libero

Lunes, 3 de junio de 2013

CONTRATAPA › FEDERER, ROBREDO Y FERRER SE METIERON EN CUARTOS DE ROLAND GARROS

Fue el día de los veteranos

El suizo, además, logró su victoria número 58 en el Grand Slam parisino e igualó el record que ostentaba el argentino Guillermo Vilas. Para el ex número uno del mundo se trató también de su victoria número 900 en el circuito. “Me siento fresco, no estoy cansado”, apuntó.

 Por Sebastián Fest y Bill Scott

El tenis “maduro” se está imponiendo en Roland Garros, donde dos hombres de 31 años, el suizo Roger Federer y el español Tommy Robredo, fueron los protagonistas del día. “Ahora sé claramente dónde estoy y cuán bien estoy jugando”, dijo Federer tras imponerse 6-1, 4-6, 2-6, 6-2 y 6-3 al francés Gilles Simon e igualar el record de 58 partidos ganados en el Abierto de Francia, hasta ayer en manos del argentino Guillermo Vilas. Otro que sabe claramente dónde está es Robredo. “He luchado con una ambición increíble, que igual antes no la tenía”, celebró el español, 34º del ranking mundial, tras imponerse por 6-7 (5), 3-6, 6-4, 6-4 y 6-4 a su compatriota Nicolás Almagro, quien había dispuesto de una ventaja de dos sets a cero y 4-1 en el tercer parcial.

Considerado por muchos como el mejor tenista de todos los tiempos, Federer sumó sus trigésimo sextos cuartos de final consecutivos en torneos de Grand Slam y concretó su victoria número 900 en el circuito. Pero el suizo no se conforma: quiere más. “Este partido me dio mucha información. Y me siento fresco, no estoy cansado”, aseguró Federer, que se medirá mañana ante Jo-Wilfried Tsonga, uno de los dos franceses que sobrevive en el torneo y vencedor ayer del serbio Victor Troicki por 6-3, 6-3 y 6-3.

El español David Ferrer, otro veterano de 31 años, fulminó al sudafricano Kevin Anderson por 6-3, 6-1 y 6-1 para llegar por sexta vez consecutiva a los cuartos de final de un torneo de Grand Slam, una serie que inició en enero de 2012 en Australia. Su rival será Robredo, que lleva 18 sets y 12 horas y 15 minutos a sus espaldas, un mundo de diferencia con el cómodo paso de Ferrer por un torneo en el que aún no cedió un set. “Por supuesto que en mi vida tengo motivaciones tenísticas. Y muchas veces he conseguido cosas que no esperaba”, dijo Ferrer, toda una afirmación para un hombre que hace un culto extremo de la modestia y el bajo perfil. Un bajo perfil que también caracterizó la carrera de Robredo, pese a que llegó a ser número cinco del mundo. El español estuvo buena parte de 2011 y 2012 fuera del circuito debido a problemas en la espalda y a una operación en la pierna. Ayer celebró el triunfo estallando en llanto y arrodillado sobre la arcilla del estadio Suzanne Lenglen. “Cuando levantás un partido así, vale la pena emocionarse”, añadió el español, que ya había derrotado en tercera ronda al francés Gael Monfils en circunstancias similares, jugando en la Suzanne Lenglen y levantando una desventaja de dos sets a cero. En el partido anterior hizo lo mismo ante el holandés Igor Sijsling.

Es la primera vez en 86 años en torneos de Grand Slam que un jugador levanta tres partidos consecutivos en los que pierde dos sets a cero. El único jugador que lo había logrado hasta ahora era el francés Henri Cochet, en Wimbledon 1927.

El sueco Mats Wilander se quejó ayer de que sus rivales no están llevando al límite al español Rafael Nadal, que busca un octavo título en París. “Tiran la toalla antes de tiempo”, dijo a la agencia alemana de noticias DPA el tres veces campeón de Roland Garros. Hoy será una buena oportunidad de comprobar si es así, porque Nadal se mide con el japonés Kei Nishikori, el primer nipón en 75 años entre los 16 mejores del Abierto de Francia y conocido por su espíritu de lucha.

En otros partidos, el serbio Novak Djokovic se medirá al alemán Philipp Kohlschreiber, mientras que el veteranísimo y también alemán Tommy Haas, de 35 años, lo hará con el ruso Mijail Youzhny. El suizo Stanislas Wawrinka jugará con el francés Richard Gasquet en un partido que ofrecerá dos de los mejores reveses a una mano que puedan verse en el tenis.

En el torneo femenino, la estadounidense Serena Williams –también de 31 años– anotó una nueva victoria en su marcha triunfal al derrotar a la italiana Roberta Vinci por 6-1 y 6-3. La número uno del mundo se medirá por un lugar en semifinales a la rusa Svetlana Kuznetsova, ganadora en Roland Garros en 2009, que eliminó ayer a la alemana Angelique Kerber por 6-4, 4-6 y 6-3. Kuznetsova derrotó a Williams justamente en los cuartos de final de 2009, aunque la estadounidense, campeona en París en 2002, tiene una amplia ventaja de 6-2 en duelos personales. “Williams es la mejor del mundo, estuvo jugando un tenis increíble. Pero yo tengo mi juego y mis buenos días también”, dijo la rusa, número 29º del ranking. “Crucemos los dedos para que tenga un buen día”, bromeó. La menor de las hermanas Williams ganó cinco títulos esta temporada y acumula una racha de 28 triunfos consecutivos desde el torneo de Miami, incluyendo dos victorias por la Copa Fed. “Obviamente no pienso detenerme en cuartos, pero es definitivamente bueno para mi confianza estar aquí”, dijo Williams, eliminada el año pasado en primera ronda, y que tiene entre ceja y ceja un segundo título en París, donde sólo ganó en 2002.

Por último, la aventura de la española Carla Suárez terminó en octavos, derrotada 5-7, 6-4 y 6-3 por la italiana Sara Errani. También se despidió la serbia Ana Ivanovic, superada 6-2 y 6-4 por la polaca Agnieszka Radwanska.

Compartir: 

Twitter
 

Federer debió trabajar para vencer a Simon por 6-1, 4-6, 2-6, 6-2 y 6-3.
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.