libero

Lunes, 22 de mayo de 2006

BOXEO › GRAN VICTORIA DE JORGE BARRIOS EN LOS ANGELES

Fácil, pero la mejor

La Hiena noqueó en 49 segundos al húngaro Janos Nagy y retuvo su título mundial superpluma de la OMB. Pero, más allá de lo sencillo del triunfo, la importancia radica en que lo posicionó en el gran mercado estadounidense.

 Por Daniel Guiñazú

La victoria más sencilla fue, también, la más importante. Nada más que 49 segundos demoró Jorge Rodrigo Barrios en noquear al húngaro Janos Nagy y en retener por segunda vez su título de campeón de los superplumas de la OMB. Pero la facilidad con que la Hiena resolvió el pleito no debe ser un obstáculo que impida valorizar el triunfo en su justa medida. Desde luego que Nagy no era un supercrack. Pero, en sus 24 peleas anteriores, nunca había perdido antes del límite. Y estaba primero en las clasificaciones de la OMB, todo lo cual jerarquiza el resultado. Si a ello se le suma que el Staples Center de Los Angeles fue la sede del éxito y que Oscar de la Hoya, en su faceta de poderoso promotor, vio todo sentado en la primera fila del ring side, no puede haber dudas: Barrios ganó la pelea más trascendente de su carrera. Sería un error menoscabarla.

¿Y cómo sigue su vida deportiva después de ese gancho de izquierda, de precisión quirúrgica, que se clavó como un estiletazo por debajo del brazo derecho de Nagy y que, con demoledor efecto retardado, lo dejó primero sin piernas y después sin oxígeno para continuar en acción? Hay un poker de posibilidades puestas sobre la mesa de negociaciones. Una revancha con Popó Freitas por la corona de los livianos de la OMB del brasileño; una pelea unificatoria con el mexicano Marco Antonio Barrera, campeón del Consejo; una defensa contra el showman inglés Naseem Hamed, cuya reaparición se anuncia inminente, o una exposición opcional contra un rival de ocasión, para seguir mostrándolo ante la TV de ese país. Cualquiera de ellas tiene buenas chances de concretarse.

Si fuera él quien eligiese, Barrios iría por el desquite ante Freitas. La derrota ante el bahiano es una cuenta pendiente que sigue doliéndole en el alma y que demanda ser saldada. Pero la última palabra sobre su futuro la darán De la Hoya, su manager en los Estados Unidos, y Mario Arano, su manejador local. Y en tal sentido, un par de datos permiten suponer que el choque unificatorio con Barrera es más probable que cualquier otra alternativa. En principio, tanto el argentino como el mexicano pertenecen al staff de De la Hoya, lo cual facilita las negociaciones. Y la pelea estuvo muy cerca de arreglarse para el 25 de marzo pasado. Pero Barrera optó por el campeón de la FIB, su compatriota Jesús Chávez, quien, por una lesión en un brazo, le dejó su lugar a otro azteca, Ricardo Juárez.

En la conferencia de prensa posterior al festival, Barrios hizo su trabajo y le pidió públicamente a De la Hoya el desquite con Freitas o la unificatoria con Barrera. El Golden Boy se escapó por la tangente y dijo que aún es temprano para hablar. Barrera, con su rostro muy magullado después de su estrecha y deslucida victoria por puntos ante Juárez, le espetó a la Hiena, de mal humor: “Déjame descansar”. Y se negó a responder cualquier pregunta sobre el tema. Si las tratativas para este choque se dilataran y tampoco hubiera acuerdo con Arthur Pelullo, el manager de Freitas, la opcional contra un boxeador ubicado entre los puestos 10º y 15º del ranking superpluma de la OMB sería una buena salida para mantenerlo activo a Barrios, aunque la bolsa no fuese suculenta.

Mientras su futuro se resuelve en los Estados Unidos, Barrios se tomará unos cuantos días de descanso. Después de haber noqueado a Nagy en menos de un minuto, la Hiena vuelve a la Argentina con una certeza: ha entrado, por fin, en el juego grande del mundo de los superplumas, tallando al lado de nombres pesados como los de Barrera, el filipino Manny Pacquiao, Eric Morales, Freitas o Hamed. Pase lo que pase, a Barrios lo espera dinero grande, cientos de miles o, incluso, millones de dólares. Bueno sería que no los empiece a gastar a cuenta.

Compartir: 

Twitter
 

La Hiena Barrios castigo a Nagy durante los 49 segundos que duro la pelea.
Imagen: AFP
SUBNOTAS
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.