m2

Sábado, 28 de agosto de 2010

Diseño para regalar

La sexta edición de los Premios Presentes tuvo mucha
propuesta en clave gourmet y mobiliaria, pero sobre todo
evidenció alianzas positivas entre el diseño y la industria.

 Por Luján Cambariere

Por sexto año consecutivo, la semana pasada se entregaron los Premios Presentes a la Excelencia en Diseño. Más allá del reconocido jurado (los arquitectos Ricardo Blanco y María Luisa Musso, los diseñadores Eduardo Naso, Adrián Cohan, Rosa Skific, Diego Giaccone, Carlos Mathov y Sebastián Ackerman) y las diversas propuestas, lo más interesante es que varios de los objetos premiados evidenciaron el trabajo en tándem con la industria. Una alianza que cuesta, escasea y debería estar cada vez más presente, valga la redundancia, cuando de diseño se trata.

Oda al diseño gourmet

En tiempos en que ambos –cocina y diseño– comparten el podio de una de las carreras más solicitadas, era anunciado y –por qué no– oportuno el nicho que las vinculara. Así se alzaron con la categoría “Línea de Productos”, los “objetos gourmet para equipamiento doméstico”, como llaman desde el reconocido estudio Zumdesigno a las piezas que suman a su colección Guapo. Todo tipo de tablas de cocina para quesos, embutidos y picadas, pan y carnes asadas, que según también aclaran “rescatan algún gesto, imagen o referencia a su uso, y están pensados para la comida actual”. “En materiales autóctonos y procesos productivos básicos, diferentes regiones del país nutren de ideas y metáforas para crear esta nueva identidad argentina”, señala su autor, el diseñador industrial Facundo Spataro.

Mientras que “Utilitarios del Hogar” también dio lugar a este binomio a través del Pizza Party de la arquitecta Inés Pinchuk junto a Marmicoc Argentina SA.

“Este producto apunta a un público joven, al cual le gusta realizar reuniones en su casa. La finalidad del producto es acelerar los tiempos de cocción en el horno, realizando hasta tres pizzas al mismo tiempo. Su estructura metálica cromada modifica los hábitos tradicionales del horneado, permitiendo sostener hasta tres asaderas para cocinar pizzas, tartas y/o empanadas”, detalla.

Mientras que fue otro estudio de reconocida trayectoria, formado por la dupla Laura Cherny y Nicolás Demarco, el que ganó la categoría “Producto de Decoración” con el posafuentes Duetto. “El diseño está conformado por dos figuras iguales en forma de espiral, las cuales generan un único elemento ideal para posar la pava, y al separar las dos figuras se amplía la superficie de apoyo para dar lugar a objetos más grandes como fuentes y asaderas. La diferencia competitiva radica por un lado en el material (silicona), que es un aislante térmico, antideslizante y flexible. Y por otro lado, el agregar más de una función con un elemento simple y de uso cotidiano. Además, el usuario puede elegir su propia combinación de color”, resumen.

Por último, en el rubro “Accesorio de decoración”, el galardón también fue para un objeto del ámbito doméstico: un centro de mesa de cristal soplado ciento por ciento artesanal, refinado a mano por talladores de la Cristalería San Carlos y diseñado por Martín Peralta.

Mobiliario

En esta categoría se dio uno de los ejemplos más concretos de alianza con la industria a través del sillón hamaca Gregorio, realizado en madera de paraíso de reforestación laqueada y diseñado por Marcelo Roque Chiabrando para la industria Mehring SA. Enclavada en el polo maderero de Esperanza, Santa Fe, cabe aclarar que fue una diseñadora industrial (Elisabeth Arn) una de las mayores impulsoras de la incorporación del diseño en esta zona, donde las empresas cuentan, como en este caso, con tecnología de última generación mucho más rendidora con la intervención del diseño.

Por otro lado, aggiornado a los tiempos que corren, el premio abrió una nueva categoría, “Producto Sustentable”, que fue para Sr Costanero, un banco de madera del arquitecto Adrián Prieto Piragine, de Estudio Arqom, que utiliza desechos casi sin procesar de los cortes para puertas y ventanas provenientes de aserraderos.

Mientras que, en la misma sintonía, la “Innovación Tecnológica” fue para los diseñadores industriales María Virginia Filiberti y Silvio Nicolás Tinillo, del Estudio UAU Disegno, con la línea de equipamiento para exteriores Buna, a partir de fibras de caucho recicladas de neumáticos. La misma está compuesta por una serie de macetas y asientos modulados ideales para exteriores (decks, balcones, terrazas, patios, piletas). “La innovación consiste en la aplicación de un material que ha llegado al fin de su ciclo de vida como producto (fibras de neumáticos recapados), considerado desecho, en el diseño de muebles. Este material, además, es óptimo para exteriores, ya que entre sus cualidades permite el drenaje de líquidos entre sus fibras, resiste la exposición a los rayos UV y no es tóxico, diferenciándolo de otros productos de mobiliario para exteriores”, explican sus creadores.

Compartir: 

Twitter
 

 
M2
 indice
  • Nota de tapa
    El estado de las cosas
    Vuelve el Quartier San Telmo, un ejemplo de la "desregulación” en la ciudad
    Por Sergio Kiernan
  • Hecha la ley
    Por Facundo de Almeida
  • Diseño para regalar
    Por Luján Cambariere

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.