Alan Iud, abogado de Abuelas de Plaza de Mayo, sobre su exclusión de la lista de candidatos a fiscales
“Sólo puede tener que ver con mi trabajo”
Iud sostiene que el retiro de su pliego está vinculado a “un sector que está en contra de que avancen los juicios de lesa humanidad”.
Alan Iud trabaja como abogado en Abuelas de Plaza de Mayo desde hace once años.Alan Iud trabaja como abogado en Abuelas de Plaza de Mayo desde hace once años.Alan Iud trabaja como abogado en Abuelas de Plaza de Mayo desde hace once años.Alan Iud trabaja como abogado en Abuelas de Plaza de Mayo desde hace once años.Alan Iud trabaja como abogado en Abuelas de Plaza de Mayo desde hace once años.
Alan Iud trabaja como abogado en Abuelas de Plaza de Mayo desde hace once años. 
Imagen: Leandro Teysseire

“Las razones sólo pueden tener que ver con mi trabajo en Abuelas”, señaló a PáginaI12 Alan Iud, coordinador jurídico del organismo de derechos humanos, en relación a su exclusión de la lista de futuros fiscales por parte del Gobierno. Este diario informó ayer que el Poder Ejecutivo envío una nota al Senado en la que pide el retiro del pliego de Iud, que estaba listo para ser aprobado en la comisión de Acuerdos. El Gobierno había enviado su nombre al Congreso en octubre, pero el 14 de julio pasado, sin que mediara ningún hecho nuevo y si explicaciones, se arrepintió. “No hubo objeciones sobre la idoneidad del candidato”, dijo el senador peronista Rodolfo Urtubey. Iud cree que la decisión de vetar su nombramiento tiene que ver con que “se impuso un sector allegado al gobierno que está en contra de que avancen los juicios de lesa humanidad y las políticas de derechos humanos”. 

–¿Le sorprendió la decisión del Ejecutivo de retirar su pliego? 

–Sí, me sorprendió. Mi pliego ya había sido evaluado por este gobierno y mi perfil profesional es muy claro. Desde que enviaron mi pliego al Senado en octubre del año pasado hasta ahora que decidieron retirarlo, no cambió nada. Mis intervenciones públicas más relevantes en mi trabajo en Abuelas este año tuvieron que ver con el rechazo al 2x1 aprobado por la Corte Suprema y que beneficiaba a detenidos por delitos de lesa humanidad.                        

–¿Imagina cuáles fueron las razones? ¿Cree que forma parte de las maniobras que el Ejecutivo está llevando a cabo en la Justicia?

–Las razones sólo pueden tener que ver con mi trabajo en Abuelas. Desde el Gobierno me hicieron saber que había resistencias en el peronismo con mi pliego, pero me cuesta creerlo. Más bien pienso que se impuso un sector allegado al gobierno que está en contra de que avancen los juicios de lesa humanidad y las políticas de derechos humanos.                        

–La presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, denunció que se trata de un “acto discriminatorio”.

–Es un gran honor contar con el apoyo de Estela y las Abuelas. Significa que estos años hice bien mi trabajo y es lo que más tranquilo me deja.                        

–¿Cuáles son las opciones a partir de ahora?              

–El Senado podría rechazar el retiro del pliego y darme acuerdo, pero la última decisión seguiría siendo del Gobierno, porque deben promulgar el acuerdo del Senado. Si eso pasa, bienvenido y, si no, seguiré trabajando por los derechos humanos desde donde me toque.

Iud trabaja en Abuelas desde hace once años y desde mediados de 2009 es el coordinador jurídico de la institución. Concursó para fiscal de la Procuración General en 2014. Salió primero en la sumatoria de los exámenes oral y escrito y quedó quinto al agregar los antecedentes. Como había cinco puestos, fue el primer nombre de la quinta terna. Su pliego fue enviado al Senado por la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, retirado por Mauricio Macri y luego reenviado por el mismo Macri. Iud no recibió cuestionamientos pero aún así el Gobierno, a través de un mensaje enviado al Congreso por el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, decidió retirarlo de la carrera. El retiro del pliego del abogado de Abuelas de Plaza de Mayo debe ahora ser votado en el recinto. Técnicamente los legisladores podrían oponerse y rechazarlo, pero en la práctica es una formalidad. Urtubey afirmó que si el Gobierno cambaiaba de posición y decidía mantener la postulación, los peronistas estarían dispuestos a votarlo.