La Corriente Federal, Pablo Moyano y las dos CTA “en defensa del derecho y la democracia”
Apoyo sindical para Cristina Kirchner
Las organizaciones nucleadas en la Multisectorial Federal sacaron un documento referido al pedido de detención a la ex presidenta. Sostuvieron que se judicializaban decisiones políticas y se violaban garantías individuales.
Este agrupamiento sindical movilizó cerca de 200 mil personas en la Plaza del Congreso contra las reformas.Este agrupamiento sindical movilizó cerca de 200 mil personas en la Plaza del Congreso contra las reformas.Este agrupamiento sindical movilizó cerca de 200 mil personas en la Plaza del Congreso contra las reformas.Este agrupamiento sindical movilizó cerca de 200 mil personas en la Plaza del Congreso contra las reformas.Este agrupamiento sindical movilizó cerca de 200 mil personas en la Plaza del Congreso contra las reformas.
Este agrupamiento sindical movilizó cerca de 200 mil personas en la Plaza del Congreso contra las reformas. 

“Ante la subversión del orden constitucional, en defensa del estado de derecho y la democracia” es el título del documento que consensuaron la Corriente Federal de Trabajadores (CFT), las dos CTA, el secretario Gremial de la CGT, Pablo Moyano junto a una serie de regionales de la central obrera y organizaciones sociales, en referencia al pedido de desafuero y posterior detención de la senadora Cristina Fernández de Kirchner. El texto de la Multisectorial Federal, como se denomina este nucleamiento, sostiene que la decisión de la justicia federal “configura una estrategia destinada no solo a destruir toda oposición real sino también restringir la libertad que requiere la vida en democracia”. En ese sentido convocan a la unidad y movilización popular.

Los referentes de ese grupo que integran, además de Moyano, el titular de La Bancaria, Sergio Palazzo, Héctor Amichetti (gráficos) y Horacio Ghilini (docentes privados) por la CFT, Hugo Yasky y Pablo Micheli por las dos CTA, más las organizaciones sociales como la CTEP y Barrios de Pie, entre otros, redactaron casi a contra reloj el documento que se conoció cuando ya había comenzado la marcha en Plaza de Mayo para repudiar las detenciones ocurridas en la madrugada de ayer y la pretensión contra CFK.

Además de expresar el repudio y la preocupación “por la gravedad que reviste la utilización arbitraria de resoluciones judiciales”, la Multisectorial advirtió que lo ocurrido demuestra la decisión de judicializar decisiones políticas que “no son susceptibles de serlo y la violación en todos los casos de las garantías individuales”. 

El documento advierte que esta sucesión de hechos es la prueba de que “se está subvirtiendo el orden constitucional que coloca a la sociedad en una estado de absoluta vulnerabilidad ante los poderes fácticos”. Por otra parte remarcan que hay un retorno a otros tiempos de la sociedad argentina al señalar que “hay persecución de opositores, organizaciones sociales y sindicales. Una muestra de esto es que ya hubo dos asesinatos y crece el número de presos políticos”.

El último miércoles de noviembre este agrupamiento movilizó cerca de 200 mil personas a la Plaza de los Dos Congresos para rechazar los proyectos de reforma laboral, fiscal y previsional. A partir de allí comenzaron a funcionar como multisectorial que ahora con este documento se preparan para nuevas marchas durante el transcurso de este mes. 

El texto acordado no olvida esta situación y en ese sentido señala que fruto de “una participación decisiva de las corporaciones” el gobierno de Mauricio Macri “impulsa medidas que perjudican a las mayorías”. Esa coordinación es la busca desarticular la oposición a estos proyectos que incluye “extorsiones e inclusive el bloqueo en los medios de toda información negativa sobre su proceder”.

La Multisectorial advierte además sobre una peligrosa anulación de la separación de poderes que “confluye en el tiempo con la maniobra de imponer en ambas cámaras del Congreso de la Nación la sanción de legislación que degrada los derechos constitucionales, laborales y previsionales de los trabajadores con o sin empleo formal, de nuestros jubilados, de nuestros niños, en definitiva de los sectores más débiles de nuestra sociedad”.

Por otra parte, la Corriente Federal de Trabajadores no descuidó el rol que consideran que debería jugar la CGT ante esta coyuntura. Es por ello que ayer le enviaron a la conducción de la central obrera un pedido de “urgente reanudación” del Comité Central Confederal que pasó a cuarto intermedio en octubre pasado. La carta dirigida al triunvirato que integran Héctor Daer, Juan Carlos Schmid y Carlos Acuña solicita que en el ámbito del CCC es el Consejo Directivo el que debería informar sobre “el resultado de las negociaciones realizadas con el gobierno en relación con la reforma laboral y otros temas pendientes, como el de las obras sociales”.

En otro párrafo de la misiva la CFT sostiene que ante el público rechazo a las reformas previsional y tributaria por parte del triunvirato la Corriente “desea mancomunar esfuerzos con el plan de acción que decida implementar para impedir que esos proyectos sean ley”.