Mensaje confuso

Aunque parezca mentira, Donald Trump les causó un momento de zozobra a los representantes de la Cámara Baja que votaron a favor de la prolongación del artículo 702 de la FISA el jueves pasado. La adicción del presidente de EEUU a interactuar en su cuenta de twitter, hizo que mandara un mensaje en caliente contra la norma: “La Cámara vota hoy sobre la controvertida Ley FISA. Es la ley que puede haberse usado, con ayuda del falso y desacreditado expediente, para vigilar y abusar de la Campaña Trump por la administración anterior y otros?”. Una hora y media más tarde, tuiteó su apoyo a la ley diciendo que “la votación de hoy es sobre la vigilancia extranjera de los delincuentes extranjeros en territorio extranjero. ¡Lo necesitamos! ¡Hazte inteligente!”. La vocera de la Casa Blanca, Sarah Hackabee Sanders, salió en defensa de Trump cuando empezaron a cuestionarle sus mensajes contradictorios los periodistas en rueda de prensa y les respondió que el presidente no estaba confundido “pero algunos de ustedes lo están”. Cerró con un breve comentario en la Casa Blanca admitiendo que Trump “tiene algunas preocupaciones respecto al programa FISA”.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ