"Estoy cansado de luchar", dijo antes de dispararse

Murió el jubilado que se pegó un tiro en la Anses

Ocurrió en una sucursal de Mar del Plata. El hombre, de 91 años, sacó un arma y se suicidó en medio de la desesperación de la gente presente en el lugar, que no pudo evitarlo. Fuentes judiciales y sanitarias confirmaron su deceso.
Cientos de personas se acercaron a la sede de ANSES con flores y carteles.Cientos de personas se acercaron a la sede de ANSES con flores y carteles.Cientos de personas se acercaron a la sede de ANSES con flores y carteles.Cientos de personas se acercaron a la sede de ANSES con flores y carteles.Cientos de personas se acercaron a la sede de ANSES con flores y carteles.
Cientos de personas se acercaron a la sede de ANSES con flores y carteles. 

Un jubilado se pegó un tiro esta mañana en una oficina de la Anses en Mar del Plata. El hombre comenzó a gritar, sacó un arma y se disparó en la cabeza. Fue trasladado al hospital local, donde falleció al poco tiempo. "Les voy a pedir que me presten atención: tengo 91 años y no doy más de tanta lucha, estoy cansado. Tengo a mis dos sobrinas que me acompañan y me ayudan, pero ya no puedo", expresó antes de gatillar. 

El hecho ocurrió en la Udai de Anses ubicada en la avenida Independencia entre Avellaneda y San Lorenzo, de Mar del Plata. El jubilado subió al primer piso de esa sede y cuando estaba bajando por las escaleras se disparó, en medio de la desesperación de las personas presentes que lo vieron gritar con el arma en la mano pero no pudieron evitar que se pegara el tiro en la cabeza.

Tras el aviso del personal de la Anses al sistema de emergencias marplatense, una ambulancia llegó rápidamente al lugar. El  hombre aún tenía signos vitales y fue llevado de urgencia al Hospital Interzonal de Agudos, donde ingresó en grave estado.  

"Fue un caos. Pensamos que nos iba a matar a todos porque fue muy shockeante. Tuvimos que tirarnos al piso y muchos de los abuelos que estaban esperando se descompensaron y tuvieron que ser trasladados en ambulancias", relató a Página/12 Ana López, empleada de la oficina, que estaba ubicada frente al jubilado y vio todo lo que ocurrió. También tuvieron que llamar a los familiares del resto de los jubilados que quedaron en un estado de shock total y no se pudieron ir por sí solos. 

"En un principio pensamos que era una arenga, por eso mi compañera lo empezó a grabar, pero después sacó el arma y se armó todo el desparrame", contó López. La oficina fue desalojada, permanecerá cerrada por todo el día de hoy y tampoco abrirá sus puertas mañana.

La empleada de Anses inscribió esta situación en un contexto de "pérdida de derechos y beneficios". "Es producto de la situación que estamos viviendo, de la presión que se siente por los incesantes cambios, la constante revalidación de los trámites que es muy acuciante para los abuelos, que encima muchas veces no saben hacer los trámites", añadió. 

Tras el aviso del personal de la Anses al sistema de emergencias marplatense, una ambulancia llegó rápidamente al lugar y fue llevado de urgencia al Hospital Interzonal de Agudos, donde ingresó en grave estado. Pasadas la una de la tarde, fuentes judiciales y sanitarias confirmaron su fallecimiento por el disparo.

El comunicado de Anses

El ente encabezado por Emilio Basavilbaso emitió un comunicado explicando que el jubilado había concurrido a la oficina para "realizar un trámite de cambio de domicilio" y "allí extrajo un arma de fuego y se disparó ante el público presente y el personal del organismo".

"La gestión que iba a realizar por cambio de domicilio es un trámite de rutina sin complejidad. Testigos que presenciaron el episodio explicaron que el hecho ocurrió pasadas las 10.30 horas cuando el hombre, al utilizar la escalera que conduce hacia el primer piso, arrojó su bastón y se disparó. Ya había concluido el trámite por el que había ido y volvió a ingresar al edificio con el argumento de que iba a saludar a un amigo al primer piso", añade el comunicado. 

Al mismo tiempo, la Anses señaló que "por medio de la jefa de la Regional Bonaerense II y la gerente de la oficina acompañaron a los familiares presentes durante todo momento y lo seguirán haciendo el tiempo que sea necesario".

Por último, informó que la "oficina no abrirá sus puertas en el día de mañana y durante el lunes 3 de julio se llevará a cabo una jornada de contención para los empleados que presenciaron el hecho".

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ