m2

Viernes, 23 de agosto de 2002

La recuperación de un colegio

La Plata decidió conservar uno de sus primeros edificios, el Liceo Víctor Mercante, un interesante colegio construido en 1884 e inaugurado por Joaquín V. González como colegio de señoritas. El palacete italianizante sufrió el destino perro de tantos predios institucionales argentinos. Fue maltratado hasta el asombro, le faltaron presupuesto y respeto, y en 1980 fue simplemente abandonado porque resultaba inseguro. Ya se estaba preparando su demolición para reutilizar su rara manzana triangular, cuando los alumnos desalojados hace 22 años –que se apiñan todavía en instalaciones demasiado estrechas–, ex alumnos y padres, se movieron para evitarlo.
Lo primero que hubo que hacer fue una limpieza a fondo, tanto de la basura que se había apilado en el lugar como de los caóticos agregados que habían casi tapado sus patios. El objetivo es recuperar 1500 metros de subsuelo, planta baja y primer piso, reabriendo aulas y oficinas. Lo más agradable es que el proyecto se encara como una recuperación respetuosa de la morfología y aspecto originales, con adaptaciones respetuosas a los usos modernos.
El edificio se lo merece. Tiene un volumen central muy proporcionado con alas que terminan en volúmenes mayores de remate, con interesantes molduras. A ambos lado lo flanquean viejos cipreses. Ya se recuperaron el hall de entrada, las bedelías y dos aulas. Ya se despejaron los patios y se pueden apreciar arcadas, hidráulicos y las maderas de las escaleras internas, reapareciendo del abandono. Si todo marcha bien, para fin de año el colegio estará recuperado.

Compartir: 

Twitter
 

 
M2
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.