Primera reunión de los organismos con el presidente de la Conferencia Episcopal
“Está dispuesto a escuchar”
Antes de entrevistarse con Macri, el obispo Ojea recibió a los representantes de la Mesa de Organismos Defensores de los Derechos Humanos. Los participantes elogiaron la apertura del nuevo presidente.

Aproximadamente dos horas duró la reunión que el viernes por la mañana reunió a un grupo de representantes de la Mesa de Organismos Defensores de los Derechos Humanos con el nuevo presidente de la Conferencia Episcopal Argentina y obispo de San Isidro, Oscar Ojea. El vocero del Episcopado, el sacerdote Jorge Oesterheld, hablando en nombre de Ojea, calificó el encuentro de “muy cordial” y aseguró a PáginaI12 que “quedó abierta una puerta de comunicación y de diálogo” entre el Episcopado, a través de su presidente, y los organismos. En el mismo sentido se expresó Taty Almeida de Madres de Plaza de Mayo, Línea Fundadora, quien también participó de la reunión. En diálogo con PáginaI12 dijo que el obispo “escuchó todo lo que le expusimos con mucha atención” y afirmó que no hubo “ningún tipo de limitaciones en la agenda del intercambio”.

Del encuentro en la sede del obispado de San Isidro participaron Pablo Pimentel de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos La Matanza, Liliana García del Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos, Adolfo Mango de Familiares y Compañeros de los 12 de la Santa Cruz, Gabriela Alegre de la Asociación Buena Memoria, Adriana Taboada de la Comisión de Memoria, Verdad y Justicia de Zona Norte, Taty Almeida de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora y Lita Boitano de Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas. También estuvo en la reunión el dirigente del peronismo porteño y embajador en el Vaticano de 2014 a 2015 Eduardo Valdés.

Uno de los temas importantes del encuentro fue la reiteración del pedido de los organismos para acceder con mayor celeridad a la información que la Iglesia guarda en sus archivos respecto de los desaparecidos en la Argentina. La Iglesia local en acuerdo con el Vaticano puso a disposición sus registros sobre el tema, pero los organismos a la vez que agradecieron la apertura estiman que el procedimiento previsto es engorroso y lento. Frente al pedido de “mayor flexibilidad” y “agilidad” el obispo Ojea se mostró dispuesto a colaborar aunque admitió que “no depende solamente de mí”.

“Hablamos de todo, sin limitaciones” aseguró Adolfo Mango a PáginaI12. También de “la forma como nos trató en ocasiones anteriores la jerarquía de la Iglesia Católica”, sostuvo Taty Almeida. Y Lita Boitano relató ante el obispo Ojea su mala experiencia personal con varios obispos que no solo no prestaron atención a sus pedidos sino que descalificaron sus demandas.

Varios de los participantes sostuvieron también que “el tono cordial, distendido y cercano de Ojea” habilitó incluso manifestaciones críticas hacia la actitud de los anteriores papas frente a la situación de desaparecidos y derechos humanos en la Argentina. “Porque antes de Francisco los papas anteriores no hicieron absolutamente nada por este tema” aseguró Almeida quien sostuvo que ante esta y otras cuestiones Ojea “escuchó todo con mucha atención y respeto”. Tampoco faltaron las críticas a los obispos argentinos con nombre y apellido, y a las cúpulas del episcopado. Según un participante de la reunión el Presidente de la Conferencia Episcopal admitió la “complicidad” de la máxima jerarquía eclesiástica con la dictadura militar y señaló que los obispos están tratando de revertir los errores cometidos. Otra de las interlocutoras de Ojea aseguró que el obispo se mostró agradecido “por todo lo que estoy aprendiendo”.

La reunión fue solicitada por la mesa de Organismos de Derechos Humanos y “fue aceptada de inmediato y sin ninguna condición” por Ojea, aseguró Adolfo Mango. Esto permitió que los participantes expusieran al titular de la Conferencia Episcopal sus preocupaciones por la realidad social, política y económica del país y cuestiones referidas de manera particular a los derechos humanos. Almeida dijo que “uno de las razones que nos movió a pedir la entrevista fue la declaración que Ojea hizo a poco de ser elegido Presidente y en la que, en medio de la discusión sobre la reforma laboral, sostuvo que ‘el trabajo no es una mercancía’ “, haciéndose eco de una frase que le corresponde al papa Francisco. La integrante de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora señaló también que consideran a Ojea como un “auténtico vocero del papa Francisco”.

Es la primera vez que los organismos defensores de los derechos humanos tienen un encuentro con la máxima autoridad de la Conferencia Episcopal a pocos días de su elección y aún antes de que el Presidente del episcopado haya concretado la habitual reunión protocolar con el Presidente de la Nación, entrevista ya anunciada pero cuya fecha resta todavía definir. La Mesa de Organismos de Derechos Humanos está integrada por Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Abuelas de Plaza de Mayo, Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas, H.I.J.O.S Capital, Liga Argentina por los Derechos del Hombre, Familiares y Compañeros de los 12 de la Santa Cruz, Comisión por la Memoria, la Verdad y la Justicia Zona Norte, Asociación Buena Memoria, Asamblea Permanente por los Derechos Humanos, Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos, Fundación Memoria Histórica y Social Argentina, Comisión por la Recuperación de la Memoria Campo de Mayo y Comisión en Defensa de la Salud y los DDHH.

De la conversación tampoco quedó fuera de la agenda la preocupación en torno a la desaparición y muerte de Santiago Maldonado y la condición de presa política de Milagro Sala. Los representantes de los organismos le plantearon a Ojea las dificultades que vienen afrontando para la continuidad de los juicios contra los represores por delitos de lesa humanidad, y la desfinanciación y falta apoyo que están soportando los ex centros clandestinos de detención, hoy sitios de memoria y derechos humanos, como resultado de decisiones políticas adoptadas por el gobierno del presidente Macri.

También en la conversación Ojea les dijo a sus interlocutores que “el papa Francisco está al tanto de todo lo que está pasando en la Argentina” porque “sigue de cerca la información y los acontecimientos”. Y admitió que en el ejercicio de su función como Presidente del Episcopado buscará seguir “con fidelidad las orientaciones pastorales del papa Francisco”.

En el diálogo también se filtró una información de índole intraeclesial. Ojea admitió a sus interlocutores que “está próxima la beatificación del obispo Jorge Novak”, según le fue confiado por el propio Francisco. Novak (1928-2001), fue obispo de Quilmes y junto a Jaime de Nevares, Esteban Hesayne y Carlos Ponce de León, integró el pequeño grupo de los obispos denunciantes de la dictadura militar y defensores de los derechos humanos. 

“Salimos muy contentos” aseguró Taty Almeida, quien próximamente se verá personalmente con el papa Francisco en el Vaticano. “Es un estilo totalmente distinto, abierto y dispuesto a escuchar” subrayó tras recordar que nunca habían tenido respuesta a una carta enviada al anterior presidente de la Conferencia Episcopal, el arzobispo santafecino José María Arancedo. “Podemos calificar el encuentro de muy fructífero” dijo Adolfo Mango en el mismo sentido. “El canal de diálogo está abierto” agregó coincidiendo con lo afirmado por Ojea a través de su vocero.