cash

Domingo, 8 de noviembre de 2009

Bla, bla, bla

La telefonía móvil no sufrió el impacto de la crisis internacional en el mercado local. Por el contrario, la facturación de este año crecerá un 26 por ciento con respecto a 2008, hasta llegar a 17 mil millones de pesos. Este fabuloso negocio se concentra en tres compañías: Personal (Telecom), Movistar (Telefónica) y Claro (Telmex), que reúnen el 94 por ciento de la facturación. Esas empresas ajustaron sus precios en 20 por ciento promedio a partir de noviembre. El servicio de celular es entre un 957 y un 4481 por ciento más caro que la telefonía básica.

 Por Roberto Navarro

La telefonía móvil logró esquivar el impacto de la crisis internacional en el mercado local y la desaceleración del consumo local en materia de servicios. Según datos de la consultora TBI Unit, la facturación de este año crecerá un 26 por ciento con respecto a 2008, hasta llegar a 17 mil millones de pesos. Los balances de Movistar y Personal, las dos empresas de mayor facturación, muestran un incremento en sus utilidades del primer semestre del 37 y el 42 por ciento, respectivamente. La razón de esta fantástica performance en medio de la crisis global se encuentra en la enorme demanda local y la concentración del servicio en tres operadores: Personal, Movistar y Claro, que acaparan el 94 por ciento de la facturación. En el país ya hay 43 millones de aparatos en funcionamiento, más de uno por persona. Y el tráfico de mensajes de texto (SMS) creció un 30 por ciento en lo que va del año. En septiembre se registraron 8400 millones de mensajes. Argentina es el país de con mayor penetración del servicio de telefonía móvil de Latinoamérica, región que ya cuenta con 438 millones de celulares. A pesar del fuerte aumento de sus utilidades, la fortaleza de la demanda, la concentración y la débil regulación estatal del sector, esas empresas ajustaron sus precios en un promedio del 20 por ciento a partir de noviembre.

El cimbronazo internacional no tuvo impacto local, como en la crisis de 2001, cuando se dieron de baja 700 mil líneas de celulares. “Ahora el celular está arraigado y es algo básico. A lo sumo alguien pasará a prepago o mandará menos mensajes, pero no hay bajas”, explicó a Cash Enrique Carrier, de la consultora Carrier y Asociados. La Comisión Nacional de Telecomunicaciones acaba de informar que en el país funcionan 41.736.898 celulares y viven 40.134.425 personas: más de un aparato per cápita. El uso de celulares crece tan vertiginosamente en el país que Microsoft eligió a Argentina para que sea el primer sitio en contar con mensajes de texto en su servicio de mensajería Windows Live Messenger, conocido popularmente como MSN.

Argentina encabeza el mercado latinoamericano en el ítem consumo de servicio de datos, como SMS e Internet en teléfonos móviles. Según un informe de la organización 3G Américas, que impulsa el desarrollo de la tecnología de punta GSM en la región, el país acapara el 29 por ciento de los mensajes de texto de Latinoamérica. En la Argentina el 60 por ciento de los equipos permite la descarga de aplicaciones de entretenimientos, que ya generan más ingresos que la descarga de “ringtones” y “wallpapers”. Y estiman que crecerá la demanda gracias a terminales con interfase táctil, como el iPhone. El país también es líder en la región en estos servicios adicionales o de valor agregado.

Un reciente estudio de la consultora Nielsen arrojó que la mayor concentración de los usuarios de servicios de valor agregado se daba en los jóvenes y en los niveles socioeconómicos A y B. El C es señalado por Nielsen como “una importante oportunidad para el mercado”. Además, este estudio mostró que el gasto promedio de los usuarios de Servicios de Valor Agregado es un 20 por ciento mayor al promedio de los usuarios exclusivos de voz. Según Nielsen existen cuatro grandes grupos funcionales, que se dividen de la siguiente manera: el 16 por ciento de los usuarios usan el celular exclusivamente para comunicaciones de voz; el 28 por ciento lo utiliza para comunicaciones de voz y envío de SMS; el 37 por ciento aplica features (cámaras, radio, etc.) y el 19 por ciento restante son usuarios de algún servicio de Valor Agregado. En relación con este último segmento de los usuarios, los features más utilizados son las cámaras, la radio FM y el MP3 Player. Un 36 por ciento descarga ringtones y un 29 por ciento, temas musicales. Respecto de sitios web visitados por estos usuarios, los de música y juegos son los más elegidos, a diferencia de las redes sociales, que aparecen todavía con incidencia muy baja.

Un relevamiento realizado por la Defensoría del Pueblo revela que los precios del servicio de telefonía celular son entre un 957 y un 4481 por ciento más caros que la telefonía básica, según el horario, la empresa y el plan. Si se compara el valor de la telefonía fija en horario pico con el plan más barato de telefonía móvil en esa franja horaria, la diferencia es del 957 por ciento: 0,028 del fijo contra 1,11 del celular. Pero la diferencia mayor aparece en la comparación entre el valor del minuto de telefonía fija en horario no pico y el plan más caro en esa misma franja: 4481 por ciento, del Personal Turbo 150, con 0,65 peso el minuto de comunicación. Otra diferencia es que en el caso de telefonía móvil, el horario pico se extiende de lunes a viernes hasta las 22 horas, en vez de las 20 horas, como en el caso de la telefonía fija.

Cuando Movicom (hoy Movistar) comenzó el servicio, la diferencia con la telefonía básica era de un 500 por ciento. Pero la elasticidad de la demanda permitió que las compañías fueran elevando sus precios a la vez que incrementaban sus ventas. Es decir que aunque el precio del servicio aumentó casi todos los años muy por arriba de la inflación, los consumidores seguían aumentando el consumo. A pesar de que la telefonía móvil se convirtió en el principal servicio de comunicación y la mayoría de los analistas augura la reducción a una mínima expresión de la telefonía básica en menos de una década, el servicio continúa con escasa regulación estatal. Por otra parte, en el país no existe la portabilidad numérica, que consiste en poder cambiar de compañía manteniendo el mismo número de teléfono. Esto es un obstáculo a la hora de querer buscar una compañía de mejores precios. La portabilidad numérica existe en 80 países del mundo. En Latinoamérica sólo se aplica en Brasil y República Dominicana. Movistar (Telefónica), Personal (Telecom) y Claro (Telmex) comparten el servicio de mayor crecimiento del país en la última década. También opera Nextel, que posee una porción menor del mercado, concentrada en el negocio corporativo. A la vez se trata del segundo negocio de mayor grado de concentración, luego del de hidrocarburos.

Un importante ejecutivo de una de estas empresas, que pidió mantener su nombre en reserva, señaló ante una consulta de Cash sobre el reciente aumento de precios: “No sé por qué se preocupa; el negocio de la telefonía móvil se mueve dentro de un mundo feliz: los consumidores disfrutan de una excelente oferta de servicios de primera calidad y las empresas ganan mucho dinero y así pueden seguir estando a la vanguardia en Latinoamérica”. Según las empresas, las subas en las tarifas se deben a mayores costos. Los clientes de Claro que combinan tarjetas con un abono pagarán en adelante un 7,9 por ciento más el minuto y un 13 por ciento más el SMS. Los que se manejan sólo con abono registrarán un impacto del 5 por ciento en el minuto y 12 por ciento en el SMS. Los clientes de Movistar sufrirán un aumento del 5 por ciento el minuto y un 22 por ciento el SMS. La empresa ya había subido el importe de los abonos entre 12 por ciento y 16 por ciento a comienzos de año. Personal concretará sus incrementos el 6 de diciembre: será de 10 por ciento para todos los servicios prepagos y menos para los que reciben factura. Es la segunda suba del año.

RELEVAMIENTO DE ASOCIACION DE CONSUMIDORES

Líderes en reclamos

En 2009 el servicio de telefonía móvil se convirtió en el sector que mayores reclamos genera ante las asociaciones de consumidores. “Tanto en nuestra asociación como en el resto de las que funcionan en el país, pudimos observar que en este período los reclamos sobre celulares han pasado a estar en primer lugar cuando el año pasado ocupaban el segundo”, señaló a Cash Stella Carniel, de Consumidores Argentinos. Precisó que “los motivos de los reclamos son del mismo tenor y, en su mayoría, las quejas de los usuarios se refieren a la mala atención que les brindan las compañías de celulares”.

En los cinco últimos años se cerraron más del 50 por ciento de las sucursales de atención al cliente de telefonía móvil. La intención de las empresas es que los usuarios realicen sus reclamos mediante el mismo aparato celular. La atención telefónica, según señalan las asociaciones de consumidores es lenta, impersonal y no le da la posibilidad al cliente de hacerse de un recibo que pruebe que el reclamo fue recepcionado.

El 25 por ciento de todos los reclamos que reciben las asociaciones de defensa del consumidor son de servicio de telefonía móvil, con similar cantidad de reclamos entre Claro, Movistar y Personal. Las principales quejas refieren a mala atención en el call center, dificultad para dar la baja, para pasar el celular con abono a la modalidad de tarjeta, e incumplimiento de ofertas.

MERCADO QUE FACILITA LA CARTELIZACION

Apenas tres grandes jugadores

Movistar cuenta con 14,3 millones de clientes, Personal, 14,2 millones y Claro, 11,1 millones de usuarios. La forma en que está repartido el mercado es una invitación para los acuerdos de precios, lo que en la jerga de defensa de la competencia se denomina cartelización. Así, Argentina, que tiene el mayor grado de maduración del negocio de Latinoamérica, es el tercer país más caro de la región.

Más allá de los constantes aumentos de precios, uno de los problemas para los usuarios es que las compañías arman promociones de distinto tipo, que son muy difíciles de comparar para los clientes. Además, no les informan a los usuarios cuál es la forma de darle un uso más eficiente al celular. Héctor Polino, de Consumidores libres, explicó a Cash que “hay abusos de todo tipo. Por ejemplo, nadie le explica al usuario que llamar de un teléfono fijo a un celular es mucho más caro que si uno hablara de un celular a otro. Otro caso es que si se recibe un mensaje de texto y se responde saliendo del mensaje entrante, si el que envió el mensaje de texto pertenece a otra empresa, le sale más caro y nadie le dice que en ese caso conviene enviar un mensaje de texto nuevo”.

En promedio, en Estados Unidos es un 60 por ciento más barato hablar por celular. Y en la Unión Europea (UE), un 68 por ciento más barato. La solución que le encontraron en la UE a la generación de competencia es la separación entre la infraestructura y comercialización del servicio. Es decir, la desintegración vertical del mercado. Se realizó mediante la entrada de los operadores móviles virtuales (OMV). A este tipo de operadores se les llama virtuales porque, físicamente, no están en el espacio radioeléctrico. Normalmente, los OMV operan sin una infraestructura de red propia. Ofrecen servicios de telefonía móvil a sus clientes a través de las redes de las operadoras existentes, a quienes compran capacidad de red para revenderla a sus propios clientes. Se trata de una figura que ya existe en telefonía fija y que en el acceso a Internet se materializa en el proveedor de servicios o ISP (Internet Service Provider). La entrada de estos agentes añade competencia al sector y se traduce en una fuerte rebaja de las tarifas. Pero la decisión de la entrada de estos jugadores está cerrada en el país y su ingreso debe ser legislado mediante un decreto del Ejecutivo.

Compartir: 

Twitter
 

claves

celulares
expansión


La telefonía móvil logró esquivar el impacto de la crisis internacional en el mercado local.

La facturación de este año crecerá un 26 por ciento con respecto a 2008, hasta llegar a 17 mil millones de pesos.

La concentración del servicio es en tres operadores: Personal, Movistar y Claro, que acaparan el 94 por ciento de la facturación.

En el país ya hay 43 millones de aparatos en funcionamiento, más de uno por persona.

El tráfico de mensajes de texto (SMS) creció un 30 por ciento en lo que va del año.

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.