio y los vecinos del distrito, para discutir estrategias de seguridad. “El vecino es parte central de la lucha contra el delito porque es el que alerta, yo quiero una policía cerca de la gente, nosotros tenemos la responsabilidad política de dar respuesta, estamos trabajando desde el día cero”, consideró Ritondo.