Tras la muerte de Santiago Maldonado
Los obispos católicos y metodistas piden verdad y justicia
Imagen: GENTILEZA GERMAN MALDONADO

  Mediante un comunicado de la Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal fechado en el día de ayer y difundido hoy, los obispos católicos expresaron su "cercanía" con los familiares de Santiago Maldonado y el ruego "para que se llegue a la verdad y a la justicia que necesitamos y que contribuyan al encuentro fraterno de los argentinos". También la Iglesia Metodista pidió "fortaleza y consuelo" para  la familia, "que no es resignación -dice-, sino fuerza para seguir pidiendo verdad y justicia".

  La declaración del episcopado católico es la primera manifestación pública de la jerarquía desde la desaparición de Santiago Maldonado. El 16 de agosto la Comisión de Justicia y Paz, organismo de la Iglesia integrado por laicos, había expresado que "la desaparición de personas, cualesquiera sean las circunstancias, son hechos intrínsecamente graves, que hieren la dignidad de las personas y golpean a toda la sociedad", señalando entonces que "los argentinos hemos pagado costos muy altos en defensa de la vida, la legalidad y la plena vigencia de las instituciones" y "no podemos quedar indiferentes ante situaciones que podrían significar un retroceso en esta materia".

  Ahora, en el más alto nivel institucional, los obispos dicen que "ante el dolor por la certeza de la muerte de Santiago A. Maldonado que nos ha conmocionado, queremos expresar a su querida mamá y a la entera familia nuestro respeto, afectuosa cercanía y oración". Y agregan que "pedimos a Dios les dé consuelo, fortaleza y esperanza y a la Virgen María los acompañe con tu ternura maternal, e invitamos a todos a unirse a estos sentimientos".

  La Comisión Ejecutiva está integrada por los obispos José María Arancedo, presidente y arzobispo de Santa Fe, Mario Poli, primer vicepresidente y cardenal arzobispo de Buenos Aires, Mario Antonio Cargnello, segundo vicepresidente y arzobispo de Salta y el secretario general, Carlos Humberto Malfa, obispo de Chascomús.

  El pronunciamiento de los obispos católicos sobre el tema había sido reclamado desde las mismas filas de la Iglesia y los Curas en la Opción por los Pobres criticaron el silencio de la jerarquía sobre el particular.

  También la Iglesia Metodista Argentina, con la firma de su obispo Américo Jara Reyes, envió una carta a la familia de Santiago Maldonado, en la que "hace suyo el dolor y el desgarro de la familia y de todos aquellos que amaron a Santiago" y "compromete su oración amorosa clamando al Dios de la vida por la verdad y la justicia a fin de que se esclarezca el hecho".

  Dicen los metodistas que "la revelación cristiana nos habla del amor y la paciencia de Dios, pero además  nos habla de la indignación de Dios frente al pecado y la injusticia". Y por tal motivo, agregan, "manifestamos nuestra solidaridad ante el dolor, pero también levantamos nuestra voz pidiendo esclarecimiento y justicia por la muerte de Santiago Maldonado".

  Señalan además los cristianos metodistas que "damos gracias a Dios por el artesano de la paz, solidario con la causa de los desposeídos y sin tierra", al mismo tiempo que piden "que su ejemplo nos ayude a no permanecer indiferentes ante la injusticia".