m2

Sábado, 29 de julio de 2006

RESTAURACIONES

Obras en el Colón

Este miércoles la plana mayor del gobierno porteño recorrió con la prensa el Teatro Colón, para mostrar los trabajos terminados y señalar lo que viene en el proceso de restauración y reequipamiento del edificio, que cumple su primer siglo en 2008. Esta aventura viene a resultar, en un país donde el largo plazo es la próxima elección, un caso raro de planeamiento a distancia de una obra muy compleja y con un horizonte de ocho años. El Colón fue inaugurado en 1908 como parte de la gran fiesta del primer Centenario de la octava economía mundial. Diseñado por Francisco Tamburini a todo trapo, fue un éxito como palacio, como teatro –su acústica es de primer orden– y como eje cultural. El Colón es parte tan central del imaginario cultural del país, que de hecho muchos no saben que es propiedad de la ciudad de Buenos Aires y no de la Nación. El problema edilicio que tuvo el teatro en sus más noventa años fue el de todo lo construido en Argentina: la fobia nacional al mantenimiento, la tirria por tener que invertir en arreglos y equipos, la reluctancia a limpiar frentes, modernizar ascensores o reparar medianeras hasta que no entran en crisis. Las nueve décadas del Colón mostraron dos fases de ampliaciones, en los treinta y los setenta, cuando se construyeron los subsuelos que alojan talleres y salas de ensayo, y una multitud de parches, arreglos parciales e instalaciones mal pensadas. Por ejemplo, el aire acondicionado, que no sólo fue insuficiente de movida sino que resulta que fue mal instalado. Fue el actual jefe de Gobierno, Jorge Telerman, el que tuvo la idea de una política coherente para el Colón, cuando era secretario de Cultura. En el 2000 se comenzó a trabajar en el Master Plan del Teatro, que identificó 42 trabajos a realizar buscando un mínimo impacto en las actividades y un cierre de sala corto. Lo notable es que se planeó todo junto, del subsuelo al pararrayos, se puso un plazo de siete años y se buscó el financiamiento, 25 millones de dólares que presta el BID o provienen de recursos propios. En la visita del miércoles Telerman, su ministra de Cultura Silvia Fajre, su subsecretaria de Patrimonio Cultural Nani Arias Incollá, el director general de Infraestructura Alvaro Arrese, y los directores del Colón, explicaron lo realizado y contaron que 32 de las 42 obras ya están terminadas. Buena parte es más que visible: los vitrales restaurados, los halles y circulaciones renovados con exactitud, la techumbre a nuevo, las herrerías consolidadas y pintadas, el nuevo pasaje de carruajes con bar, boletería y tienda, el centro experimental en el sótano viejo, y una insólita cantidad de instalaciones técnicas. Falta hacer el corazón del teatro, la caja escénica y la sala en sí, terminar las fachadas y construir la plaza Vaticano, sobre Viamonte. Si la obra sigue con el impulso actual, 2008 va a ser una fiesta y la ciudad tendrá su escenario natural para las fiestas del bicentenario.

Compartir: 

Twitter
 

 
M2
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.