libero

Lunes, 12 de julio de 2010

FUTBOL › EL EQUIPO IDEAL DEL MUNDIAL DE SUDAFRICA, CON MAYORIA DE ESPAñOLES

Los 11 fantásticos

Casillas

El arquero español no tuvo una primera fase buena e incluso recibió críticas por su labor, ligadas a la presencia de su novia, la periodista Sara Carbonero, cerca del equipo. Sin embargo, a partir de los cuartos de final, sostuvo a su equipo con el penal que le tapó a Oscar Cardozo y el mano a mano que le sacó a Roque Santa Cruz en el último minuto del partido. Ante Alemania respondió con acierto y ayer fue determinante al taparle un mano a mano a Robben con el pie y luego anticiparlo cuando el holandés quiso eludirlo. Ayer besó a la Carbonero durante al entrevista

Maicon

Más allá de que Brasil se volvió más temprano de lo esperado, el lateral derecho del Inter mostró su jerarquía, con su aptitud para pasar al ataque, tanto con la pelota al pie como llegando vacío. Con esa fórmula marcó un golazo ante Corea del Norte, sorprendiendo al arquero con un remate al primer palo. Por velocidad, potencia y capacidad física le sirvió a su equipo para no que necesitara un volante por ese costado para equilibrar la formación.

Piqué

Para César Luis Menotti, es el mejor marcador central después de Franz Beckenbauer. Y dejó en claro que soporta semejante elogio. El jugador del Barcelona no muestra flaquezas. Es rápido para cruzar, no tiene miedo a cortar lejos a los delanteros rivales, es fuerte en el cuerpo a cuerpo, va bien de arriba en las dos áreas y tiene una enorme clase para salir jugando desde el fondo, siempre con la pelota hacia un compañero. Además, le impone orden a una defensa en la que a Sergio Ramos y Puyol, por sus ganas, tienden a desacomodarse.

Mathijsen

En la versión moderna de Holanda, el marcador central fue el líder defensivo de un equipo que estuvo muy cerca de alcanzar la gloria. Gran tiempista, no falló casi nunca al cruzar a cualquiera de los dos costados y mostró recursos en el mano a mano para frenar a los atacantes adversarios. Si bien no es un superdotado, con el balón en los pies generalmente buscó a un compañero para la casi siempre salida prolija desde el fondo. Su juego no se caracteriza por ir bien de arriba, pero no desentonó en ese aspecto.

Lahm

Si bien jugó todo el Mundial como lateral derecho, la versatilidad del capitán alemán le permite moverse también por la izquierda, como lo hizo en Alemania 2006. Es el prototipo de los laterales que mostraron los mejores equipos del torneo, con capacidad para la marca y mucho criterio para proyectarse y abrir la cancha. Su mejor partido en el torneo fue ante la Argentina, cuando clausuró su sector y fue un atacante más cuando su equipo tenía la pelota. Sólo ante España, cuando su equipo fue superado, se mostró muy contenido.

Xabi Alonso

Otro de los motores del campeón. El volante de Real Madrid se constituyó en el jugador que aportó orden y criterio en la mitad de la cancha. Junto a Busquets, eran los más retrasados en la línea media, pero Alonso exhibió también mucho criterio para distribuir la pelota, y cada vez que pudo se sumó al circuito ofensivo. Sus remates de media distancia también sirvieron para darles otra variante a los españoles, y así exigió con frecuencia a los arqueros rivales.

Schweinsteiger

Reconvertido en volante central, parece más apto para esa función que cuando jugaba por la banda y tenía mayor recorrido. Es un típico mediocampista moderno, con capacidad para recuperar la pelota, buena visión e inteligencia para distribuir juego y llegada al área rival. Su mejor versión la dio ante Argentina, con una claridad conceptual asombrosa para pasar de defensa a ataque. También brilló ante Inglaterra. Sin tantas libertades, le costó el partido ante España, pero con amor propio lo disimuló hasta ser el mejor de su equipo.

Iniesta

El cerebro del campeón. El jugador del Barcelona fue el estratega de España y el que se encargó de conducir el juego ofensivo de su equipo. Sus habilitaciones precisas permitieron que sus compañeros tuvieran la chance de convertir un gol. Pero, además de ello, él también aportó goles para la campaña de su equipo. El más importante fue en la final ante Holanda, que significó la victoria y la obtención del título más deseado. Su juego de pases cortos fue decisivo para romper los esquemas defensivos que le presentaron los rivales.

Sneijder

Decisivo para la selección holandesa. El que más influyó en el momento de avanzar hacia el arco rival, y sus combinaciones con Robben fueron de lo mejor de Holanda. Encima, también aportó su cuota goleadora en situaciones clave, como por ejemplo en el partido ante Brasil, por los cuartos de final. El jugador del Inter no pudo completar una temporada inolvidable, debido a que venía de ganar tres títulos con la entidad de Milán.

Xavi

Resultó el acompañante ideal de Iniesta para el juego creativo de los españoles. Con mucha técnica y un juego fino, el volante que se desempeña principalmente por el centro del mediocampo también está capacitado para marcar, correr y ordenar al resto de sus compañeros. Su capacidad para colaborar en la recuperación de la pelota y luego desplazarse para ocupar posiciones en ataque hizo que también estuviera muy cerca de convertir goles, aunque finalmente no lo pudo conseguir.

Forlán

El delantero de Uruguay fue el artífice principal para que su equipo termine en el cuarto lugar de la Copa. Sus cinco goles fueron fundamentales no sólo para darle la clasificación a la segunda ronda sino para avanzar hasta las semifinales. Pero, además de sus tantos, el ex Independiente también tuvo aptitud para desplazarse unos metros más atrás en varios partidos, y desde allí iniciar las jugadas de ataque que finalizaba junto a Cavani y Suárez.

Compartir: 

Twitter
 

 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.