Nuevos allanamientos sin orden judicial con la excusa de buscar a Maldonado
Intromisiones en tierras mapuches
Las comunidades denunciaron abuso de poder y se declararon en alerta por los sucesivos ingresos de uniformados sin ningún tipo de autorización judicial. Denunciaron que es parte de la campaña oficial para culparlos de la desaparición del joven tatuador.
Imagen: Confederación Mapuche de Neuquén

Efectivos de la Policía Federal intentaron allanar el territorio de una comunidad mapuche ubicada en San Martín de los Andes, sin orden judicial y usando como argumento la búsqueda de Santiago Maldonado, que ya lleva 45 días desaparecido. Los integrantes de la comunidad calificaron el operativo como un “abuso de poder” y junto al resto de las comunidades mapuches de Neuquén se declararon en alerta por las intromisiones policiales en tierras indígenas. Presentaron un hábeas corpus en la Justicia federal de Zapala para saber quién encomendó a la Gendarmería y a la Federal ingresar a los territorios.

El último operativo ocurrió ayer en la comunidad Kintrikeo del paraje Huemul, después del mediodía. Según contaron los testigos, una camioneta oscura y sin ningún tipo de identificación llegó hasta la entrada de la comunidad, en el camino entre Bariloche y Villa Langostura. Los uniformados, que vestían uniforme de la Policía Federal, intentaron traspasar la tranquera pero sin pedir permiso a las autoridades de la comunidad ni mostrar la autorización judicial que avale el operativo.

“Hay todo un protocolo para ingresar a un territorio, no es un lugar público. Cuando los vio el lonko (la autoridad) les pidió la orden judicial y que explicaran a qué se debía el operativo. Pero sólo mostraron un oficio de la fiscal de Esquel dirigido al jefe policial de Esquel donde se le pide que realice todas a las acciones pertinentes para encontrar a Santiago”, le contó a Página/12 Jorge Nahuel, coordinador del Consejo Zonal Xawvnko, que agrupa a las comunidades mapuches de la zona.

Según el relato de Nahuel, el lonko dijo que las comunidades mapuches estaban dispuestas a colaborar pero con la autorización e información precisa. El oficio que presentó el comisario estaba dirigido a Esquel y la comunidad Kintrikeo no corresponde a esa jurisdicción. A pesar de no contar con la orden judicial, el jefe del operativo intentó traspasar la tranquera a la fuerza y se produjo un forcejeo con algunos integrantes de la comunidad pero que no pasó a mayores.

“Esto nos terminó de alarmar, porque el fin de semana hubo tres allanamientos más pero por parte de la Gendarmería”, sostuvo Nahuel, que aclaró que todos los procedimientos fueron sin orden judicial. “Todas estas maniobras son para justificar un escenario donde sean los mapuches los responsables de la desaparición de Maldonado”, apuntó el referente mapuche.

Desde la Confederación Mapuche de Neuquén presentaron este mediodía un hábeas corpus en el juzgado federal de Zapala para exigir explicaciones y conocer las razones por las cuales las autoridades le encomendaron a las fuerzas de seguridad ingresar a los territorios sin orden judicial. “Ellos alegan que tienen la autorización de los altos mandos, por lo que responsabilizamos directamente a la ministra de Seguridad”, afirmó Nahuel, que además denunció la "militarización" de los territorios ancestrales.