Pase a retiro del jefe de la base naval de Mar del Plata
La primera baja
El contraalmirante Gabriel González tenía a su cargo la comandancia del Area Naval Atlántica, de la cual depende el apostadero de la fuerza de submarinos de la Armada. Solicitó su retiro de la actividad hace tres días.
Imagen: Télam

El cimbronazo que provocó dentro de la Armada la desaparición del ARA San Juan tendrá consecuencias que ya empiezan a verse: el contraalmirante Gabriel González, jefe de la base naval de Mar del Plata, apostadero del submarino al cual se le ordenó regresar cuando reportó una avería horas antes de su último contacto, pidió su pase a retiro.

"Hasta el momento de venir acá no tenía ninguna novedad", respondió el vocero de la Armada, el capitán Enrique Balbi, en la conferencia de prensa que brindó este mediodía, cuando le preguntaron por la situación de González. "Tanto el personal de la Armada en Puerto Belgrano, como en Mar del Plata y Buenos Aires están abocados a las dos responsabilidades más grandes: la búsqueda del submarino con sus 44 tripulantes y la contención a las familias, asistirlos y comunicarse con ellos", dijo Balbi.

La salida del jefe naval, sin embargo, fue confirmada por fuentes de la Marina y la propia agencia oficial de noticia Telam dio cuenta de ella. El contralmirante que solicitó su retiro fue el encargado de recibir en la base a los familiares de los 44 tripulantes del ARA San Juan, y transmitirles las novedades sobre la desaparición y la búsqueda del submarino, que había partido de Mar del Plata con destino a Ushuaia y regresaba a la base naval ubicada en esa ciudad.

González fue el encargado de transmitirles a las familias en la base de Mar del Plata la información referida al "evento anómalo y no nuclear consistente con una explosión", que se produjo en el derrotero del ARA San Juan hacia su apostadero tres horas después del último contacto que mantuvo el miércoles 15 a las 7.30. Luis Tagliapietra, padre de uno de los tripulantes del submarino, había contado que cuando viajó a Mar del Plata, las autoridades de la Armada lo recibieron amablemente, y que fue González quien le dio el pésame y destacó que su hijo "era un gran marino".

El 19 de este mes en una conferencia de prensa González había advertido que no había "clara evidencia" de que las siete llamadas satelitales fallidas de las que se hablaron durante la búsqueda, hubieran sido realizadas desde el ARA San Juan. Fue el ministro de Defensa, Oscar Aguad, quien en su cuenta de Twitter hizo ese anuncio que luego se supo que no era cierto.

Aquel anuncio de Aguad y la posterior aclaración de González dejó en evidencia la falta de coordinación y los roces entre Defensa y la Armada, que Mauricio Macri buscó maquillar ayer con su visita al Edificio Libertad, sede de la jefatura de la fuerza naval, y su pedido de que no es momento de salir a buscar culpables. 

El pedido de pase a retiro de González se hizo público a menos de 24 horas del mensaje del Presidente. El Gobierno ya tiene resuelto desplazar a la cúpula de la Armada, encabezada por el almirante Marcelo Srur. Solo es cuestión de tiempo y de que pase la crisis.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ