La abuela y la nieta

“Realmente algo impensado me llegó de pronto, estoy todavía soñando”, dijo la abuela Blanca Díaz de Garnier, desde Concepción del Uruguay. Contó que escribe poesía y que hizo algunos poemas “con la esperanza latente” de encontrar a su nieta. “Cuando veía de otras personas que tenían esa felicidad, siempre pensé… y llegó el momento felizmente”, manifestó y expresó: “Me pareció un sueño cuando la señora Estela me llamó ayer a la tarde”. La mujer hablaba con el programa “La Inmensa Minoría” en Radio Con Vos. Y ahí entró en la conversación Adriana, su nieta, a quien todavía no conoce personalmente. “Hola, abu”, dijo con emoción en su voz. “¿Cómo te sentís en estos momentos, feliz?”, le preguntó Blanca. “Uy sí, tengo una abuela, imaginate. Con 40 años, nunca se me cruzó la posibilidad de volver a decir abuela”, respondió la mujer, hija de Edgardo Garnier y Violeta Graciela Ortolani, ambos aún desaparecidos. “La voz me parece como que la hubiera escuchado siempre”, sostuvo emocionada la abuela Blanca. “Tengo una abuela, no lo puedo creer. Una abuela piola, se nota”, dijo la nieta recuperada. “Vamos a recuperar el tiempo perdido”, le respondió Blanca.