cash

Domingo, 2 de junio de 2013

AUMENTO DE LA PRODUCCION NACIONAL DE MAQUINARIA AGRICOLA

Cosecharás tu siembra

 Por Julián Blejmar

La combinación del boom de commodities y medidas de protección y estímulo a la industria nacional ha impactado favorablemente en la industria local de maquinaria agrícola. La Secretaría de Industria y la Cámara Argentina de Fabricantes de Maquinaria Agrícola (Cafma) informaron que el sector obtuvo una participación record de alrededor del 70 por ciento en el total de las ventas durante 2012 y el primer trimestre de 2013, consolidando así su despegue por sobre los productos importados, a los que durante los últimos diez años logró superar de forma ininterrumpida en venta de unidades. Si bien desde la propia Cafma afirman a Cash que es muy dificultoso establecer una comparación con décadas pasadas, debido al salto tecnológico que produjo la modalidad de “siembra directa”, sí se puede afirmar que el panorama es muy distinto del experimentado en el pasado. Según los investigadores del INTA Luciana Moltoni y Gerardo Masiá, la “apertura de mercados” operada entre 1976 y 1981 provocó la primera “crisis coyuntural”, mientras que lo que denominan como “nueva apertura” de 1991 a 2001 provocó una “crisis profundizada y de características estructurales”.

El mercado interno muestra pujanza. Según datos del INTA, movió en 2012 alrededor de 5600 millones de pesos, y en el que la participación de la industria nacional representó casi el 60 por ciento de la facturación, con la producción de las más de 200 terminales y cerca de 900 establecimientos industriales vinculados, en su gran mayoría pymes, que dan empleo de forma directa e indirecta a unos 90.000 trabajadores. En Industria destacan que esas cifras se lograron con diferentes políticas de sustitución de importaciones. Este panorama se evidenció también en las exportaciones. Según un estudio de este mismo organismo publicado a fines del año pasado, entre 2002 y 2011 las exportaciones de maquinaria agrícola aumentaron 585 por ciento y la tendencia a la suba continuaba fuerte en 2012. La comparación con lo que ocurría una década atrás, en 2002, muestra que mientras que ese año sólo 20 empresas argentinas exportaban 10 millones de dólares a unos 10 países, en 2011 cerca de 95 empresas exportaron una producción cercana a los 260 millones de dólares a más de 30 países con un dólar que, por otra parte, se encontraba mucho más apreciado. Con todo, pese a estos avances, aún no se ha logrado revertir el saldo negativo de su balanza comercial, pues, al igual que en años anteriores, en 2012 las importaciones volvieron a superar a las exportaciones, con 1400 millones de pesos, contra 2325 millones de pesos respectivamente.

El desglose del rubro denominado “maquinaria agrícola” es en cuatro rubros: tractores, sembradoras, cosechadoras e implementos agrícolas. Si bien en los dos primeros las cifras mantuvieron la persistencia de condiciones históricas, es decir mayor cantidad de tractores y cosechadoras importadas sobre nacionales, durante el primer trimestre de este año se logró por primera vez que las ventas de cosechadoras nacionales superaran a las importadas con el 55 por ciento, y que la venta de tractores argentinos creciera en un 57 por ciento en relación con el período anterior. La explicación de esa mayor participación nacional en la torta de ventas durante la última década tiene que ver con las sembradoras, que prácticamente en su totalidad fueron este año y el pasado fabricadas por pymes argentinas, y con los implementos agrícolas, que en casi 75 por ciento fueron de origen nacional.

En Industria señalan que para este despegue fue clave el financiamiento blando del Fondo del Bicentenario y el del Banco Nación, tanto para inversiones como para compra de productos nacionales; créditos a tasas fijas del 5,0 al 9,5 por ciento del Programa de Financiamiento para la Ampliación y Renovación de Flota, y el Régimen de Bonos para Bienes de Capital, por el cual las empresas reciben un bono fiscal equivalente al 14 por ciento de la facturación.

2012 no fue un buen año, pues debido a la retracción económica nacional y mundial, a las inundaciones y sequías se experimentó una caída en las ventas del 18 por ciento en relación con 2011. Tendencia que se revirtió en el primer trimestre de este año, al comercializarse un 25 por ciento más de unidades que en el mismo lapso de 2012.

Compartir: 

Twitter
 

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.