libero

Lunes, 17 de diciembre de 2012

FUTBOL › EL FUTBOL DIO ENORME MATERIAL PARA EL ANALISIS

El año que vivimos en pelota

Los títulos de Arsenal y Vélez coparon la agenda de Primera, Boca sufrió la final perdida de la Libertadores y la ida de Riquelme, River explotó con el ascenso y se le atragantó el Superclásico...

Transición rima con campeón

En un certamen que sus propios integrantes consideraban de transición y que se tomaba con cautela, con la premisa de potenciar jóvenes valores pensando en el futuro, Vélez, con muchas menos figuras que años anteriores, se encontró con un camino allanado para buscar un nuevo título. Con los goles de Facundo Ferreyra y Lucas Pratto, la conducción de Fede Insúa y la experiencia de Fabián Cubero y Sebastián Domínguez en el fondo, le alcanzó para festejar el 2 de diciembre, tras un cómodo 2-0 ante Unión, el tercer campeonato bajo la dirección técnica de Ricardo Gareca.

Desde Sarandí para el mundo

El triunfo 1-0 ante Belgrano en Sarandí era historia, al igual que el empate de Tigre 2-2 con Independiente en Victoria. Con ese combo de resultados, Arsenal, el club más joven de la Primera División, que además pasó por todas las categorías del fútbol argentino, se garantizaba el 24 de junio el título del Torneo Clausura 2012. Un logro inolvidable y grandioso para una institución que conjuga el inmenso poder de la familia Grondona en el fútbol argentino con la humildad de un club de barrio con un puñado de hinchas incondicionales.

Derrota y despedida

Con la decisión tomada de Juan Román Riquelme de no jugar más en Boca, por sus diferencias insalvables con el DT Julio Falcioni a raíz de la exclusión en la final de Facundo Roncaglia, Boca salió a jugar en el Pacaembú de San Pablo ante Corinthians la final de la Copa Libertadores, el 4 de julio. La derrota 2-0 (con goles de Emerson, 1-1 en la ida en la Bombonera) dejó trunco el sueño de la triple corona. Tras la derrota vino el anuncio oficial de Riquelme, la mirada fulminante del presidente de Boca, Daniel Angelici, y una historia que acaso comience a resolverse hoy... (ver página 8).

Con la frente alta

Su rica historia lo reclamaba a gritos, desde aquel fatídico 26 de junio de 2011. Casi un año después, el 23 de junio de este año, la cuenta por fin quedó saldada. Con un 2-0 a Almirante Brown con dos goles de David Trezeguet, River se quedó con el título de la B Nacional y regresó a la Primera División. Matías Almeyda, capitán del equipo del descenso, se reivindicó como entrenador del equipo que volvió a la A, más allá de una irregularidad que llevaba a jugadores e hinchas a pasar de la euforia al desencanto en una semana. Los ídolos Fernando Cavenaghi y Alejandro Domínguez cumplieron con el mandato histórico y lideraron el regreso. Y Trezeguet cumplió el sueño del pibe y colaboró con sus goles a devolver a River a su hábitat natural.

Superclásico con sorpresa

El Superclásico del fútbol argentino volvió a jugarse en esta temporada, luego de que River transcurriera un año de pesadilla en la Primera B Nacional. Y el domingo 28 de octubre no hubo ganadores, aunque Boca se fue más feliz que el equipo local, debido a que consiguió la igualdad en dos en tiempo de descuento. Ponzio abrió la cuenta al minuto de juego, Mora aumentó la ventaja, y cuando parecía que llegaba la goleada, Boca reaccionó con un penal convertido por Silva, a 15 minutos del final, y en el descuento Erviti logró un empate que rozó la hazaña.

Compartir: 

Twitter
 

 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.