las12

Viernes, 10 de octubre de 2008

IN CORPORE

Números en perspectiva

Desde 1990 hasta ahora, la tasa de mortalidad materna en América Latina y el Caribe se redujo un 28 por ciento, una cifra que, aun cuando suene algo optimista, encubre diferencias notables entre los distintos países. El estudio, realizado por Unicef, registra que cerca de 15 mil mujeres murieron en 2005 por causas relacionadas con el embarazo y el parto, y que la tasa actual de muerte es de 130 mujeres por cada 100.000 nacidos vivos, un número muy lejano de la meta del Objetivo del Milenio (establecida para 2015). Chile, Bahamas y Barbados comparten la tasa de mortalidad materna más baja: 16. En Haití, en cambio, trepa hasta 670; en Bolivia y Guatemala de 290, en Honduras 280 y en Perú 240.

La lectura es la misma en cuanto al riesgo de morir por causas relacionadas con la maternidad: aunque en la región el promedio es de 1 en 280, las diferencias vienen marcadas por el país en que se vive, habida cuenta de que en Haití la tasa es de 1 en 44 y en Barbados de 1 en 4400.

La causa principal de mortalidad materna son los trastornos relacionados con la hipertensión, que están detrás de un 26 por ciento de las muertes. El dato importa, cuando se comprende que es una causa fácilmente evitable: alcanza con supervisar la presión arterial antes y después del embarazo. En la lista, siguen las hemorragias, la obstrucción del parto, las complicaciones del aborto y las infecciones.

El 86 por ciento de las mujeres paren en centros sanitarios, lo que implica un crecimiento en el acceso a los servicios de salud (en 1990, lo hacía el 73 por ciento). En Guatemala y Haití, menos de la mitad de las mujeres dan a luz en una clínica o en un hospital.

La asistencia especializada durante el parto es, también, un ítem a la hora de visibilizar las disparidades: las mujeres del medio urbano de Guatemala tienen más del doble de posibilidades que las del medio rural de tener ayuda calificada en el parto; en Haití, las de zonas urbanas tienen tres veces más posibilidades; en Bolivia, Honduras y Perú, el 20 por ciento de las mujeres más pobres se encuentra en situaciones particularmente desventajosas, y el 60 por ciento de las mujeres pobres de Haití no tiene ayuda.

En toda la región, el 94 por ciento de las mujeres consultan por lo menos una vez con un profesional de la salud durante el embarazo, lo que acompaña otro dato curioso: América Latina y el Caribe tiene la cobertura más alta de atención prenatal del mundo en desarrollo.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.