El gobierno bonaerense hace un retiro espiritual mientras se definen los nombres de los candidatos
Entre Chapadmalal y el armado de listas
Ninguno de los que suenan para encabezar las listas en la provincia de Buenos Aires estará en el encuentro que presidirá la gobernadora. El armado terminará de definirse en una reunión entre María Eugenia Vidal y Macri.
La gobernadora María Eugenia Vidal en Chapadmalal en septiembre del año pasado, en otro retiro espiritual PRO.La gobernadora María Eugenia Vidal en Chapadmalal en septiembre del año pasado, en otro retiro espiritual PRO.La gobernadora María Eugenia Vidal en Chapadmalal en septiembre del año pasado, en otro retiro espiritual PRO.La gobernadora María Eugenia Vidal en Chapadmalal en septiembre del año pasado, en otro retiro espiritual PRO.La gobernadora María Eugenia Vidal en Chapadmalal en septiembre del año pasado, en otro retiro espiritual PRO.
La gobernadora María Eugenia Vidal en Chapadmalal en septiembre del año pasado, en otro retiro espiritual PRO. 

Aprovechando el fin de semana largo macrista, la gobernadora María Eugenia Vidal tendrá hoy y mañana un retiro espiritual con sus ministros y demás funcionarios en Chapadmadal. Según enfatizaron en el entorno de la gobernadora, no tocarán temas de campaña, sino estrictamente de gestión, entre los que estará el conflicto docente que todavía continúa. Para remarcar que no se definirán allí los candidatos, tuvieron el cuidado de no invitar a ninguno de los que por estas horas suena como cabeza de la lista de senadores: no concurrirán ni el ministro de Educación, Esteban Bullrich, ni la titular de ACUMAR, Gladys González. No obstante, las reuniones en la cúpula del PRO no cesan y las definiciones probablemente lleguen al final de esta semana, tras un encuentro entre Vidal y Mauricio Macri, y cuando se conozca con claridad cuales serán las opciones de la oposición.

Pese a que el Gobierno nacional eliminó el feriado puente, el plantel gubernamental de Vidal se tomará el lunes y el martes para debatir en un retiro espiritual en la Unidad Turística Chapadmalal, que cuenta con chalets, pileta y canchas de tenis. El encuentro comenzó ayer con una cena y seguirá hasta mañana. “Son todos temas de gestión”, insistió un funcionario de acceso cotidiano a la gobernadora. Entre otros, se discutirá la situación en la que continúa el conflicto docente y se evaluará cómo se manejaron hasta ahora. “Allí el equipo se puso a prueba. No intervino solo Educación, sino también Hacienda y Trabajo, además del equipo de comunicación”, indicaban en la gestión de Vidal. Otro de los ejes que se analizará es el avance de las obras públicas en la provincia, con un foco  en las hídricas. También, la seguridad y el manejo de la Bonaerense.

En el entorno de Vidal, destacaron que el encuentro no es ampliado: no van más que ministros y funcionarios de segundas líneas. Concretamente, no estarán ni Bullrich ni Gladys González, pese a que se podría haber buscado algún motivo para que fueran tanto por la agenda educativa como por la  vinculadas al ACUMAR. “No quisimos que estuvieran porque todo se  sobreinterpreta”, indicaron en el gobierno de Vidal. 

No obstante, es muy probable que las conversaciones electorales se cuelen en algún punto del retiro espiritual. Mientras tanto, continúan las reuniones en la cúpula macrista, de la que participan habitualmente Vidal, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta y el consultor político Jaime Durán Barba. Allí se está cocinando lo principal del armado nacional, con especial interés en la provincia de Buenos Aires. También ganó lugar en esos encuentros el secretario de Comunicación bonaerense, Federico Suárez, y por supuesto la mano derecha de Vidal, Federico Salvai. Si bien Emilio Monzó fue excluido de las discusiones bonaerenses, algunos de sus hombres, como el viceministro del Interior Sebastián García de Luca también intervienen en la discusión.

Probablemente, hacia el jueves o viernes de esta semana haya un encuentro entre el presidente Macri y Vidal donde se termine de definir la lista.

Por el momento, sigue la incógnita sobre el candidato que encabezará, entre otras cosas porque el macrismo buscará esperar todo lo posible a ver qué hacen sus adversarios. No obstante, hay tres que vienen rankeando alto:

  • Gladys González: por su perfil, es la preferida de Durán Barba para encabezar, lo que no es poco. Al consultor le resulta la más útil para contrastar con los otros candidatos de la oposición y expresar el eje que buscará instalar el Gobierno: “pasado versus futuro”. La titular del ACUMAR también tuvo su paso por la intervención del SOMU que le daría un perfil “antimafias”. Por lo pronto, viene acumulando gestos: fotos con Macri, con la gobernadora Vidal, un timbreo con Marcos Peña. Nada está dicho en torno a quién encabezará, pero ya es seguro que ella integrará la lista. 
  • Esteban Bullrich: en un momento, fue una opción segura, aunque luego de que anunciara por error que Facundo Manes iba a integrar las listas, en el Gobierno nacional comenzaron a decir que no era tan seguro que fuera candidatos. ¿Los motivos? Algunos aseguran que Macri lo quiere todavía como ministro. Otros dicen que él no está convencido de ser candidato. También hay quienes consideran que su perfil podría traerles problemas, sobre todo, con el conflicto docente bonaerense todavía abierto. Bullrich y Gladys González coincidieron en una cena con sus parejas en la casa de un amigo hace algunas semanas y, más recientemente, en el cumple de Salvai, el jefe de Gabinete de Vidal. Allí bromearon con la gobernadora sobre las candidaturas. “Yo no lo estoy esperando”, dijo él. “Yo tampoco”, dijo ella. “Estamos pasando la incertidumbre”, terció el ministro. 
  • Facundo Manes: es una carta que los macristas observan con interés, sobre todo por su perfil “de afuera de la política”. El neurocientífico, de todas formas, no les ha dado señales claras. “Hay que ver si quiere renunciar a algunas cuestiones personales para ingresar a la política”, indicaban.

Hay otros nombres que circulan y que probablemente integren la lista, como los elegidos por Elisa Carrió (Héctor “Toty” Flores y Maricel Etchecoin Moro). También tiene boleto de retorno de Uruguay el embajador y ex ministro de Seguridad porteño Guillermo Montenegro. Graciela Ocaña, recientemente incorporada en forma oficial a Cambiemos, también tendría su lugar. “Lo más probable es que seamos los últimos en definir”, indicaba un funcionario, para manejar la ansiedad que siempre se instala antes del cierre de listas.