Dispositivo de asistencia del área de Diversidad Sexual y la Dirección de Niñez provincial
Un plan para restituir el derecho a la identidad
Lanzan el Servicio de Acompañamiento de Infancias Trans para contener y facilitar la inclusión de niños y niñas en esa condición.
"El dispositivo permitirá mayor inclusión", auguró Esteban Paulón, subsecretario de Políticas para la Diversidad Sexual."El dispositivo permitirá mayor inclusión", auguró Esteban Paulón, subsecretario de Políticas para la Diversidad Sexual."El dispositivo permitirá mayor inclusión", auguró Esteban Paulón, subsecretario de Políticas para la Diversidad Sexual."El dispositivo permitirá mayor inclusión", auguró Esteban Paulón, subsecretario de Políticas para la Diversidad Sexual."El dispositivo permitirá mayor inclusión", auguró Esteban Paulón, subsecretario de Políticas para la Diversidad Sexual.
"El dispositivo permitirá mayor inclusión", auguró Esteban Paulón, subsecretario de Políticas para la Diversidad Sexual. 

"La sociedad no nos educa para tener un hijo o hija trans", expresó el subsecretario provincial de Políticas para la Diversidad Sexual, Esteban Paulón. Por eso, el área presentará esta semana el Servicio provincial de Acompañamiento de Infancias Trans, una iniciativa inédita desde el Estado, que será lanzada formalmente en conjunto con la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia. "En un año y medio acompañamos unas diez situaciones de niños y niñas trans en toda la provincia, y es muy relevante para la familia, porque permite una mayor inclusión y no discriminación". La Ley de Identidad de Género, aprobada en 2012, prevé un mecanismo en el caso de menores, que con el consentimiento de sus padres (y acompañamiento de un abogado) pueden acceder a derechos como cambiar su nombre y sexo en el DNI. "El objetivo es alcanzar lo que la ley de Protección Integral de la Niñez expresa y es que cada niño y cada niña de la provincia pueda expresar y vivir libremente su orientación sexual e identidad de género, sin que eso implique una discriminación, exclusión o vulneración de derechos", dijo Paulón. "El problema no está en los chicos y chicas, sino en la sociedad, que no termina de comprender cómo acompañar estas situaciones, que tienen un marco legal de protección para que niños y niñas transiten su vida y relaciones sin miedo a expresarse".

En 2013, el caso de Lulú, la nena de 6 años que reclamaba su nuevo DNI en el conurbano bonaerense, movilizó a la sociedad por la insistencia de la niña para que la reconocieran por su género autopercibido. El caso tuvo que ser llevado a la Justicia. Un año después, Facha (que estará en la presentación como invitado), el niño de 10 años de la provincia de Buenos Aires, mostró avances: fue el primero en cambiar su DNI sin acceder a la Justicia. En su momento, Esteban Paulón señaló que fue posible gracias al consentimiento de sus progenitores y a la presencia de un abogado especializado.

 

Los equipos de Diversidad Sexual debieron asistir unos diez casos de niñez trans en el último año y medio.

 

Justamente, el lanzamiento (mañana en Santa Fe y el miércoles, en Rosario) del Servicio conformado por un equipo interdisciplinario tiene que ver con brindar información y acompañar a las familias de niños y niños trans. El grupo está integrado por Diversidad Sexual, pero trabaja con el área de Niñez, ya que la repartición cuenta con las herramientas legales necesarias. "Por un lado se acompaña en lo familiar, porque claramente la sociedad no nos educa para tener un hijo o hija trans, entonces cuando esta cuestión de la identidad se expresa tiene un impacto muy fuerte en la familia de ese niño o niña. Hay familias que no saben a quién recurrir, qué hacer con esta situación, muchas cosas pasan en el exterior y en el núcleo de otros como hermanos, tíos, abuelos. Hay un trabajo en cómo expresarlo, cómo hablarlo e ir generando el acompañamiento". Además, se trabaja con el niño o niña, en cuanto a sus deseos sobre la documentación, si desean esperar, y demás cuestiones para sostenerlos lo más firme posible, para que no sientan desprotección ni violencia como secuencia de esa situación que está viviendo".

En ese sentido, Paulón indicó que hay diferentes reacciones en padres y madres: "Hay quienes no quieren acompañar esos casos, no los aceptan o los reprimen y pueden darse situaciones de violencia. Hay otros padres y madres que no saben por dónde encarar el tema, cómo trabajarlo o pasar por ello. Incluso haciéndose a la idea de que lo van a acompañar tanto nombrándolo con el nombre elegido, a través de la vestimenta o en los juegos y grupos con los que tienen interacción esos niños y niñas", señaló.

 

Abordaje integral

 

Otra de las cuestiones a trabajar está dentro de los grupos en los que los niños y niñas se desarrollan: escuelas, clubes, familiares no tan cercanos. "La idea es que el equipo esté acompañando en cada una de estas cuestiones y en el proceso, no solo personal o familiar, sino en cómo la cuestión impacta en la vida cotidiana".

Los casos en los que ya viene trabajando el área de Diversidad Sexual son disímiles, desde niños y niñas de 5, 6 o 7 años; y adolescentes hasta los 17, que deben ser tratados con concepto de niños, pero ya tienen en claro (por su edad) qué desean en cuanto a su DNI, y otros cambios que tienen que ver con el cuerpo y los tratamientos necesarios. "En el caso del DNI, padres o tutores deben prestar su consentimiento", aclaró Paulón. Si no hay acuerdo entre los padres, intervine un abogado del niño. "Niños y niñas más pequeños, que tienen el acuerdo de sus padres, también pueden hacerlo. Incluso hicimos intervenciones con la Defensoría de Niños, Niñas y Adolescentes. Hasta ahora no hemos tenido problemas".

Paulón indicó que cada caso es particular. "Muchas veces la manifestación de estos casos en niñas y niños no tiene que ver con la edad, sino con el contexto en el que viven. Alrededor de los 4 o 5 años se empieza a definir la identidad de las personas. Sucede que cuando un niño o niña está en un contexto social abierto siente que no hay de qué tener miedo y esta cuestión de la identidad empieza a hacerse visible. Pero si el niño o niña está en un contexto en el que hay homofobia, represión, discriminación y no hay referencias sociales al respecto, que es lo que sucedía hace tiempo, entonces no es la identidad lo que demora en aparecer, sino la posibilidad de expresarlo. No es que ahora hay más nenes y nenas trans que antes, sino que hoy hay otra apertura, un contexto social y más visibilización, con las leyes y cambios culturales sobre los estereotipos de género". Y celebró: "Ya la mirada de los adultos empieza a plantear estas identidades como una posibilidad en los niños y niñas y eso ayuda a que busquen acompañamiento".

Sobre los casos que ya se vienen acompañando. "Los casos son variados y aparecen en toda la provincia: te puedo hablar de casos en un paraje del norte, en la zona de Tostado, o en el sur de la provincia. No está localizado. Posiblemente, en Rosario o Santa Fe la gente puede buscar un servicio, pero lo que queremos es darle a este lanzamiento mucha visibilidad para que las familias no crean que determinada situación no les puede estar pasando y que sepan que estamos para que vengan a consultar y podamos acompañarlos. Hoy, los casos que estamos acompañando son de familias que están intentando saber qué pasa y cómo transitar este camino junto a sus hijos e hijas; pero hemos tenido casos particulares de chicos y chicas que llegan con situaciones de exclusión del hogar y la intervención permitió que haya una comprensión y revinculación", celebró.

Acerca de cómo llegan los casos a conocimiento del área, Paulón planteó que la idea es que a partir del lanzamiento del Servicio "se vaya consolidando una red" para que las escuelas, centros de salud y demás dispositivos reconozcan casos. "Muchas veces, si las escuelas son inclusivas, pueden ser espacios propicios para que niños y niñas se animen a expresar aquello que en la casa sienten reprimido".

El servicio se lanzará en la ciudad de Santa Fe, mañana a las 11, en la sede de ATE (San Luis 2884), con la participación de Bárbara Mengarelli, secretaria de infancias trans de la Falgbt; y Facha, el primero niño en acceder al reconocimiento de identidad, en el país; en Rosario, la presentación será pasado mañana, a las 10, en el Centro Cultural Roberto Fontanarrosa.