Diferentes sectores sindicales lanzaron el Movimiento Obrero Santafesino
“La idea es frenar al neoliberalismo”
En Santa Fe, la CGT, la CTA, ATE y el Movimiento Sindical Rosarino conformaron el Movimiento Obrero Santafesino para enfrentar la reforma laboral del Gobierno. “No vamos a permitir que se vulneren derechos y garantías laborales”, señala el documento fundacional.
Los referentes del Movimiento Obrero Santafesino recibieron la semana pasada a CFK.Los referentes del Movimiento Obrero Santafesino recibieron la semana pasada a CFK.Los referentes del Movimiento Obrero Santafesino recibieron la semana pasada a CFK.Los referentes del Movimiento Obrero Santafesino recibieron la semana pasada a CFK.Los referentes del Movimiento Obrero Santafesino recibieron la semana pasada a CFK.
Los referentes del Movimiento Obrero Santafesino recibieron la semana pasada a CFK. 

“Más allá de nuestras diferencias, tenemos una idea clara y es frenar el neoliberalismo. Ya lo conocemos y no vamos a permitir que avance”, señaló a PáginaI12 el secretario general de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) de Santa Fe, Jorge Hoffmann. Junto a la CGT regional, la CTA de los Trabajadores y el Movimiento Sindical Rosarino, que reúnen a los gremios más fuertes y representativos de la provincia, conformaron el Movimiento Obrero Santafesino para enfrentar a la reforma previsional, tributaria y laboral que quiere imponer el macrismo. “Esto no es nada, ya están pensando en su segundo mandato y los anuncios que van a hacer” si pasa esta primera fase de la reforma, señaló Claudio Girardi, secretario general de la CGT provincial.

“Es un proceso que se venía gestando, pero el anuncio del presidente (Mauricio) Macri de la reforma laboral lo aceleró rápidamente”, explicó a este diario Hoffmann, integrante de la CTA que a nivel nacional conduce el docente Hugo Yasky. “Nos veníamos juntando para discutir y construir un temario de los trabajadores para el Consejo Económico y Social, que se hacía un día después del anuncio del Gobierno. Al final decidimos lanzar esta herramienta de la unidad del movimiento obrero para dar una respuesta al ataque a los derechos de los trabajadores”, destacó Girardi, que conduce el gremio bancario de Santa Fe.

El Movimiento Obrero Santafesino nació para defender a los trabajadores ante el avance del neoliberalismo. Los dirigentes de los gremios que componen el nuevo espacio gremial ya conocen la devastación que las políticas neoliberales dejaron a su paso durante los años 90, bajo el gobierno que encabezó Carlos Menem. El MOS cuenta con la participación de todos los gremios importantes de Santa Fe, como la CTA y la CGT, pero también del Movimiento Sindical Rosarino, el más fuerte de Rosario, las regionales cegetistas de Santa Fe, San Lorenzo, Venado Tuerto, Rafaela, Reconquista, la Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales, la Asociación de Maestros de Santa Fe y la regional Villa Constitución de la Unión Obrera Metalúrgica.

En el documento fundacional del espacio gremial, los dirigentes apuntaron que “las trabajadoras y los trabajadores santafesinos no vamos a permitir que, por favorecer a las corporaciones económicas, se vulneren derechos y garantías laborales que el conjunto de los argentinos hemos conseguido con nuestro esfuerzo y lucha durante décadas”, plantando bandera frente a la flexibilización anunciada, y destacaron que “la unidad en la acción de la clase trabajadora es el camino para defender la dignidad de los trabajadores poniéndose a disposición de todas las organizaciones sindicales de la provincia para continuar organizando este espacio de encuentro y acción”.

“Es un hecho histórico que no recuerdo tenga antecedentes. Tenemos la esperanza de que se pueda replicar en otras provincias y llegar a la unidad del movimiento obrero a nivel nacional. Cada organización mantiene su identidad, y más allá de ellas nos unimos para defendernos como clase trabajadora”, destacó Hoffmann sobre los alcances de la iniciativa santafesina en el resto del país. “Fuimos generando confianza entre los gremios y las centrales sindicales desde hace un tiempo. Es lo más trabajoso quizás, pero se puede hacer”, indicó por su parte el líder de la CGT. El primer plenario del MOS tiene fecha para el 27 de noviembre, cuando las organizaciones comenzarán a darle mayor organicidad a la estructura interna y operativa del nuevo movimiento.