Una mujer de 48 años fue asesinada a balazos por su pareja, un policía retirado, en la localidad bonaerense de Tristán Suárez, partido de Ezeiza, en un femicidio por el que el hombre quedó detenido y que tuvo como testigo a la hija de 13 años de la pareja, informaron este miércoles fuentes policiales y judiciales.

El hecho ocurrió ayer en una vivienda ubicada en la calle Pilmaiquén 237, en su cruce con Belgrano, donde personal de la comisaría 2da. de Ezeiza llegó a raíz de un llamado al 911.

Los efectivos se encontraron allí con una mujer, identificada como Yanina Koslosky (48), con al menos una herida de arma de fuego a la altura del pecho, razón por la cual se solicitó con urgencia una ambulancia.

Los policías se encontraron con el sitio repleto de manchas de sangre y con un hombre en aparente estado de ebriedad que, a su vez, portaba una pistola marca Taurus calibre 9 milímetros. El imputado, identificado como César David Caldarelli (47), de inmediato fue reducido, desarmado y aprehendido. Fuentes judiciales confirmaron que el acusado es un policía retirado y su pistola quedó secuestrada en la causa para peritajes.

Voceros policiales explicaron a Télam que, de acuerdo con lo que se pudo reconstruir en el lugar, Caldarelli llegó en un auto particular, mantuvo una discusión con la víctima y en la puerta del domicilio le efectuó siete disparos. Todo el ataque fue presenciado por una hija adolescente de 13 años de la pareja, que en caso de poder declarar en Cámara Gesell será una testigo clave de la causa.

Koslosky fue trasladada de urgencia en ambulancia al hospital de Ezeiza, donde fue operada y permaneció internada en grave estado, aunque en horas de esta madrugada falleció por la gravedad de las heridas.

Caldarelli quedó detenido a disposición de la fiscal María Lorena González de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 descentralizada y especializada en Violencia de Género de Ezeiza, imputado en el marco de una causa por femicidio, delito que prevé prisión perpetua, y mañana será indagado.

En base a las declaraciones de familiares, se determinó que la pareja tenía una relación conflictiva y se investiga si había denuncias por violencia de género realizadas previamente por la víctima.