libero

Lunes, 18 de abril de 2005

FUTBOL › EL PARTIDO QUEDO LIQUIDADO EN EL PRIMER TIEMPO

Vélez amargó a Independiente

Independiente, que ya venía para el cachetazo, recibió un golpe de nocaut contra Vélez, que lo superó por 3 a 1. Gracián, Zárate y Bravo, todos en la primera etapa, señalaron los goles del cuadro de Liniers. El descuento lo marcó Insúa. Los hinchas del rojo pidieron que se fueran todos y metieron en la misma bolsa a Menotti, a los jugadores y a la dirigencia.

Por Juan Jose Panno

Iban 21 minutos del primer tiempo cuando Sebastián Carrizo recibió un poco exigido y pensó que lo mejor en estos casos, para asegurar la salida, es tocar hacia atrás. Y tocó. El detalle está en que no le dio la fuerza suficiente a la pelota y se la dejó servida al bueno y breve Gracián. Gol de Vélez.
Un minuto después fallaron en tándem Broggi y Pellerano, y le dejaron la pelota al pibe Agüero, que metió un guadañazo desde el borde del área. El balón salió cerca de un palo.
Las dos jugadas, la comparación de errores, aciertos y circunstancias, sirven como punto de partida de la explicación del resultado. 1) El error defensivo de Independiente fue grueso; el de Vélez, no tanto. 2) Gracián no perdonó; Agüero no pudo definir. 3) Vélez está anímicamente agrandado; Independiente es un papelito. 4) Vélez liga; Independiente no liga nada.
Hasta el gol de Gracián, el partido tenía demasiadas contras: se jugaba con lentitud, se cometían muchas faltas que el árbitro no cobraba en su afán por darle continuidad al juego, los arqueros casi no intervenían y todo el mundo se aburría. Después del gol, el juego se calentó un poquito porque Independiente, herido en su amor propio, se abrió en su afán por ir a buscar el partido, y Vélez empezó a manejar mejor la pelota cuando le tocaba en el reparto; la tenía menos que su rival, pero la usaba mejor. Gracián se convirtió en el pivot y provocó un poco de entusiasmo en aislados encuentros con Bravo, Castromán y Zárate. Sobre el final de la etapa llegó el segundo tanto, precisamente después de un pase de Gracián a Zárate que dejó al delantero cara a cara con Navarro Montoya. Como su compañero en el primer gol, Zárate no perdonó. Y sobre llovido, mojado: pelota perdida, carambola a tres bandas y gol de Bravo. Bravísimo, bravo en eficacia para Vélez: tres situaciones de gol, tres goles. Malísimo, malo para Independiente: una situación, ningún gol.
Las reacciones de los hinchas del rojo (flechazos envenenados para los futbolistas, el DT y los dirigentes) mandaron a un segundo plano el partido. El juego sólo levantó en intensidad en los minutos que sucedieron al descuento marcado por Insúa. Los hinchas y algunos jugadores de Vélez se pusieron nerviosos, pero fue una falsa alarma y todo terminó para ellos con un gran festejo. La victoria confirma la gran levantada del equipo de Russo. Gana, por lo general jugando –como ayer– mucho mejor que sus rivales. Y sigue prendido en la pelea por el título.
Independiente, como contrapartida, no sabe qué trole hay que tomar para seguir.

Velez 3
Sessa; Ladino; Pellegrino; Pellerano; Broggi; Somoza; Cubero; Bravo; Gracián; Castromán; Zárate.
DT: Russo.

Independiente 1
N. Montoya; Matheu; M. Mustafá; Cáceres; Ludueña; Pusineri; Carrizo; Biglia; Insúa; Agüero; Frutos.
DT: Menotti.

Cancha: Vélez.

Arbitro: Bassi.

Goles: 21m Gracián (V); 42m Zárate (V); 45m Bravo (V); 69m Insúa (I).

Cambios: 72m Sena por Bravo (V); 72m Zurita por Pusineri (I); 78m Sosa por Biglia (I); 80m Martínez por Castromán (V); 90m Uglessich por Gracián (V).

Compartir: 

Twitter
 

Zarate esta a punto de sacar el derechazo que se convertira en el segundo gol de Vélez.
SUBNOTAS
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.