libero

Lunes, 3 de octubre de 2016

FUTBOL › ESTUDIANTES Y GIMNASIA TERMINARON EL CLASICO PLATENSE CON UN PALIDO EMPATE EN CERO

Jugaron en el Bosque pero sin poder gritar

Para el equipo de Vivas, el punto rescatado de visitante no fue un mal negocio, ya que le permitió retener la punta del campeonato y estirar a 16 su racha de partidos oficiales invicto. Para el Lobo, que hizo un esfuerzo apenas mayor, la igualdad tuvo sabor a poco.

 Por Daniel Guiñazú

Estudiantes se llevó todo lo que vino a buscar al Bosque platense. No perdió y con el 0-0 retuvo la punta del campeonato, un invicto de 16 partidos oficiales y un arco que no ha recibido goles en lo que va del torneo. Luchó la mayor parte del clásico, jugó muy poco, pero aprobó la prueba de carácter. Acaso, el examen más importante que ayer debía rendir el equipo de Nelson Vivas.

En cambio, todo Gimnasia (los jugadores, el cuerpo técnico y los hinchas) dejó la vieja cancha de 60 y 118 con un regusto amargo en sus bocas. Hizo el esfuerzo mayor en procura de la victoria. Pero no le alcanzó. Casi todas sus luces estuvieron apagadas y lo mejor (por no decir lo único) que se le ocurrió a la hora del ataque fue tirar la pelota al área de Estudiantes para ver lo que pasaba. Y en verdad, no pasó nada. Lleva 12 clásicos Gimnasia sin poder vencer a su tradicional adversario. Jugando así, le será casi imposible quebrar alguna vez la racha negra.

El partido recorrió una ruta previsible. Faltaron los espacios y las ideas. Y sobraron los dientes apretados y las piernas fuertes. Estudiantes, el puntero, sólo fue capaz de fabricar tres situaciones claras: un cabezazo de Viatri a los 40 minutos del primer tiempo acabó en las manos del arquero Arias. Y entre los 17 y los 18 minutos de la etapa final, el propio Arias mandó al corner un zurdazo de Javier Toledo y del tiro de esquina subsiguiente, vino la ejecución de Solari y un taco de Viatri que se fue afuera cerca del primer palo.

Gimnasia tampoco llegó mucho más. Ibáñez (uno de los siete jugadores locales que disputó el clásico por primera vez) tuvo tres ocasiones y no pudo concretar ninguna: en el primer tiempo, Andujar le tapó su remate y un cabezazo suyo picó en el área y salió disparado por encima del travesaño. En el segundo, Carrera le metió una buena pelota y cuando quiso definir, otra vez estuvo Andujar para impedírselo.

Puede ser que en el duelo de las estrategias, Gustavo Alfaro le haya sacado a Nelson Vivas alguna luz de ventaja. De hecho, se jugó más como quiso Gimnasia que como lo pretendió Estudiantes. Pero todo terminó siendo anecdótico. De poco valió que el equipo local haya logrado poner el partido en el campo de Estudiantes y trabarle el arranque desde la mitad de la cancha. Su único repertorio ofensivo fue tirarle pelotazos a la cabeza de Mazzola para que este se los baje a Romero, Carrera e Imperiale, los volantes que llegaban sueltos desde atrás y resultó inútil. El déficit en la generación de juego fue pavoroso. Y a la larga, Gimnasia terminó hundiéndose en el barro de su propia impotencia.

Estudiantes jugó apurado e incómodo. Pero nunca el fervor desmadejado de su rival lo quitó de su eje. Les costó hace pie en el medio al veterano Braña y al juvenil Ascacíbar. Pero Schunke y Desábato se abollaron la cabeza de tanto pelotazo rechazado. Y eso fue suficiente para aguantar el cero. También le faltaron fútbol y llegadas al puntero del campeonato. Aunque eso importó bastante menos. Había que salir indemne del clásico jugado de visitante total. Y como el objetivo se cumplió sin grandísimos sobresaltos, nada tiene que reprocharse. Salvo el haber sido con Gimnasia, coprotagonista de noventa minutos que demandaron de los cronistas mucho esfuerzo mental para poder soportarlos.


Estadio: Gimnasia.

Arbitro: Darío Herrera.

Cambios: 46m Toledo (5) por Cavallaro (E), 65m Niell por Mazzola (G), 70m L. Rodríguez por Viatri (E), 78m D. Bottinelli por Carrera (G), 85m Graciani por Solari (E) y 87m Vegetti por Ibáñez (G).



Estudiantes sumó un punto valioso; para Gimnasia tuvo sabor a poco.

Compartir: 

Twitter
 

Sánchez disputa la pelota con Licht. El clásico fue chato y tuvo pocas emociones.
Imagen: DyN
SUBNOTAS
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared