m2

Sábado, 4 de octubre de 2003

Ciudad de estudiantes

Los problemas y proyectos de la Ciudad Universitaria, estudiados desde la creación de la intendencia

Por Matías Gigli
Desde que en 1961 una ley nacional otorgó ciento veinte hectáreas para la construcción de la Ciudad Universitaria, este barrio porteño con veleidades de ciudad no paró de crecer. Su expansión se refleja en la cantidad de gente que desarrolla actividades, en nuevos edificios y en el espectacular crecimiento del sector vinculado con el río. Este se debe al aporte de tierra y escombros traído por un sinnúmero de camiones, que aumentó la superficie original en un tercio. Allí comenzaron las obras del Parque de la Memoria y el Parque Natural.
Desde la recientemente creada intendencia, el arquitecto Mario Boscoboinik lucha por solucionar los problemas diarios y trabaja en proyectos de planeamiento de largo plazo. Por ejemplo, obras que llevan décadas de abandono, como los pabellones cuatro y cinco, construidos hasta el nivel cero, ahora están siendo estudiados para transformarlos en un Parque Tecnológico, para albergar a futuras incubadoras.
Otro proyecto que está en estudio es el traslado de accesos para los pabellones de Arquitectura y Exactas y la organización de una gran plaza elevada conectada con un espigón hacia el río y el desarrollo de actividades académicas bajo el nuevo volumen. Los problemas viales y la conexión con las avenidas se están estudiando en conjunto con Autopistas Urbanas, para materializar rotondas y accesos más seguros por la dificultad de salir o ingresar a las avenidas Cantilo y Lugones. La idea es completar el circuito de la calle interna, junto a temas de señalización y el estudio de la viabilidad de un transporte interno gratuito interconectando las facultades con la estación Scalabrini Ortiz.
Los medios de transporte públicos continúan tomando a la Ciudad como terminal, estacionando colectivos y haciendo mantenimiento y limpieza en las calles próximas a las facultades. El planteo de traza urbana contempla correr las terminales fuera de la ciudad y crear una colectora a Parque de los Niños.
La complejidad de los temas, que por décadas fueron atendidos con simple mantenimiento, hoy están siendo estudiados desde todos los sectores involucrados. Los temas surgen de lo académico como de la difícil realidad social de nuestra ciudad: hasta tanto no se incorporen al uso de la universidad las obras inconclusas, son tierras proclives a las historias mas tétricas y peligrosas.
Que las expectativas sean cumplidas a corto plazo.

Compartir: 

Twitter
 

 
M2
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.