La ministra de Salud, Carla Vizzotti, reconoció que hay preocupación en el gobierno ante el aumento de los contagios de coronavirus pero destacó que “lo más importante es que no se está traduciendo en internaciones o en muertes”. Además adelantó que si la situación sigue empeorando se analiza implementar nuevas restricciones.

“Lo que tenemos que pensar es que en la ola que tuvimos este año llegamos a tener casi 8.000 personas en terapia intensiva y ahora tenemos entre 800 y 900”, argumentó Vizzotti, aunque resaltó que se realiza un monitoreo permanente de la situación y hay posibilidad de ampliar la capacidad de camas para atender casos de gravedad si fuera necesario.

En declaraciones a Radio Con Vos, Vizzotti reconoció que a partir del nuevo paradigma planteado por la llegada de la variante Ómicron “seguramente habrá tensión en los centros de testeo" pero no en las hospitalizaciones y las muertes”, por lo que recalcó que la vacunación, la aplicación del pase sanitario y el mantenimiento de los cuidados “es la herramienta que tenemos para minimizar los riesgos”.

El objetivo de la vacunación es disminuir las hospitalizaciones y las muertes y eso se está logrando. Con las nuevas variantes que son más transmisibles, el aumento de casos es más exponencial todavía con todas las actividades que se están realizando, como reuniones de fin de año. Lo más importante es que no se está traduciendo en internaciones y en muertes”, subrayó la ministra de Salud.

Luego adelantó que si los contagios siguen creciendo es posible que el gobierno analice nuevas medidas o modificaciones a las que ya están vigentes. “Si hubiera que tomar alguna medida, no sería una medida de cierre de actividades ilimitadas, sino una disminución de la intensidad de las actividades como eventos masivos y de más riesgo”, aseguró.

La curva de casos de contagios viene ascendiendo en forma acelerada en los últimos días y el último parte oficial de la tarde de ayer indicó que 15 personas murieron 13.456 fueron reportadas con coronavirus en las últimas 24 horas en la Argentina.