La Dolfina ganó el Abierto Argentino en tiempo suplementario
Gol de oro en un equipo dorado
El conjunto de Cañuelas obtuvo el certamen más importante del mundo por quinta vez consecutiva y suma 11 en su totalidad. El duelo de ayer ante Ellerstina se definió a puro dramatismo, con un tanto convertido por Juan Martín Nero.
Los campeones levantan otra copa para seguir agrandando la historia.Los campeones levantan otra copa para seguir agrandando la historia.Los campeones levantan otra copa para seguir agrandando la historia.Los campeones levantan otra copa para seguir agrandando la historia.Los campeones levantan otra copa para seguir agrandando la historia.
Los campeones levantan otra copa para seguir agrandando la historia. 

La historia del polo se continúa ensanchando con los capítulos que viene protagonizando La Dolfina. El equipo de Cañuelas ya se transformó en una leyenda, a partir de la impronta ganadora que tienen impregnada sus jugadores. El líder, Adolfo Cambiaso, le transmitió eso a sus compañeros a medida que los iba eligiendo para sumarse a su proyecto. Y de esa manera, Juan Martín Nero, Pablo Mac Donough y David Stirling son una máquina de lograr éxitos junto al mejor del mundo. Los cuatro obtuvieron ayer el Abierto de Palermo por quinta vez consecutiva, y aumentan la cantidad de títulos del conjunto a 11. La cifra es asombrosa teniendo en cuenta que comenzó a competir en el año 2000.

La final de ayer en el certamen por excelencia no fue una más, y se definió a puro dramatismo en chukker suplementario, con gol de oro convertido por Nero. El campeón llegó a esa instancia luego de desaprovechar una ventaja de cuatro goles, debido a que en el séptimo llegó a tener una diferencia de 13-9. La reacción de Ellerstina estuvo cerca de convertirse en milagro, sobre todo cuando en el octavo marcó los tres goles que le permitieron llegar a la igualdad, y llevar más suspenso en la tarde de La Catedral.

Pero justamente un ex jugador de Ellerstina fue el que le puso fin al sueño del equipo de General Rodríguez, y cuando habían pasado un poco más de un minuto, marcó el gol definitorio y la euforia se fue para el otro lado.

Pero antes de que todo eso ocurriera se vio un encuentro muy luchado, friccionado, e inclusive con algunos cruces entre los polistas. El uruguayo Stirling estuvo cara a cara con Gonzalo Pieres por una acción peligrosa, y fueron separados por el resto para que sólo quedara en un cruce de insultos. El propio Cambiaso se enojó más tarde con Stirling, por un error que cometió cuando intentó despejar la bocha y la tiró por arriba de las tablas. Esas dos situaciones fueron el reflejo de que los nervios y la ansiedad también tuvieron su lugar en la gran final.

Con el triunfo de ayer, La Dolfina finaliza otra temporada casi perfecta, debido a que apenas perdió un solo –igual que el año pasado– encuentro, la semifinal de Hurlingham ante Alegría. Con este nuevo logro, La Dolfina supera a Ellerstina en finales del Abierto Argentino 8-3. Desde 2005 hasta ahora, el campeón no salió de esos nombres: 13 finales que le dieron 10 títulos a La Dolfina y tres a Ellerstina. El último ganador fuera de ellos es Indios Chapaleufú II, en 2004.

Con la formación actual, La Dolfina ganó 16 de 21 torneos de Triple Corona desde 2011, y tiene un registro de 74 victorias y sólo cinco derrotas. En esta edición del Abierto, la 124°, Cambiaso pasó la barrera de los 100 partidos (102) y la de los 900 goles. Un ganador en un equipo de ganadores. Por todo ello, La Dolfina continúa festejando y el mundo del polo se le rinde a sus pies.