Medios y comunicación
Una rara “pluralidad”
Washington Uranga presenta un estudio de los trabajadores de Télam dando cuenta de los criterios periodísticos utilizados en la agencia estatal para informar sobre el conflicto en los medios públicos.

El 76,9 por ciento de los cables emitidos por la agencia oficial Télam respecto del conflicto en los medios públicos tiene como sujeto de la información al propio gobierno;  el 92,28 por ciento de las noticias producidas por la misma agencia tiene una única fuente que, por lo general, es la oficial. Los datos surgen de un estudio realizado por el “Consejo de redacción de la agencia Télam”, una iniciativa nacida de los trabajadores con el respaldo del Sindicato de Prensa de Buenos Aires (Sipreba). La tarea es una forma más de expresar el punto de vista de quienes trabajan en la comunicación, aprovechando sus capacidades profesionales para expresarse de manera crítica acerca de los contenidos de los medios en los que se desempeñan. Esto permite afirmar a los periodistas y las periodistas de Télam que en el 84,62 por ciento de los casos estudiados la agencia estatal “no hace mención a la voz de los sindicatos, a pesar de que el eje del conflicto es, precisamente, de naturaleza laboral”.

DIVERSIDAD DE FUENTES  Porcentaje
Una sola fuente  92,28%
Más de una fuente 7,72%  

 

SUJETO DE LA NOTICIA  Porcentaje
Funcionario del gobierno  76,9%
Delegados de medios públicos  15,38%
Otros  7,69%

Esta iniciativa de análisis surgida de la organización de los trabajadores constituye una forma novedosa de intervención en el debate comunicacional, en tiempos en que comunicación y política se cruzan hasta confundirse, aunque esta realidad se niegue de manera sistemática desde las filas oficiales. Se trata de otra manera de visibilizar frente a las audiencias ciudadanas la realidad de lo que sucede en los medios públicos cuya continuidad de ve seriamente amenazada por la políticas del gobierno que encabeza Mauricio Macri.    

Con datos a la vista, el estudio pone en evidencia la falta de pluralidad en la producción de la noticia, contradiciendo el criterio de pluralidad de voces que el Gobierno proclama pero que no lleva a la práctica. “Desde que se inició el conflicto en los medios públicos –sostiene el informe–, en noviembre de 2017 con el plan de retiros voluntarios en la estructura que alcanza a TDA, Encuentro y Paka Paka, y que luego se extendió a los medios ‘tradicionales’ bajo gestión estatal (TV Pública y Radio Nacional) con la divulgación de la contratación de una consultora especializada en planes de retiro, Télam emitió 58 cables sobre la actividad de esos medios, de los que sólo en el 22,36 por ciento de los casos hay referencia a alguna situación conflictiva”.

Sin embargo, señala el trabajo del Consejo de Redacción de los trabajadores de la agencia estatal, “en los casos en que Télam sí hace referencia –central o marginal– al conflicto de los medios públicos, en el 76,9 por ciento de los casos el sujeto de la noticia es un funcionario del propio gobierno”. Resulta entonces que  “es el gobierno el que anuncia, informa o desmiente, aun si se trata de desmentir una información que el propio servicio jamás había reflejado”. Solo en el 15,38 por ciento de los casos los sindicatos de los medios públicos fueron el eje de la noticia en los cables de Télam.

Aseguran los profesionales de la agencia estatal que “cada vez que una noticia se origina en un actor social que el gobierno identifica como opositor, desde la gerencia periodística se proclama, como fórmula absoluta, la teoría de ‘las dos campanas’: sin la contraparte oficial, el cable no sale”. Pero, “si la voz oficial no quiere hablar, el cable no se publica”. Por el contrario, el estudio pone de manifiesto que cuando la noticia tiene su origen en los voceros oficiales no se aplica el mismo criterio. “Nunca es requisito balancear la voz oficial” se afirma.

  Según se establece en el mismo informe “el Sindicato de Prensa de Buenos Aires, el único sindicato presente en los tres medios tradicionales bajo gestión estatal (Télam, TV Púbica y Radio Nacional), aparece citado apenas en el 5,1 por ciento de los casos”. Lo mismo sucede con el Sindicato Argentino de Televisión.

  Un dato sumamente interesante surge a su vez del estudio. Apenas el 30,7 por ciento de los cables vinculados a medios públicos se originaron en un redactor de la agencia. “El resto –se señala– fue elaborado directamente en la gerencia, el directorio o por personal jerárquico afín al gobierno que no tiene por función habitual redactar cables”.  

CONTENIDOS
Modernización/renovación  21,70%
Austeridad 17,36%
Críticas a sindicatos 13,02%
Cesantías 13,02%
Corrupción 8,68%
Otros  26,22%

    

    

    

     

  

Siempre refiriéndose al conflicto planteado en los medios el públicos, el tema más recurrente en los cables de Télam es la “modernización/renovación” de las estructuras”, que alcanza menciones en el 21,70 por ciento de los cables sobre el conflicto; seguido por la “austeridad” (17,36).

Se trata, sin duda, de una rara aplicación del concepto de pluralidad de voces puesto en práctica por el oficialismo en la agencia estatal.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ