libero

Lunes, 19 de julio de 2004

ENTREVISTA CON SERGIO “CACHITO” VIGIL

“El objetivo no es una medalla, lo importante es la superación”

A menos de un mes del comienzo de los Juegos Olímpicos, el entrenador de Las Leonas resume la filosofía que tantas alegrías le dio y con la que planteará la participación de su equipo en Atenas. “Ganar o perder es una circunstancia”, asegura.

“La medalla dorada es un objetivo, no una obsesión.” Con esta frase, Sergio Vigil, el entrenador de la Selección femenina de hockey sobre césped, Las Leonas, pretende resumir la filosofía con al cual el equipo que él conduce encarará la próxima cita olímpica de Atenas. Para este técnico de 36 años es más importante “la superación” que puedan alcanzar sus dirigidas que la obtención de un lugar en el podio. “Quiero que las chicas den todo y que crezcan individual, humana y colectivamente. Si consiguen un título, mucho mejor”, expresó Vigil durante una entrevista que concedió a Página/12. También se refirió a la política deportiva del país y reclamó en ese ámbito “una continuidad de acciones a largo plazo”. Además defendió la gestión de Marcelo Bielsa al frente de la Selección Argentina de fútbol y lo consideró “como una persona honesta que no entra en la hipocresía del negocio”.
–Las Leonas son candidatas a la obtención de una medalla dorada. ¿Cómo hace para sobrellevar esta presión?
–La presión es algo que el deportista de alta competencia debe sobrellevar y estar preparado para hacerlo. Sabemos que en función del crecimiento que este equipo tuvo durante todos estos años, y que las chicas son campeonas del mundo, es lógico que las consideren candidatas. Pero el objetivo no es ganar una medalla, lo importante es cumplir un proceso que nos permita crecer deportivamente y plasmarlo en una cancha. Ganar o perder es una circunstancia, pero lo que quiero es la superación de este grupo más que una medalla.
–¿Usted quiere decir que la forma de jugar le importa más que el resultado?
–Lo que pretendo expresar es que el resultado es una consecuencia, es la culminación de un proceso donde hay que buscar la superación. Lo más importante es que un equipo dé todo, lo mejor de cada uno. Si eso sucede, como entrenador, me voy conforme, independientemente del resultado, que no puede ser malo si este proceso al que me refiero se cumple en su totalidad.
–¿Pero en qué consiste este proceso al que usted alude?
–Es como un camino donde un grupo debe desarrollarse en los aspectos humano, grupal, mental, táctico, técnico y físico. Si todas estas etapas se cumplen, podemos hablar de que tenemos un equipo capaz de alcanzar logros. Pero antes se deben completar todos estos requisitos.
–¿Está conforme entonces con el trabajo de preparación que el equipo cumplió hasta ahora?
–Sí, muy conforme, realizamos una preparación muy buena. Ahora sólo resta salir a la cancha y materializarlo en nuestro juego. Confío en que podamos hacerlo durante los Juegos.
–Las Leonas obtuvieron la medalla plateada en Sydney y dos años después salieron campeonas del mundo. ¿Cómo se hace para combatir el relajamiento después de todos estos logros?
–En principio, con motivación. Convenciendo a este grupo de que todavía tiene muchas cosas para ofrecer y que siempre se puede dar más. Este equipo no perdió la frescura, un valor que estas jugadoras siempre supieron mantener. Además siempre se puede mejorar. Cuando empezamos, dábamos 10 toques seguidos, y ahora hacemos 30, tenemos que alcanzar los 50 en los próximos torneos que disputemos. Nunca nos tenemos que sentir conformes, siempre hay un objetivo más por perseguir. El techo no existe. Tenemos que trabajar con esa meta.
–El año pasado, varias de las jugadoras del seleccionado fueron a jugar al exterior; fue una circunstancia nueva para usted y también para el grupo. ¿Cómo la sobrellevó?
–Fue difícil. Tuvimos que reducir sensiblemente el número de prácticas y eso afectó nuestro trabajo. Pero tuvimos que adaptarnos tratando de sacar el máximo provecho de cada entrenamiento, de cada encuentro y cada charla técnica que realizamos. Pero actualmente la cuestión es distinta, tenemossólo a Cecilia Rognoni en el exterior. El resto está en el país y eso facilita mucho nuestro trabajo.
–Después de tantos éxitos, algunas Leonas adquirieron figuración mediática. ¿Cómo manejó este tema con sus jugadoras?
–Hablamos mucho sobre ese tema y lo que siempre intentamos poner de relieve es que es mucho más importante el prestigio que la fama. No puedo prohibirle a nadie que trabaje en los medios, pero sí marcar algunos aspectos que podrían dañar la imagen que un deportista debe mantener. Es un aspecto que por suerte siempre manejamos bien, tanto el cuerpo técnico como las jugadoras.
–¿Cuál es su opinión sobre la gestión de Marcelo Bielsa al frente de la Selección Argentina de fútbol?
–Me siento identificado con su tarea. Es un tipo serio y honesto que trabaja con método. En el juego de sus equipos se nota que existe trabajo, y eso es algo que siempre valoro. Creo que uno de los principales problemas con los cuales debe lidiar es la falta de tiempo. Los reúne tres o cuatro días antes de cada partido de las Eliminatorias y eso conspira contra su trabajo. En las mismas circunstancias, otro entrenador motivaría un poco a los jugadores y los mandaría a jugar, pero él no, intenta que sus equipos tengan siempre algo más. No es un farsante, no está en el negocio del fútbol y por eso aprecio su conducta, su honestidad y su compromiso con su trabajo. Lo que más quiero es que en esta segunda oportunidad las cosas le salgan bien porque se lo merece. Recibió críticas de personas que no están a su altura moral, por eso sería muy gratificante que corone este proceso con algún logro.
–¿En algún momento usted se sintió tan cuestionado como Bielsa actualmente?
–A ese punto nunca llegué. El ambiente del hockey es mucho más pequeño que el del fútbol, y además nuestro deporte no tiene tanta trascendencia. Pero al principio muchos dudaron de mi capacidad por mi juventud. Decían que a los 31 años era muy inexperto para manejar un seleccionado. Creían que era “muy buenudo” y que no podría imponer disciplina ni una línea de juego. Por suerte, junto con este grupo de jugadoras pudimos hacerlo.
–¿Este gobierno está trabajando bien o mal en materia de política deportiva?
–No me interesa juzgar a este Gobierno en particular, pero creo que, lamentablemente, todavía no existe una política deportiva a largo plazo. Para eso es necesario que prescindamos de los nombres y que apuntemos al largo plazo, que planifiquemos una línea de acción que sobreviva a las distintas administraciones, y eso es algo que, lamentablemente, todavía no se percibe. Espero que después de estos Juegos las cosas cambien para beneficio del deporte argentino.

Entrevista: Leonardo Castillo.

Compartir: 

Twitter
 

Para Sergio Vigil es mas importante el crecimiento que los resultados.
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.