Conflicto en el aire

La posibilidad de que los gremios aeronáuticos realicen medidas de fuerza permanece latente. Por ahora, el cuarto intermedio decretado por el Ministerio de Trabajo postergó por 24 horas la complicada negociación. Hoy al mediodía cuatro de los cinco sindicatos del sector volverán a reunirse con los representantes de Aerolíneas y Austral. Los gremios se niegan a aceptar la oferta de un incremento de apenas el 16 por ciento y continúan exigiendo que la paritaria se cierre entre el 24 y el 26 por ciento. El tiempo para las negociaciones ya es escaso, porque la paritaria debía haberse cerrado el 30 de septiembre pasado y la falta de acuerdo puede provocar serios inconvenientes para el inminente fin de semana largo. Los directivos de Aerolíneas Argentinas y Austral dejaron trascender el temor de que se produzcan medidas de fuerza que compliquen el traslado de pasajeros, pero no mejoraron su oferta. El viernes de la semana pasada, el dirigente Pablo Biró, titular de APLA, advirtió que en caso de que las negociaciones paritarias no lleguen a buen puerto puede haber un “conflicto de altísima intensidad”. Además de APLA (pilotos), los otros sindicatos que participan de la paritaria son UALA (Austral), la Asociación de Personal Técnico Aeronáutico (APTA), la Asociación Personal Aeronáutico (APA) y la Unión Personal de Seguridad Aeronáutico (UPSA). El único sindicato que acordó por su cuenta es el de Aeronavegantes.