Otro juez ratificó la libertad del abusador de una nena
Para sus señorías, sólo cuentan los adultos

El juez de Santa Fe Jorge Pegassano ratificó la libertad del hombre que abusó sexualmente de su sobrina de once años, ante la apelación presentada por la fiscal Alejandra del Río. Como informó el miércoles Rosario/12, el juez de cámara Jorge Andrés decidió la semana pasada la libertad del acusado de abuso sexual agravado por la falta de la partida de nacimiento que acreditara la filiación de la víctima. La situación de la nena es desesperante, en el barrio le gritan cosas, y por eso pidió mudarse, medida que ayer llevó adelante la Dirección Provincial de la Niñez. Al mismo tiempo, el papá de la nena también fue acusado de abusar sexualmente de ella, de modo que la situación suma complejidad. "El juez Jorge Pegassano acaba de ratificar la libertad, por entender que no hay riesgo procesal. Me pregunto si el riesgo procesal implica solamente fugarse o proteger los derechos del niño, porque lo que está en juego es la vida y la libertad de la niña, eso es más importante que el peligro de fuga", expresó, indignada, Analía Colombo, titular de la Defensoría de Niñas, Niños y Adolescentes, quien consideró que hubo "avasallamiento de la justicia a los derechos de la niña". 

Andrés había decidido la libertad del primer acusado la semana pasada, por la falta de la partida de nacimiento que acreditara el vínculo filiatorio de quienes instaban la acción penal. Pero cualquier persona en función pública tiene la obligación de denunciar e investigar la vulneración sufrida por una niña o un niño. Con una particularidad: en esta causa, que originalmente fue presentada por la fiscal como corrupción de menores, ya que la niña era obligada a ejercer la prostitución, la única detenida actual es la mamá de la nena. Y el papá también está acusado. De modo que sólo el Estado puede tutelar a la niña.

Colombo consideró "una vergüenza de parte de la justicia, y del defensor público, Sebastián José Amadeo, que buscan cuestiones procesales para lograr la libertad de un hombre que cometió abuso sexual, como está sobradamente acreditado en la causa, no sólo por la Cámara Gesell en la que declaró la víctima, sino también por contundentes informes médicos". Para la defensora de Niñas, Niños y Adolescentes, "hay acceso a la justicia para los adultos pero no para los niños. La nena tiene que ir a un hogar, perder el vínculo con sus hermanos, perder la escolaridad, sus amiguitas, lo poco que la vida le dejó, lo pierde".

"No puedo creer que a 27 años de la Convención Internacional de los Derechos del Niño, estemos discutiendo esto. Además, curiosamente, la única que está presa hoy es la mamá. Los jueces de Santa Fe dejan presa a la madre, y expulsan a la nena de su centro de vida", puntualizó Colombo, quien afirmó que esos funcionarios judiciales "al interés superior del niño no lo conocen".

Por su parte, la diputada provincial del Partido SI, Alicia Gutiérrez, presidenta de la Comisión de Derechos y Garantías, también cuestionó el accionar de Andrés y Pegassano. "En este caso, queda claro que al dejar en libertad al abusadora, demuestran que los niños y niñas están sin ninguna red de protección con algunos jueces y juezas, que fallan incluso violando las leyes vigentes, como la provincial de infancia 12.967, y la Convención Internacional de los derechos del niño". La legisladora manifestó su preocupación acerca de la situación de la niñez. "Queremos que todos los jueves, fiscales, etc., respeten a los niños y niñas. Hay muchas posibilidades de que al estar en libertad el abusador pueda cometer ese delito. Los funcionarios públicos estamos obligados a denunciar estos casos y no necesitamos tener ningún grado de parentesco para hacerlo, porque es nuestra función. Hay una obligación ética, moral, pero también legal".