las12

Viernes, 22 de junio de 2012

MONDO FISHION

Ala de emergencias

 Por Victoria Lescano

El diseñador y “dibujante serial” Pablo Bernard participó de la última edición de Ciudad Emergente, en el Centro Cultural Recoleta. Cultor de una silueta masculina que reversiona los clásicos vestidos shift, si el clásico de Jackie O celebra las estampas de huesos y un discurso de street wear para soirées que remite a otras prédicas contemporáneas (la del español Carlos Diez), la ironía camuflada de malicia camp y el ejercicio de la crítica de moda está encubierto en sus diseños.

Una banda sonora con rescates de entrevistas a Karl Lagerfeld y también enunciados de los diseñadores locales Jessica Trosman y Martin Churba, extraídos del programa de cable Moda Bit anticipaban uno de los rasgos de Pablo Bernard: las citas constantes a la moda de otros diseñadores y cronistas.

Una pasada de treinta atuendos en los cuerpos de siete modelos andróginos y un modelo cuasi fisicoculturista con transparencias; todos llevaban a modo de accesorios gafas de las que pendían alfileres de gancho y, clavadas en ellos, etiquetas en blanco –¿un nuevo manifiesto no logo y punk o el nuevo diseño de imagen ideado por la experta en gráfica para galerías de arte Laura Escobar?–.

Dice Bernard sobre sus comienzos en la moda y las influencias: “Se remontan a mi niñez, los diseños más viejos que conservo fueron plasmados en el padrón electoral del ’89, cuando tenía 9 años. Aprendí redibujando a los diseñadores europeos, jugando a ser un colaborador extra de su proceso de creación. Ferré, Lagerfeld, Lacroix, Montana, Yves Saint Laurent y Gaultier conforman un primer anillo de maestros de los cuales aprendí. No me avergüenza decir que mi moda está influenciada por la moda, no siento la necesidad de procesar un discurso más complejo. Hace un año presenté formalmente mi marca de ropa de hombres, luego de mucho tiempo de escribir para diferentes editoriales independientes, y de ser editor de modas en la revista Regia”.

Acerca de los disparadores de su colección que en el ciclo instaurado en la cultura rock bautizó “Emergencia Bernard” agrega: “Quise modificar mi colección Fiera de invierno que un mes antes presenté en la galería Catena. Le sumé unos prototipos en blanco que parecían ambos de médico. La microfibra que usé no me dejaba muy contento por la calidad de la tela. En el proceso, Noel Romero (diseñadora de Ay not dead) pasó a ver la colección y le divirtió la tela, por ese efecto medio truchi de la trama sintética. Luego me puse a revisar videos y viejos reportes de desfiles para el soundtrack, y apareció un fragmento de 1993 donde un periodista francés le preguntaba a la cantante y actriz Sandra Bernhard cuán emocionada estaba por desfilar en Chanel, ya que los desfiles de la firma eran tan míticos, y ella confundió la palabra mythical con Medical. Barajamos Medical Bernard y también ala de Emergencias, pero surgió “Emergencia Bernard, un claro juego de palabras con esta idea hospitalaria de los blazers blancos. Por regla general me resulta interesante cuando conceptos sueltos se acomodan con este tipo de casualidades de manera tan espontánea”.

¿Y el recurso de los vestidos de cóctel traspolados al placard masculino?

–Me obsesiona desde hace un tiempo la idea de recuperar para el hombre la opción de vestirse con una sola prenda. Aunque abajo exista un boxer, un short, un jean, la prenda primordial es una chaqueta larga que intenta liberarnos del ensamble de la remera más el pantalón, la camisa más el short. La ropa de hombres se encuentra tan poco evolucionada que cualquier tipo de progresión a futuro se cruza con la feminidad. Me pregunto si las transparencias son algo exclusivamente femenino desde lo formal y si la monoprenda sin nada debajo es sinónimo de vestido. Pero analizándolo al revés es bastante claro: cuando en el siglo pasado la mujer se puso pantalones por primera vez, se lo consideró una declaración política, y no tanto transgresión andrógina. A la pasada de chaquetas largas, la bauticé “Creepy Jackies”, en clara alusión al vestido más cuadrado del universo femenino.

¿Acaso el modelo con traje de novia simboliza el matrimonio igualitario? ¿Te encargaron algún atuendo para tales bodas?

–Me gusta llamarlo el traje blanco y alude al cierre tradicional de una colección, sea de novia o de calle. Es respetar la usanza clásica de algo que en contextos actuales le otorga un bonus de romanticismo al show. Los trajes blancos de cierre, de Lagerfeld o de Ferré, tenían muchas veces un rasgo tan easy-wear que me parecía ultraprovocador. Sí, recibí varios pedidos de trajes blancos, extrañamente de mujeres, pero rechacé las ofertas, la costura a pedido no me interesa. Estoy a favor de la opción, de la igualdad de derechos, pero personalmente me inclino por no casarse, ya que el matrimonio moderno es una institución primordialmente capitalista. Siempre creí, románticamente, que la colectividad gay estaba a salvo de semejante estupidez. Claro que yo no tengo la autoridad moral para cuestionarlo.

¿Cómo fundamentás el oído y la mirada irónica hacia la moda local como rasgo de tus crónicas bajo el seudónimo Pablo Morgue, el fanzine de tus inicios, tu blog y la columna que apareció en la revista Regia?

–El humor y la ironía son buenos conductores de ideas. Con mis crónicas intenté promover la reflexión sobre los alcances de la moda actual. La moda es ante todo una industria muy compleja. Con discursos cruzados donde situaciones banales y carentes de profundidad aparente ocultan una cruda radiografía de la realidad. El fanzine es un muy buen canal para contar con voz cruda y precisa los avatares de este ridículo y peligroso circo.

Vivimos un momento de efervescencia del rubro pero de una manera aparencial. Los hombres puede que estén comprando con más coraje que antes, pero estamos en una crisis económica solapada, con una inflación tremenda, y en volumen neto nadie está vendiendo nada.

Más info: www.pablobernard.com

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.