La Cámpora cuestionó la “campaña de difamación contra dirigentes sindicales”
“Apretar para precarizar”
La organización kirchnerista expresó su rechazo a los “aprietes públicos contra referentes sindicales” de parte del Gobierno y sus medios afines. Mencionó las situaciones de Víctor Santa María y Hugo Moyano y remarcó que las campañas se dan “en la antesala de la discusión por la flexibilización laboral”.
Imagen: EFE

“Disfrazándola de ‘investigación periodística’, el Gobierno ha puesto en marcha una campaña de difamación contra dirigentes sindicales que consiste en "filtraciones" selectivas de datos que provienen del Régimen de Sinceramiento Fiscal impulsado por la propia administración macrista”, denunció La Cámpora a través de un comunicado.

La organización kirchnerista sostuvo que esa campaña de “aprietes públicos” busca “doblegar a aquellos dirigentes que presenten algún signo de resistencia a las políticas de ajuste contra la clase trabajadora”.

Menciona el caso del dirigente Víctor Santa María durante el fin de semana y suma el de Hugo Moyano. “En su edición de hoy, el diario La Nación publicó un ‘informe’ (sic) de la Unidad de Información Financiera (UIF) sobre las cuentas que abrieron los hijos de Liliana Zulet, esposa de Hugo Moyano, para ingresar al Régimen de Sinceramiento Fiscal”, explica el comunicado que remarca que se trata de información que no puede hacerse pública.

Para La Cámpora, esas maniobras se dan en “la antesala de la discusión por la flexibilización laboral”. “El brutal ajuste que quieren instalar no se logra sin represión y disciplinamiento. Por eso ejecutaron una cacería hacia dirigentes opositores haciendo un uso ilegal y arbitrario de la prisión preventiva. Ahora pretenden emplear los mismos métodos con la dirigencia sindical”, completó la organización.