cash

Domingo, 21 de enero de 2007

EL IMPULSO DE LA NANOTECNOLOGIA, PATENTES Y ESTRATEGIA DE DESARROLLO

El Nuevo Nano Orden Económico

La nanotecnología genera oportunidades y desafíos al gobierno en cuanto al registro de las patentes y a su impacto en la economía.

 Por Sebastian Premici

La nanotecnología es la manipulación de la materia en la escala de los átomos y las moléculas, donde el tamaño se mide en millonésimas de milímetro (un nanómetro es igual a la millonésima parte de un milímetro). Esta tecnología se aplica sobre la electricidad, química y metalurgia, ingeniería mecánica, física, textiles, entre otras actividades. Es decir, resulta transversal a diferentes cadenas productivas. “Es una nueva forma de producción que concibe los bienes desde lo más chico hacia lo más grande, donde se utilizan los componentes necesarios para obtener lo que se necesita”, indicó Joaquín Valdés, gerente de Calidad y Ambiente del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI).

Un lavarropas que utilice nanopartículas seguirá lavando, pero contará con recubrimientos para evitar la acumulación de suciedad; el cristal de un auto seguirá siendo un cristal, pero su superficie podrá estar nanoestructurada de manera que nunca se moje. Según la organización canadiense ETC Group, ya existen en el mercado mundial más de 720 productos que usan nanotecnología: protectores solares, cosméticos, aditivos alimentarios, plaguicidas, barnices, chips electrónicos, sensores y dispositivos para diagnóstico. “El valor adicional de utilizar nanotecnología en un producto servirá para beneficiar, en las primeras etapas, a las empresas que ya fabrican un producto determinado. Es difícil que a partir de la nanotecnología una compañía comience a fabricar pintura”, graficó Luppi, director del Centro de Electrónica e Informática del INTI.

En 2006 se invirtieron 650 millones de dólares en la creación de empresas de nanotecnología.

El Ministerio de Economía creó la Fundación Argentina de Nanotecnología (FAN), cuando Roberto Lavagna era titular de la cartera de Hacienda. Según indicó Lidia Rodríguez, actual vocal de la Fundación y asesora del ministerio, la iniciativa había sido impulsada por la empresa Lucent Technology para obtener la financiación de un producto exclusivo de dicha compañía (actualmente Alcatel-Lucent). En este sentido, el especialista en biodiversidad Carlos Grain opinó que la nanotecnología engloba dos mecanismos de regulación económica: por un lado, el de los derechos de propiedad intelectual y por el otro, el control tecnológico. “El camino abierto en el terreno de la biotecnología en la Argentina muestra la senda que seguirán estos desarrollos: vía libre para las empresas, ningún control sobre los impactos ambientales y ausencia total de debate público.”

Según indicó a Cash la investigadora mexicana del ETC Group, Silvia Ribeiro, “algunos países latinoamericanos, como la Argentina, Brasil, México y Chile, creen que se posicionarán en el mercado si invierten en investigaciones nanotecnológicas. En realidad, debido al fuerte control de la tecnología en manos de grandes corporaciones, así como a la realidad de las patentes nanotecnológicas, quienes pueden aprovechar estas iniciativas son los mismos núcleos de control”. Sobre un total de 726 patentes registradas en mayo de 2005 por la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos, el ranking de empresas era liderado por Canon (49); IBM (47); Silverbrook Research (28); Hitachi (16); Seagate Technology (16).

Cuando Felisa Miceli asumió en Economía, la FAN cambió su estrategia y abrió el juego a distintas empresas. Actualmente, la cartera de Hacienda dispone de 10 millones de dólares para financiar –en cinco años– proyectos que desarrollen productos con nanotecnología. Ya se presentaron 20 iniciativas. “Durante la etapa neoliberal de la Argentina, la política indicaba que sólo podíamos incorporar tecnología desarrollada en el exterior, por lo tanto no se necesitaba ninguna política industrial. Hoy, la política nos estimula a jugar un papel más relevante, para generar productos que se comercialicen en el mercado”, indicó Luppi. Y advirtió: “Este tipo de innovaciones están regidas por movimientos ajenos a nuestra voluntad como país. Quien domine las principales patentes que hacen a una tecnología, dominará también un mercado”.

Para la consultora Lux Research, esta actividad contribuirá a un mercado comercial que excederá los mil millones de dólares para 2011 y los 2600 millones de dólares en 2014. A su vez, calculó que en 2006 se invirtieron 650 millones de dólares en la creación de empresas dedicadas a la nanotecnología. Algunos denominan ese proceso como el Nuevo Nano Orden Económico. “La única manera de actuar inteligentemente es a través de la generación de patentes propias que no interfieran con las patentes extranjeras. Hay que aprovechar este tiempo inicial para realizar las innovaciones que más le convengan al país y negociar a futuro con otras naciones. Es decir, poder revertir la situación donde una empresa copa el mercado o controla una tecnología clave, como en el caso de las semillas de Monsanto”, reflexionó Lino Barañao, tesorero de la FAN y director de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica.

Compartir: 

Twitter
 

Claves

La nanotecnología es la manipulación de la materia en la escala de los átomos y las moléculas.

Esta tecnología se aplica sobre la electricidad, química y metalurgia, ingeniería mecánica, física, textiles.

Ya existen en el mercado mundial más de 720 productos que usan nanotecnología: protectores solares, cosméticos, aditivos alimentarios, entre otros.

La nanotecnología engloba dos mecanismos de regulación económica: por un lado, el de los derechos de propiedad intelectual y por el otro, el control tecnológico.

Esta actividad contribuirá a un mercado comercial que excederá los mil millones de dólares para 2011 y los 2600 millones de dólares en 2014.

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.