Educación se negó a recibir a delegados de las escuelas tomadas
Un diálogo que sólo se declama
Mientras el Ministerio de Educación porteño sigue negando el instructivo que ordenó a los directivos denunciar en las comisarías la toma de colegios, los estudiantes no fueron recibidos por las autoridades y siguen la tomas en 22 escuelas. El asesor tutelar de la Ciudad, Gustavo Moreno reiteró el pedido para que se despeje esa amenaza sobre los alumnos.
Imagen: DyN

Los representantes de las 22 escuelas tomadas en la Ciudad de Buenos Aires intentaron participar de una reunión convocada por la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, para debatir el contenido de la reforma educativa. Sin embargo, personal de seguridad del ministerio les impidió el ingreso. 

Luego de permanecer en el hall del edificio ubicado en Paseo Colón 255, los delegados firmaron una carta en la que dejaron constancia de que se les impidió participar de la reunión “por el hecho de haber implementado la medida de toma en sus respectivas instituciones educativas”.

“Reconocemos en esto una clara falta de disposición al diálogo y al consenso, en torno a la implementación inconsulta de la reforma Secundaria del futuro y la emergencia de género en las escuelas, dado que uno de los principales pedidos de estos colegios, tanto antes como después de haber llegado a esta instancia de toma, es una mesa de diálogo con la ministra y no con representantes de ella”, señalaron los alumnos. 

El Gobierno porteño impulsa una modificación del plan de estudios de la educación media, conocido como Secundaria del futuro, que contempla la realización de prácticas educativas en empresas, ONG y el Estado. Los alumnos rechazaron la propuesta (“quieren crear mano de obra barata”, denunciaron) y muchas escuelas empezaron a ser ocupadas en forma de protesta. Hasta el momento, son 22 las escuelas tomadas.