las12

Viernes, 24 de octubre de 2008

EL MEGAFONO

Cuando las trabajadoras rurales y las indígenas se unen

En Paraguay, distintos grupos de mujeres se han nucleado en la Coordinadora Nacional de Organizaciones de Mujeres Trabajadoras Rurales e Indígenas (Conamuri) para reclamar al gobierno de Fernando Lugo la pronta puesta en marcha de promesas de campaña sobre alimentos, tierras y educación. Hace unos días, en el marco del Foro de Soberanía Alimentaria, realizaron su primera acción pública en una plaza de Asunción: una Feria de Semillas y Alimentos Tradicionales en la que participaron lideres campesinas e indígenas de 11 departamentos. Los diarios locales subrayaron los reclamos por viviendas dignas, la reforma de la estructura de propiedad agraria y de los sistemas de financiación de escuelas privadas. La Conamuri, por su parte, elaboró un Manifiesto Público en el cual declara que sus acciones se inscriben en “la campaña global de Vía Campesina, articulación internacional de campesinos, indígenas mujeres y populares a nivel mundial como parte de las luchas por defender, reforzar y recuperar la soberanía política, territorial, cultural, económica y alimentaria de los pueblos”.

“La defensa de las semillas –continúa el Manifiesto– implica la promoción de un modelo de desarrollo sustentable y una crítica al modelo agroexportador vigente basado en la concentración del poder y las riquezas. Denunciamos la explotación irracional de los recursos naturales, la apropiación ilegítima de la tierra, el avance de la agricultura intensiva y mecanizada, el uso de agrotóxicos y transgénicos y la deforestación, aplicada por un modelo de producción que expulsa a las familias campesinas e indígenas de sus tierras y genera mayor pobreza y exclusión a las mujeres del campo. La defensa de la semilla se encuentra íntimamente ligada a la defensa de la tierra, los territorios y a las culturas campesinas e indígenas.”

Lo que reclaman al gobierno es “el establecimiento de políticas públicas y marco jurídico claro y realizable (...) y el apoyo a las pequeñas/os productoras/es agropecuarios”, la protección de las especies autóctonas ante la expansión de las semillas transgénicas, “la prohibición de utilización de agrotóxicos en las inmediaciones de las comunidades rurales por parte de los grandes productores de soja, que contaminan el medio ambiente, atentan contra la salud humana y animal y destruyen los cultivos orgánicos”. Demandan, también, que el Estado aplique una perspectiva de género a la hora de tratar las situaciones particulares del sector, de manera que pueda llegar al establecimiento de “una política crediticia flexible especialmente para mujeres, con apoyo técnico y la habilitación de mercados para la producción y comercialización de los productos del sector rural, que permita el arraigo de las familias y evite la expulsión del campo a la ciudad y la migración de jóvenes al extranjero”.

Para más datos sobre la Coordinadora Nacional de Organizaciones de Mujeres Trabajadoras Rurales e Indígenas: www.conamuri.org.py

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.