No hubo acuerdo con los aeronáuticos
Seguirán las asambleas, probables demoras
Los trabajadores de Aerolíneas y Austral se declararon en estado de alerta ante el estancamiento de la paritaria del sector y advirtieron que no podrán garantizar el normal funcionamiento de las operaciones.
Imagen: Twitter

La audiencia entre los gremios aeronáuticos y los representantes de Aerolíneas Argetinas y Austral volvió a fracasar por segundo día consecutivo, esta vez con la presencia de los funcionarios de la aerolínea bajo control estatal que se mantuvieron firmes en la propuesta de un 16 por ciento de aumento. "Nos quieren empujar a un conflicto para enfrentarnos con los usuarios y dañar la imagen de la aerolínea con intencionalidad política", advirtió el jefe de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA), Pablo Biró, y señaló que buscarán evitar medidas de fuerza, pero será definido por las asambleas de trabajadores. 

Aunque ninguno de los cinco gremios aeronáuticos anunció una medida de fuerza ante el fracaso anticipado del acuerdo por la falta de una nueva oferta salarial de la aerolínea bajo el ala del ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, que empate la inflación reconocida por el INDEC; los vuelos de Aerolíneas Argentinas y Austral ya registraron 115 cancelaciones durante el día en los aeropuertos metropolitano Jorge Newbery e internacional de Ezeiza, debido a las asambleas informativas de las que participan los trabajadores. 

Más temprano, el presidente del Grupo Aerolíneas, Mario Dell'Acqua, estimó que "algunos" pasajeros "van a poder viajar recién el domingo", cuando se concreten los vuelos reprogramados y calificó de "absurdas" las asambleas. "Hace un mes y medio que estamos negociando. El Estado nos arrastra al conflicto. Parece una tomada de pelo”, le había retrucado Marcelo Uhrich, vocero de la Federación Aeronáutica, en declaraciones a la AM 750. 

A la salida de la audiencia de esta tarde en el Ministerio de Trabajo, Biró advirtió que Dell'Acqua "le mintió a los usuarios hablando de que había una oferta" y explicó que la propuesta oficial se mantuvo en el 16 por ciento, argumentado que el salario debía discutirse a futuro, o sea, según la pauta inflacionaria puesta por el Gobierno para 2018.

El titular de APLA resaltó que "hace 15 años venimos discutiendo el salario con la lógica de la recomposición salarial según la inflación" y señaló que hasta el propio INDEC reconoce una suba de precios interanual cercana al reclamo que sostiene los aeronáuticos. 

El parámetro que intenta imponer el Ejecutivo para la pauta salarial fue desautorizada ayer por el propio INDEC, que reveló que la pauta inflacionaria de este año fue superada cuando aún restan tres meses y se esperan aumentos en las tarifas de servicio y naftas. Mientras que el organismos estadístico porteño indicó que la suba interanual alcanzó el 26,2 por ciento, número similar al exigido por los trabajadores. 

"Nos quieren empujar a un conflicto para enfrentarnos con los usuarios", insistió Biró y lamentó que el conflicto no terminará "ni este fin de semana ni en Navidad" porque "quieren dañar la imagen de la aerolínea con intencionalidad política", y denunció que el Gobierno busca dañar a Aerolíneas Argentinas y Austral para "dar lugar a las low cost, manejadas por empresarios con intereses cercanos a los funcionarios".

En ese contexto, el titular de APLA consideró que "las medidas de fuerza no nos van a permitir desenmascarar la actitud real del Gobierno", marcando una posición contraria a realizar un paro, pero informó que los pasos a seguir se discutirán en las asambleas y reuniones de delegados por lo que no se sabe "en qué puede resultar".