Amenazas a mapuches que la Justicia desconoce

Marcha a los tribunales de Esquel por Moira Millán

La comunidad mapuche Pïllan Mahuïza convocó a las organizaciones de la sociedad civil a marchar mañana a las 10 a los tribunales federales de Esquel para repudiar el "racismo institucional" que sufren, luego de que el juez federal Hernán Dal Verme rechazara la presentación de un hábeas corpus en favor de esa comunidad, ubicada en la localidad de Corcovado, y su referente Moira Millán, quien fue amenazada de muerte reiteradas veces en la última semana. "Seguimos siendo invisibles", lamentó la comunidad en la convocatoria. 

La presentación la realizó ayer Millán, tras encontrar en la puerta de su casa una zorra muerta, con un alambre atravesado en el corazón. El mensaje llegó luego de varias llamadas desde un celular anónimo en los que amenazaban de muerte a la referente mapuche, la calificaban de "zorra" y "puta", y le describían cómo la torturarían. 

"Cuando el enemigo tortura y mata un animal y lo deja en la puerta de tu casa diciéndote que el próximo cadáver será el tuyo. Te habita la certeza de que tenes los días contados, y me pregunto con quienes cuento", alertó ayer la referente mapuche. 

Millán comenzó a recibir amenazas luego de realizar una toma pacífica del juzgado federal de Esquel por los violentos allanamientos ordenados por el juez federal Guido Otranto a las comunidades de Cushamen —donde desapareció Santiago Maldonado el 1 de agosto— y Vuelta del Río. La respuesta a esa acción fue el incendio de las casas del paraje Vuelta del Río. El 21 de septiembre, cuando el fiscal Carlos Díaz Mayer acudió para hacer un peritaje en el lugar, la comunidad decidió que no pasaría con su custodio armado, y la referente mapuche se encargó de palpar a los policías para verificar que no portaran armas. 

Desde entonces, la mujer mapuche recibió una "gran cantidad de llamadas amenazantes contra la vida y la integridad física", denunció la comunidad. Entre otros mensajes, provenientes de un número privado, a Millán le dijeron que iba a “terminar como Maldonado". "Se notó una voz de hombre con claro lenguaje policial que utilizó términos tales como 'puta' y 'zorra' en forma reiterada y amenazó con realizar cosas terribles sobre el cuerpo de la hermana, confesando su intención de hacerla sufrir mucho", alerta el documento.  

El último mensaje mafioso fue en la propia comunidad Pillan Mahuiza,  territorio recuperado desde 1999 y está muy aislada, incluso sin señal de celular, al pie de la cordillera camino a Chile. Allí, Millán encontró una "zorra muerta con signos de haber sido torturada en forma similar a las descriptas en las amenazas telefónicas", describe el comunicado.  

Por eso, la comunidad Mapuche Pillan Mahuiza convocó a las organizaciones de la sociedad civil y de derechos humanos a manifestarse mañana a las 10 en las puertas de los tribunales de Esquel. "Consideramos de suma gravedad que la “Justicia” haga oídos sordos a nuestros reclamos", denunciaron y recordaron que "en Chubut hay 145 mapuches desaparecidos en democracia y jamás la justicia dio lugar a nuestros pedidos de habeas corpus preventivos".

"Hoy teníamos la esperanza de que esto se revierta. Queda en evidencia el racismo institucional hacia el pueblo mapuche y en especial hacia nuestras hermanas. Seguimos siendo invisibles", lamentaron.  

 

 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ