Esta semana será clave para el gobierno de Javier Milei. Si todo sale como esperan en Casa Rosada, el oficialismo podría tener el jueves sus primeras dos leyes sancionadas y, en el mejor escenario, en sus versiones originales. Aunque con algunas modificaciones, por ejemplo, en el RIGI. Con ese objetivo en mente, durante todos los días de la semana habrá distintos encuentros entre funcionarios del Ejecutivo, los bloques aliados y los gobernadores para que el oficialismo pueda asegurarse votos y llegar a la sesión del jueves lo más cómodos posible. El objetivo central que tienen los libertarios es que el paquete fiscal sea aprobado sin los cambios que introdujeron los senadores, es decir, con la reversión del Impuesto a las Ganancias y la reforma de Bienes Personales. Para eso tendrían los votos. Por estas horas las dudas más fuertes giran en torno a qué pasará con las privatizaciones. 

Este lunes, mientras las reuniones se multipliquen para hacer los poroteos y juntar voluntades, Milei seguirá de viaje. Estará en Praga, República Checa, donde recibirá un nuevo premio a título personal, en este caso, otorgado por el Instituto Liberal. Ya recibió galardones en Madrid y en Berlín. La semana pasada, antes de irse, el Presidente tuvo un gesto distinto a los que venía teniendo y se reunió por 40 minutos en Casa Rosada con un grupo de gobernadores peronistas y un radical para garantizar votos positivos para sus leyes. Raúl Jalil de Catamarca; Osvaldo Jaldo de Tucumán; Gustavo Sáenz de Salta y Carlos Sadir de Jujuy. Al salir del encuentro ellos aseguraron, sin pruritos, que apoyarán la aprobación de las leyes "tal como las quiere el Gobierno".

Este lunes los bloques aliados del oficialismo en la Cámara de Diputados se reunirán con representantes del gobierno nacional para terminar de pulir detalles. Dentro de la UCR hay posturas muy contrapuestas, que aún no logran conciliar, y por ese motivo el martes a la mañana, después de la reunión con el gobierno, los radicales tendrán una reunión de bloque. Mientras el sector que lidera Facundo Manes tiene la intención de respetar varias de las modificaciones que hicieron sus correligionarios en el Senado, el sector que representa el presidente del bloque en Diputados, Rodrigo de Loredo, estaría más interesado en cumplir los deseos del gobierno. 

De Loredo, más allá de su acompañamiento casi incondicional a las ideas de La Libertad Avanza, en este caso dijo que estaría dispuesto a votar el el paquete fiscal en su versión original, como quieren en Casa Rosada, siempre y cuando “La restitución de la cuarta categoría sea un pedido explícito del gobierno"

En esa línea, el jefe de gabinete, Guillermo Francos, este domingo salió a realizar declaraciones radiales en las que puntualizó: “La intención es insistir con Ganancias y Bienes Personales porque favorecen a las cuentas provinciales, en el caso de Bienes Personales asociado al blanqueo, son recursos de mucha importancia”. Aún no se sabe si el jefe de gabinete asistirá a la reunión de este lunes con los bloques aliados o enviará a su representante en las negociaciones con el Congreso, el vicejefe de gabinete, José Rolandi. 

También es posible que varios gobernadores de JxC y del peronismo se reúnan con los bloques aliados para terminar de sentar postura. Dentro de JxC, por ejemplo, está el de Chubut, Ignacio Torres, que está en contra de la vuelta de ganancias, pero hay muchos otros que están deseosos de que parte de ese dinero vuelva a ingresar a las arcas provinciales y quieren presionar para que así sea. Ellos --los que están de acuerdo con el regreso de la cuarta categoría-- se juntarían este lunes con los bloques dialoguistas. El miércoles, en tanto, habría una reunión presencial en CABA de todos los gobernadores que responden a Juntos por el Cambio.

Privatizaciones, en veremos

Aún existe una gran incógnita sobre qué pasará con el capítulo de privatizaciones. En el Senado el oficialismo pudo aprobar ese apartado solo porque cedió ante los legisladores sacar del paquete privatizador a Aerolíneas Argentinas, los medios públicos y el Correo Argentino, sin embargo, una vez aprobada la ley en la cámara Alta, el gobierno se desentendió del acuerdo y dicen que están deseosos de que la Ley Bases vuelva a su versión original.

Este domingo, Francos fue sincero sobre el tema: "Claramente no teníamos los votos para aprobar lo que había salido de Diputados, es decir, no hubo un acuerdo para sacar las privatizaciones, no teníamos los votos. Pero si Diputados logra insistir estamos totalmente de acuerdo”, dijo. Luego agregó: “Si nuestros diputados fueran los que resolvieran yo te diría en que estamos de acuerdo, pero lo que va a resolver nuestro Congreso no lo tengo claro porque depende de otros bloques”.

El martes, en tanto, Francos recibirá en Casa Rosada --por separado-- a los gobernadores de JxC Marcelo Orrego (San Juan); Claudio Poggi (San Luis); Maximiliano Pullaro (Santa Fe); y Gustavo Valdés (Corrientes) para firmar convenios para el traspaso de obras públicas, que ya vienen firmando otras provincias. Y, si bien se especuló con que Milei los podría recibir, cerca del mandatario dicen que eso "no haría falta", y recuerdan que ese mismo día Milei llegará de su gira internacional. 

Más allá de lo que ocurra en el Congreso, una vez de regreso a la Argentina, el Presidente deberá terminar de definir cómo será el ingreso al gabinete de su asesor "estrella", Federico Sturzenegger. Ya prometió que le asignará un ministerio, pero se sigue dilatando su ingreso y también una reunión que ambos iban a tener antes del viaje y se postergó.

Más allá de la formalización del exfuncionario macrista, como adelantó este diario, el gobierno también avanza en la elaboración del megadecreto en el que están trabajando María Irazabal Murphy, secretaria de Planeamiento Estratégico; el secretario Legal y Técnico Javier Herrera Bravo y el titular de la unidad del gabinete de asesores del ministerio del Interior, Guillermo Roca. Con él pretenderán cambiar el organigrama del Estado y restarle importancia a la jefatura de gabinete.