Otros ejes de la propuesta

El proyecto de Ley de Clubes de Barrio y Deporte Social de la Ciudad en una propuesta integral que busca subsanar las distintas dificultades y preocupaciones que enfrentan los clubes hoy. Además, de la cuestión de género, tiene otros tres ejes de trabajo. El primero propone una actualización de la definición de Clubes de Barrio, en la que se reconoce como tales a todas las asociaciones civiles deportivas independientemente de la cantidad de socios y la facturación. Además, promueve una serie de herramientas en manos de la Subsecretaría de Deportes a fin de fortalecer su capacidad de desarrollar políticas públicas.

El segundo eje plantea una actualización del Fondo del Deporte, a fin de dotarlo de mayores recursos. Como ejemplo para entender la importancia de esta amplitud del fondo, la asociación explica que mientras en 2017 se destinaron al Fondo del Deporte aproximadamente unos 14 millones de pesos, con esta ley, el Fondo hubiera tenido 276.447.680. También se establece una distinción entre los diversos clubes para que aquellos que tienen menor volumen de facturación y socios, tengan mayor acceso a recursos y herramientas por parte del Estado.

Por último, se aborda la perspectiva de inclusión social a través de la creación del “Programa de Inclusión Social y Deportiva”, que prevé, entre otras cosas, una transferencia directa mensual de 300 pesos a aquellas familias vulnerables que paguen la cuota social de algún Club de Barrio para que sus hijos hagan deporte allí.