futuro

Sábado, 5 de febrero de 2011

AVISOS COMERCIALES Y CIENTIFICISMO

Publicidad con ciencia

 Por Claudio H. Sanchez

No se supone que uno tenga que ser físico, matemático o ingeniero para hacer publicidad. Sin embargo, muchas veces es imposible diseñar un logo o cualquier escena en publicidad sin tropezar con alguna cuestión física. Por ejemplo, el logotipo de una conocida marca de pinturas muestra una lata gigantesca que vuelca su contenido sobre nuestro planeta: la pintura cae sobre algún punto del territorio norteamericano, se desparrama sobre la superficie terrestre y chorrea hacia abajo, más allá de la Tierra.

En este caso podemos suponer que los responsables de este logotipo sabían que estaban ilustrando un absurdo: la imagen sugiere que la gravedad es algo externo a la Tierra, que la Tierra está inmersa en un campo gravitatorio producido por algún otro cuerpo mayor que ella. Una curiosidad adicional en esta imagen es que la pintura no cae en el Polo Norte ni la inclinación de la Tierra es la que suele aparecer en un globo terráqueo. La pintura cae sobre la ciudad de Cleveland, donde se encuentra la casa matriz de la empresa.

En cualquier caso, tanto en el error como en el acierto o el absurdo, el ojo científico y atento siempre puede descubrir algún aspecto interesante en la publicidad.

CAIDA LIBRE

En 1969, una publicidad de neumáticos mostraba un helicóptero que dejaba caer una cubierta desde una altura de 305 metros. Según anunciaba la propia publicidad, la cubierta chocó contra el suelo a 274 kilómetros por hora.

La fórmula que da la velocidad de un objeto en caída libre fue descubierta por Galileo en el siglo XVII y para una altura de 305 metros da una velocidad de, efectivamente, 274 kilómetros por hora. Sin embargo, por eso mismo, la información que daba el aviso es poco confiable: el cálculo que da una velocidad de caída de 278 km/h para una altura de 305 metros corresponde a caída libre en el vacío. En las condiciones del aviso, la resistencia del aire hace que la velocidad real sea mucho menor. Y su cálculo no responde a ninguna fórmula sencilla.

ENERGIA SIN CALORIAS

Un alimento dietético afirma en su publicidad, entre otras cosas: “La dieta rica en energía que, por su composición nutricional, puede reemplazar una comida cubriendo las necesidades de su organismo, aportando energía sin calorías”.

La caloría es la unidad en que se mide la energía. De modo que la idea de un alimento “rico en energía” y de “pocas calorías” es una contradicción.

En el mismo sentido, una de las llamadas bebidas energizantes ofrece una variedad “bajas calorías”. Y, en su publicidad, anuncia “Energía sin calorías”, lo que es igualmente contradictorio.

MECANISMO IMPERFECTO

A fines de la década de 1990, la publicidad de un banco extranjero describía sus fondos de inversión con un “mecanismo perfecto”. El mecanismo mostrado en el aviso estaba formado por monedas con sus bordes dentados acoplados como si fueran engranajes.

Pero este mecanismo incluía grupos de tres monedas mutuamente engranadas. En esas condiciones, cada engranaje traba a los otros dos y ninguno puede girar. Teniendo en cuenta el colapso bancario de pocos años después, podemos preguntarnos si el error era fruto de la ignorancia, el desinterés por el rigor científico o si se trataba de un mensaje subliminal.

UNA LUPA CURIOSA

En la antigüedad, el vidrio y el cristal eran materiales muy raros y difíciles de manejar. Por eso, las primeras lentes eran botellas más o menos esféricas, llenas de agua. Este tipo de “lente” aparecía en un aviso que anunciaba unos seminarios dictados en un paseo de compras de Buenos Aires: a través de una jarra de agua apoyada en un estrado, se veía, aumentada, la cara de una espectadora.

Es cierto que una jarra de agua puede funcionar como una lupa. Pero, para las condiciones y distancias sugeridas por el aviso, la imagen de la espectadora debería ser más chica e invertida.

Recientemente, una publicidad de agua mineral presentaba el mismo efecto con una gota que colgaba de la rama de un árbol: a través de ella el paisaje se veía del derecho, cuando debía estar al revés.

Compartir: 

Twitter
 

 
FUTURO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.