The Last Internationale hasta las últimas consecuencias
“El rock une a las personas”
Con ideas comprometidas y música fuerte, la cantante Delila Paz y el violero Edgey Pires sostienen en esta banda yanqui la importancia discursiva del rock, aunque ya no represente ningún peligro.

Una de la bandas neoyorquinas con más power de la actualidad aterrizará nuevamente en suelo porteño para tocar este domingo 17 en Niceto Club. Comandados por la cantante Delila Paz y el guitarrista Edgey Pires, The Last Internationale volverá después de haber entrado casi por la ventana a la edición 2015 del Lollapalooza, debido a la baja de NOFX. “Lo que más me gustó fue el entusiasmo de la multitud. No solo cantaban nuestra música, ¡también el solo de guitarra! Creo que fue uno de los mejores momentos de mi vida tocando en vivo”, recuerda la cantante.

Luego de We Will Reign y de un reciente unplugged, estuvieron todo el año centrados en la grabación de Soul on Fire, que saldrá a la luz a principios de 2018, y aseguran que hicieron el mejor disco que pudieron. “Reconocimos nuestras raíces y decidimos volver a los orígenes, a lo que realmente nos inspiró. Nos redescubrimos y estamos muy orgullosos del disco. Es muy moderno, pero con influencias muy antiguas. Algunas canciones son muy heavys, es mucho más oscuro que el primero”, reconoce Edgey. A lo que Delila completa: “Fuimos más profundos en la poesía y creo que mejores como músicos. Pudimos ser más creativos, expandirnos y fue realmente emocionante”.

Partiendo de su nombre y repasando sus poderosas letras, The Last Internationale se refleja como un grupo comprometido, aunque le escape al mote de banda política. “Creemos importante evolucionar y desarrollar ideas para cada álbum que venga. La idea de una banda política nos parece bastante extraña porque no la vemos como una categoría separada o algo que uno hace para sentirse mejor, moderno o genial. Es importante que el artista sea genuino y tenga un enfoque artístico; que hable con su mente y diga lo que siente. El rock and roll ya no es un peligro, se ha vuelto complaciente y corporativo”, asegura Edgey. Y Delila continúa: “Como mujer y cantante principal, creo importante hablar en contra de la presión, incluso si no sale bien o parece algo incómodo al principio”.

La Internacional fue un lugar de reunión de grandes dirigentes que luchaban por la liberación de los oprimidos. Y en un momento donde se impone lo políticamente correcto en el rock, estos músicos recitan con qué artistas compartirían una Gran Internacional. “¡Muchos! Víctor Jara tiene un poder maravilloso. Y definitivamente Charlie Chaplin, para que el movimiento tenga sentido del humor”, arranca Delila. “Gil Scott-Heron, Woody Guthrie por su credibilidad para escribir canciones folk, maestros del riff como Tom Morello, Bruce Springsteen, Zeca Afonso o Robert Johnson”, agrega el violero.

“Desde que tengo memoria escuché historias y vi gente protestando en la calle. Siempre ha habido una comunidad que intentaba tener una voz”, recuerda la cantante. Y Edgey concluye: “El rock es una unificación entre las personas”.

* Domingo 17/12 a las 19 en Niceto Club, Niceto Vega 5510.

Audiovisual
Audiovisual
Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ