libero

Lunes, 9 de diciembre de 2002

LA CONVICCION DE
LAS LEONAS TRAS LA CONQUISTA

“Merecíamos el título”

Las chicas argentinas mostraron su amplia satisfacción ante la tarea cumplida, pero no renegaron de la autocrítica cuando correspondió. El entrenador Sergio Vigil dedicó la conquista al colaborador que la Confederación despidió antes del torneo por motivos políticos.

Argentina demostró ser el mejor equipo y por eso se quedó merecidamente con el título.” La definición de Soledad García, la goleadora del equipo argentino, fue la síntesis del sentimiento de Las Leonas. “El equipo hizo méritos para lograr el título y por suerte pudo conseguirlo. Es un sueño del que no quiero despertar”, deseó Claudia Burkart, que fue clave en la definición por tiros penales, ya que anotó los dos remates que ejecutó. “El partido final fue mortal, pero logramos el objetivo que buscamos desde el primer día del año”, dijo la rosarina Luciana Aymar.
La arquera Mariela Antoniska, protagonista excluyente de la final del Mundial ante Holanda al atajar cuatro penales, afirmó que siempre había soñado con el título. “Sabía que lo íbamos a lograr y lo logramos, aunque sufriendo un poco –señaló–. Sabía que la íbamos a ganar y lo logramos. Ahora queremos la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Atenas.”
La amplia satisfacción de Las Leonas por la conquista no les impidió ser autocríticas con su rendimiento, tal el caso de Vanina Oneto: “Fue el peor penal que rematé en mi vida –dijo explicando el remate que le contuvo la arquera holandesa–. Lo que pasó fue que en el momento de la ejecución se me zafó el vendaje de la mano fracturada. Por suerte, Mariela (Antoniska) se atajó todo y pudimos conquistar el título”, destacó.
“Jamás pensamos que se nos podía escapar –señaló Mercedes Margalot–. Más allá de que el gol de ellas nos tomó de sorpresa a sólo dos minutos del final, estábamos tranquilas. No nos podíamos bajonear. Nos defendimos con alma y vida y, si bien en los penales puede pasar cualquier cosa, fuimos concentradas.” García insistió en que “Holanda fue un rival difícil, pero Argentina demostró ser el mejor equipo”.
Margalot señaló la química grupal como la responsable del éxito: “La clave de este título es la unión que tuvimos –dijo–. Argentina corre con una gran ventaja sobre el resto, nosotros tenemos más entrenamientos encima y hay individualidades como Cecilia (Rognoni), Luciana (Aymar) y Soledad (García) que, por suerte, juegan para nosotras”.
En medio del éxtasis que provocó la conquista del Mundial, Sergio Vigil, el entrenador de Las Leonas, manifestó una dedicatoria especial que representó un cuestionamiento directo a la Confederación Argentina de Hockey sobre Césped.
Un instante después de la victoria, Vigil dedicó el título mundial a Luis Ciancia, que lo acompañó en el cuerpo técnico hasta que, poco antes del inicio del torneo, la Confederación resolvió echarlo por razones políticas. “Esto es todo para vos, Luis”, dijo Vigil, exaltado, ante las cámaras de televisión. Según el entrenador, Ciancia fue el “ideólogo de la revolución que se gestó en el hockey argentino en los últimos años”.
“Me siento muy emocionado. Estoy contento y cansado al mismo tiempo, pero cansado con alegría –comentó luego Vigil–. Sabía que todavía podíamos ganar cuando Holanda anotó su gol, porque confío en la habilidad y en la velocidad de mi equipo”, afirmó.
El entrenador de Holanda expresó su decepción: “Estamos tristes porque estuvimos muy cerca, pero nos faltó fuerza –admitió Marc Lammers–. Aunque jugamos mejor en el segundo tiempo, no supimos aprovechar los corners penales, incluidos dos en la prolongación”.

Compartir: 

Twitter
 

la montonera celebra la conquista: las leonas acaban de ganar el titulo por primera vez.
SUBNOTAS
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.