Legal, libre, seguro, gratuito
SALUD El aborto es un derecho, el derecho que ejercen todas las personas con capacidad cuando no se quiere seguir adelante con un embarazo. Y además, es perfectamente legal cuando el embarazo pone en riesgo la salud integral de la mujer –ese equilibrio entre salud psíquica y física– o cuando es producto de una violación o cuando el feto es inviable. Sin embargo, la simple voluntad de decidir sobre el propio cuerpo todavía no cuenta y por eso no se sanciona el proyecto de ley que este año será presentado por séptima vez. El aborto legal está obturado por los prejuicios y las creencias religiosas y eso tiene un resultado concreto: en 2016 murieron 46 mujeres por la clandestinidad, el 76,7 por ciento de ellas en hospitales públicos. Ese porcentaje marca la diferencia de clase de las víctimas que además se acentúa según los territorios: en Formosa, una mujer tiene ocho veces más riesgo de morir por un embarazo no deseado que en Buenos Aires. El tiempo llegó, toda la información sobre aborto tiene que estar disponible y la legalidad tiene que protegernos a todas.
Imagen: Josefina Nicolini

¿La clandestinidad del aborto mata?: SI

En Argentina, durante el 2016, murieron 46 mujeres por embarazos terminados en abortos. Esas 46 personas perdieron la vida sin ninguna razón para su muerte. Si el aborto fuera legal, seguro y gratuito estarían vivas, igual que en Uruguay, donde ninguna mujer muere por una intervención sin riesgos. El gatillo conservador de la clandestinidad quita la vida. No estaban enfermas, ni se infectaron, ni tuvieron un accidente. Murieron por ser mujeres en una sociedad que incita al sexo pero arrincona a quienes abortan a una ruleta rusa. 

¿La mortalidad materna es una deuda con las mujeres?: SI

La tasa de mortalidad materna (embarazo, parto o puerperio) en Argentina es de 3,4 muertes cada 10.000 nacimientos, según cifras del 2016, del Ministerio de Salud de la Nación. Argentina se había comprometido, en el 2000, en la firma de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), de Naciones Unidas, a bajar la tasa a 1,3 cada 10.000 nacimientos en el 2015. Sin embargo, quedo en default con la salud pública, en un compromiso internacional, y los actuales indicadores son tres veces más altos que los que se habían firmado como meta. La principal causa individual de muerte de mujeres gestantes (que el Ministerio de Salud llama Mortalidad Materna en todos los casos) son las consecuencias del aborto. 

¿Se mueren igual las mujeres en el sector público que en el privado?: NO

Las diferencias de clase son notorias en el acceso a la salud. El 76,7 por ciento pierde la vida en hospitales públicos; 13,95 por ciento en establecimientos privados; 7 por ciento en el domicilio particular y 2,33 por ciento en otros lugares. Por lo que 33 de las víctimas de los femicidios por la clandestinidad del aborto son desclasadas de la medicina privada y apenas seis accedieron a sanatorios privados. Además, 3 fallecieron en su casa (cuando podrían haber sido atendidas en el hospital) y una en otro lugar (hay mujeres que van a abortar a albergues transitorios u hoteles o consultorios con clínicas clandestinas), según cifras del Ministerio de Salud de la Nación. 

¿El riesgo es el mismo para las mujeres de todo el país? NO

En Formosa la mortalidad materna es de 12,3 muertes cada 10.000 nacimientos. En la Ciudad de Buenos Aires, en cambio, es de 1,5 cada 10.000 nacimientos. Una mujer formoseña tiene ocho veces más riesgo de morir por su embarazo que una porteña. 

¿El problema de la clandestinidad es igual para las mujeres de todas las edades? NO

La mayor cantidad de muertes se da entre los 25 y 35 años porque es el pico de la edad fértil. La esperanza de vida, en la Argentina, es de 79 años. Por lo que, a diferencia, de otras enfermedades ligadas al avance de la edad, la clandestinidad del aborto mata a mujeres que todavía tienen 45 años, promedio, de vida por delante. 

¿La mortalidad por aborto es un problema de salud pública?: SI

“Son todas muertes evitables y prevenibles. Con medidas costo efectivas podes no tener ninguna muerte”, define la médica Mariana Romero,  investigadora del Centro de Estudios de Estado y Sociedad (CEDES) y CONICET e integrante de la Red de Acceso al Aborto Seguro (REDAAS). 

¿Las muertes por aborto son muy pocas en las causas de defunciones femeninas y no constituyen un problema? NO

“Es un argumento espurio. Las decisiones de salud pública no se toman por el número final de muertes. Si trabajas en la prevención de embarazo no planificado y en las muertes maternas por aborto, con una medida que cuesta poco, tenes un impacto muy grande. Ese es el razonamiento en salud pública”, explica Romero.

¿El uso de Misoprostol bajo la mortalidad materna? SI

“En Argentina el Misoprostol generó una disminución de la mortalidad y de las internaciones hospitalarias por complicaciones asociadas a los abortos inseguros”, asegura el ginecólogo Julián Rodríguez Prassolo, de la Red de Profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir.

¿Las mujeres que mueren por abortos no tienen hijos? NO

“Cuando una mujer fallece quienes más sufren son los niños/as. Sus hijos/as sobrevivientes tienen de tres a diez veces más probabilidades de morir en los dos años siguientes que los niños que cuentan con ambos padres. Asimismo esos chicxs tienen menos chances de acceder a la salud y educación durante su desarrollo, según un estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre el impacto de las muertes maternas”, explica Romero. 

¿En Latinoamérica no se puede pedir mortalidad cero por abortos? NO

“En Uruguay no hay muertes por complicaciones de aborto y una puede atribuir ese efecto a la interrupción legal del embarazo acompañado de servicios disponibles de salud sexual y reproductiva en el sector público”, compara Romero.

¿Se puede implementar un modelo de mortalidad cero como en Uruguay? SI

“En Rosario, desde 2012, no hubo muertes por aborto y no se han vuelto a ver complicaciones como el Sindrome de Mondor que es gravísima”, grafica el ginecólogo Daniel Teppaz, Coordinador Salud Sexual y Reproductiva de la Secretaria de salud de la Municipalidad de Rosario. ¿El secreto? Se realizaron 600 Interrupciones Legales del Embarazo (ILE) de todas las edades gestacionales. “Desde el 2012 se comienza a comprar Misoprostol y a ser provisto de manera gratuita a las mujeres y a ofrecer la técnica de Aspiración Manual Endouterino (AMEU) y, de un promedio de 600 internaciones por complicaciones de aborto, se paso a 169 internaciones, en 2016. La mayoría de los casos se resuelven en el primer nivel de atención”, detalla Teppaz.

¿En la Argentina el aborto está prohibido? NO

En Argentina el aborto es legal por causales. Y las causas son amplias: salud (comprendida integralmente tanto en el sentido físico como emocional), por inviabilidad del embarazo, por el riesgo para la vida y por violación.

¿El aborto legal por causales se hace pero en silencio? SI

“En muchos países hay aborto legal por causales. Pero acá no está acompañado ni por políticas públicas, ni por la difusión adecuada. Entonces quienes deben hacer llegar este derecho a la gente se hacen los distraídos y miran para otro lado”, señala Gabriela Luchetti, ex jefa de de Ginecología del Hospital Castro Rendón, de Neuquén y responsable –junto a Ruth Zurbriggen–de la Cátedra Libre: “El aborto: abordajes desde los derechos humanos y la salud integral”

¿Hubo avances en el derecho al aborto? SI

“El Protocolo para la Atención Integral de Personas con Derecho a la Interrupción Legal del Embarazo”, del Ministerio de Salud de la Nación fue un avance en la política pública. Y las mujeres deberían recorrer el camino que está indicado en esa normativa”, indica Luchetti. 

¿En la actualidad se puede mejorar el acceso de las mujeres a la Interrupción Voluntaria del Embarazo? SI

“Con el modelo actual, podría hacerse mucho. Pero en la mayoría de los lugares el corrimiento del Estado y el permiso indiscriminado de objeción de conciencia se transforman, muchas veces, en barreras infranqueables para las mujeres. Por otro lado, hay que acompañar con la provisión de Misoprostol, Mifepristona y Aspiración Manual Endouterina (AMEU)”, sugiere Teppaz.

¿Todos los servicios de salud son iguales? NO

“El camino puede ser muy distinto según el hospital, el centro de salud, el servicio o la persona que atienda. Las variables intervinientes para que se cumpla este derecho pueden ser infinitas, pero en su mayoría son negativas y obstructivistas”, advierte Luchetti y recomienda:”Si una mujer quiere abortar lo que mejor funciona es el boca a boca para saber si un servicio es amigable”. Por eso, hay que informarse e ir con profesionales de la salud con referencias de amigables. “Hay que buscar instituciones amigables en el asesoramiento y en que no hagan la denuncia. Si se averigua, se sabe. Hay que intentar estar acompañada por instituciones, por algún médico o por las Socorristas que hacen cosas maravillosas”, sugiere Mario Sebastiani, ginecólogo del Hospital Italiano y autor del libro “Aborto legal y seguro”, de Editorial Planeta. 

¿Hay que informar sobre el derecho al aborto legal por causales? SI

“Hoy por hoy no hay carteles en los hospitales anunciando que se hacen interrupciones legales del embarazo o avisando a las mujeres que tienen derecho. El silencio es lo que les funciona a los antiderechos por eso tenemos que gritar cada vez más fuerte y difundir. En el Hospital Castro Rendon se puso información sobre la interrupción legal del embarazo”, anuncia Luchetti.

¿Se puede pedir un aborto legal sin miedo de ir presas? SI

“Pedir un aborto legal es una práctica completamente legal. No hay ningún tipo de ilícito”, afirma Sabrina Cartabia Groba, abogada feminista de Red de Mujeres. 

¿En el hospital pueden denunciar a las mujeres que van a pedir un aborto o con un aborto en curso? NO

“Ningún médico y ninguna institución puede denunciar a una mujer, que tiene derecho a su privacidad, porque va a ser retrucado con otra denuncia por violar el secreto profesional”, subraya Sebastiani. “Las mujeres que van a pedir asistencia por un aborto espontáneo o provocado no tendrían que ser nunca denunciadas por el secreto profesional. Pero en Salta, Santiago del Estero y San Juan son lugares donde se denuncia a las mujeres porque van con abortos espontáneos y se las investiga. La ley es muy clara. No se puede denunciar a las mujeres y hay que respetar el secreto profesional. Pero la aplicabilidad de la norma no es plena”, objeta Cartabia Groba. 

¿Se puede denunciar el maltrato en los servicios de salud? SI

“Es importante alentar a que quienes tuvieron experiencias de maltrato que retengan la mayor información posible para cursar la denuncia correspondiente cuando sientan que puede hacerlo. Desde Fundación Huésped desarrollamos la herramienta donde.huesped.org.ar que permite encontrar y calificar servicios de salud Sexual y reproductiva y espacios que brinden Interrupción Legal del Embarazo. Una parte importante es la de calificar y compartir experiencias. Esto es lo que nos va a permitir conocer qué centros son efectivamente amigables para ayudar a otras personas que buscan interrumpir un embarazo, a saber con qué se pueden encontrar y evitar malos momentos. Las demoras innecesarias en la atención, el brindar información falsa o negarse a realizar la interrupción del embarazo son actos que pueden ser sancionados administrativa, civil y/o penalmente”, precisa Mar Lucas, Directora de Programas de Fundación Huésped.

¿Es necesario llevar la denuncia judicial en casos de violación? NO

“En un centro de salud no pueden solicitarte autorización judicial, la causa de la interrupción del embarazo la certifica un profesional de la salud. En los casos de violación tampoco se necesita denuncia policial o judicial, solo se requiere una declaración jurada que deje constancia de que el embarazo es producto de una violación”, apunta Lucas. 

¿La objeción de conciencia puede obstaculizar la interrupción voluntaria del embarazo? NO

“En el Protocolo Para la Atención Integral de las Personas con Derecho a la Interrupción Voluntaria del Embarazo dicen que la objeción de conciencia tiene que ser siempre personal, pero no institucional y si un médico objetor recibe a una paciente tiene la obligación de darle información y encontrar quien le haga el aborto y sino hacerla. La verdad es que no se los obliga y son muchos los que se declaran objetores”, informa la ginecóloga Stella Manzano, especialista en medicina legal e integrante de la Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito. 

¿Hay que hacer un control post aborto? SI

“Si la interrupción es en el primer trimestre, con medicamentos y la mujer es sana el control está indicado recién a los catorce días o antes si han quedado situaciones pendientes o algo anda mal”, refiere Luchetti.

¿Hay que pedir anticonceptivos después de un aborto? SI

“El mayor valor de la visita post aborto es que se trata de una ocasión ideal de alta motivación para la adopción voluntaria de un método anticonceptivo”, valora Luchetti.

¿El acceso a Misoprostol es igual en todo el país? NO

“Es muy distinto en cada municipio del país, en la mayoría de las provincias no se cuenta con disponibilidad de Misoprostol en los centros de salud y en muy poca cantidad en los hospitales. Solo en algunos municipios como Rosario, Ciudad Autónoma de Buenos Aires y Morón los centros de salud tienen disponibilidad de Misoprostol para interrupciones legales de los embarazos”, detalla la médica Ana Paula Fagioli la Red de Profesionales de la Salud por el derecho a Decidir.

¿El Misoprostol es riesgoso? NO

“La utilización de Misoprostol ambulatorio no pone en riesgo ni la vida, ni la salud, ni la fertilidad. Las complicaciones que se pueden presentar no son muy frecuentes y tienen una rápida resolución en un centro de salud. La complicación más frecuente son el sangrado abundante (cuando en un periodo de dos horas se llenan cuatro toallas menstruales). De ocurrir esto se recomienda acudir a una guardia”, aconseja Rodríguez Prassolo. Y detalla: “Es indispensable utilizar analgésicos como el ibuprofeno desde una hora antes de empezar a tomar el Misoprostol ya que las contracciones uterinas que produce son dolorosas. La aplicación de calor en el abdomen con una bolsa de agua caliente ayuda mucho en la disminución del dolor”.

¿En Argentina hay acceso a Mifepristona? NO

“Los métodos recomendados para interrumpir un embarazo son, la aspiración al vacío y el tratamiento farmacológico con Mifepristona seguida de Misoprostol. Preferimos la utilización de Mifepristona ya que es mucho más efectiva (la utilización de Misoprostol solo puede llegar a tener hasta un 15 por ciento de falla), el tratamiento es menos doloroso y la duración del dolor y del sangrado es menor. Además el riesgo de complicaciones que requieran internación es mucho menor. En Argentina no disponemos de Mifepristona. La utilización de Misoprostol solo es la segunda opción recomendada por la OMS para el tratamiento ambulatorio”, destaca Rodríguez Prassolo.

¿La única forma de abortar es con medicamentos? NO

“La aspiración uterina es un procedimiento ambulatorio, rápido (15 minutos) y seguro que se puede realizar en todos los niveles de atención. No es necesaria la dedación o anestesia general y la recuperación es muy rápida. La aspiración es una buena alternativa a la utilización de Misoprostol ambulatorio que se puede realizar hasta las 12 - 14 semanas”, informa Rodríguez Prassolo Rodríguez Prassolo.

¿Hay diferencia en los plazos para acceder a una Interrupción Legal del Embarazo? SI

“La OMS no establece límites claros en edad gestacional pero que el Protocolo del Ministerio de Salud de la Nación, de 2015 toma las 12 semanas como un momento para el acompañamiento de las Interrupciones Legales del Embarazo. Actualmente la mayor dificultad que encontramos en los municipios donde hay Misoprostol en el primer nivel de atención es que se garanticen las interrupciones luego de esa edad gestacional en los hospitales”, señala la médica Estefania Cioffi, de la Red de Profesionales de la Salud por el derecho a Decidir.

¿Las adolescentes pueden acceder a una Interrupción Voluntaria del Embarazo? SI

“No es una exigencia venir acompañada por un adulto para solicitar la interrupción legal del embarazo ni para solicitar métodos anticonceptivos. Si las adolescentes (de 13 a 18 años) llegan acompañadas por un adulto, se les pide que también firmen como una forma de respaldar la intervención, pero el consentimiento lo presta la adolescente y el derecho está garantizado”, afirma la médica Sandra Vázquez, Directora de la Asociación Civil FUSA. 

¿Hay que pelear por una ley de aborto legal, seguro y gratuito? SI

“El aborto debería sacase del Código Penal y deberíamos tener un modelo mixto y no solo por causales. En el modelo actual la autonomía de las mujeres esta cercenada y depende de la opinión de profesionales para la resolución en una situación de aborto lo que se transforma en una forma de tutela del cuerpo de las mujeres”, asegura Teppaz.

¿Dónde preguntar?

* Línea de Salud Sexual del Ministerio de Salud de la Nación: 0800-222-3444

* Fundación Huésped: https://donde.huesped.org.ar/

* Aborto sin Barreras: http://www.abortosinbarreras.org/

* Socorristas en Red: http://socorristasenred.org/

* Lesbianas y Feministas por la Descriminalización del aborto: <http://www.cor.to/abortoseguro>

* Women on Web: <https://www.womenonweb.org/es/>

* Casa Fusa (especializado en adolescentes): casafusaadolescencia.org.

 

Josefina Nicolini

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ