En los penales, Gimnasia derrotó a Independiente tras igualar en cero
Lobo feliz en Mar del Plata
El equipo de Holan lució mejor en la primera etapa y los de Sava se mostraron superiores en el complemento, pero a los dos les faltó contundencia para aprovechar las pocas situaciones que generaron. Por eso necesitaron ir a los penales para que el trofeo tuviera dueño.

Independiente arrancó el año con una derrota por penales, al caer anoche en Mar del Plata frente a Gimnasia, luego de empatar sin goles en los noventa minutos reglamentarios.

Más allá de comenzar el partido con dos debutantes (Brítez y Romero) y con una formación donde predominaron habituales suplentes, Independiente mostró la impronta que lo llevó a la conquista de la Copa Sudamericana, en el final del año pasado. Intensidad, presión constante sobre la salida del rival, verticalidad para progresar en ataque. Ese es el libreto que Holan internalizó en los hombres del Rojo. Con esos recursos enfrentó a Gimnasia, que tuvo en el banco por primera vez a Sava y que  volvió a depender mucho de lo que pudo hacer Alemán, con sus remates de media distancia y el manejo de la pelota parada. Precisamente, el zurdo uruguayo generó la única situación con peligro de gol, sobre los 15 minutos, cuando intentó convertir  olímpico un corner, pero Campaña adivinó y resolvió de modo acertado.

Con el correr de los minutos de esa etapa inicial el trámite se hizo intrascendente. El equipo de Holan combinaba bien hasta tres cuartos, pero en los últimos metros carecía de precisión para vulnerar la última línea del Lobo, mientras que los de Sava se prodigaban en defensa, pero en ataque mostraban pocas variantes. Por eso el empate en cero con el que se fueron al descanso.

El complemento arrancó con una ocasión clara para Gimnasia, por un desborde de Dibble, quien envió un centro que Niell no llegó a conectar de cabeza. Esa llegada fue el comienzo del mejor momento del conjunto de La Plata, que maniató a Independiente, le quitó ritmo y le tapó los circuitos de juego. El Lobo hizo los méritos, pero careció de contundencia para marcar la diferencia. Y como Independiente sólo generó una chance en ataque (un centro de Romero que Albertengo no pudo alcanzar a puntear), debieron ir a los penales para que la Copa Schneider tuviera un dueño. Y en esa definición, los jugadores de Gimnasia tuvieron una puntería impecable, convirtieron los cinco tiros desde los once pasos y lograron que el ciclo del Colorado Sava empezara con un trofeo bajo el brazo.


0 Independiente (3)
Campaña; Britez, Barreto, G. Silva, Sánchez Miño;  Blanco, Domingo, J. Gutiérrez; B. Romero; Albertengo, J. M. Martìnez.
DT: Ariel Holan.

0 Gimnasia (5)
Martín Arias; Oreja, Guanini, Alderete, Licht;  Rinaudo, Colazo; Dibble, Alemán, Noble; Niell.
DT: Facundo Sava.

Estadio: José María Minella (Mar del Plata).
Arbitro: Darío Herrera.
Cambios:  14m Bonifacio por Licht (G); 50m Bolívar por Noble (G), 58m C. Ortiz por J. M. Martínez (I),  65m Togni por Blanco (I),  78m E. Ramírez por Dibble (G), 79m Faravelli por Colazo (G), 85m Molina por B. Romero (I).
Penales: Para Gimnasia convirtieron Alemán, Niell, Faravelli, Bonifacio y Alderete. Para Independiente marcaron Silva, Brítez y Albertengo, mientras que Ortiz falló tirando por arriba del travesaño.


 

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ