no

Jueves, 5 de mayo de 2005

“SIGO MINTIENDO”, TEATRO DE VERDAD

Un extra poco terrestre

Es la primera obra que la actriz Mariana Chaud escribe y dirige. Sucede durante la resaca de un cumpleaños. Y allí se reflexiona sobre un visitante que parece salido de otro planeta.

 Por Eugenia Guevara

Sigo mintiendo es una obra de teatro sobre un cumpleaños o, para empezar, sobre lo que quedó de un cumpleaños. Hay basura, desorden, envases de cerveza desparramados y está la cumpleañera barriendo mientras recuerda lo acontecido. En un rincón, entre dormido y borracho, queda su novio. Hay un tema que le preocupa bastante mientras limpia: el disfrazado. Después de todo, fue él quien ocasionó todo eso y dejó terriblemente impresionadas a sus invitadas: su amiga (de colitas largas y pollera de tul) y su hermana menor (vistiendo ropa deportiva). Algo cambió en ellas cuando el disfrazado llegó; incluso, a ella misma, la cumpleañera, le hubiera gustado conocer mejor a ese hombre misterioso.

A partir de ese comienzo, una fiesta de cumpleaños muy particular se va contando, hacia atrás en el tiempo, hasta llegar a su momento inicial. En la mitad del festejo y el relato, hace su aparición el disfrazado, invitado de la amiga de la cumpleañera, que lo acaba de conocer. El disfrazado es azul, completamente azul, con un vestuario impactante, como una posible imagen del príncipe valiente o el Principito o el príncipe azul. El disfrazado, el quinto invitado, se transforma en el centro de la fiesta para terminar yéndose en su nave espacial. De todas formas, son las versiones sobre lo que pasó con él las que permanecen con intensidad.

Sigo mintiendo es la primera obra que la actriz Mariana Chaud (28) escribe y también dirige. Había escrito dos con Mariana Anghileri: Alicia murió de un susto –que se estrenó en Casa de Américas (Madrid)– y Puentes. Sin embargo, paralelamente, había creado varios personajes que cobraban vida frente al espejo en la intimidad, pero que también podía exponer llegada la ocasión. Lo hizo en Mono, un espectáculo unipersonal que presenta desde el 2002, con variantes, y también en los varietés del Flan Club, y mucho antes, en las Veladas Temáticas.

Sigo mintiendo se reestrenó este año en el Espacio Callejón, luego de un 2004 en El Doble, y viajará en junio para participar del Festival de Rafaela. La primera versión nació en el 2002 y el punto de partida fue: “Cómo termina todo luego de una fiesta en la que no pasó nada, y cómo se nota eso en los objetos; al mismo tiempo, de cómo recuerda cada uno lo que pasó. Y en el medio, esta imagen de un tipo azul, que al principio es un disfrazado, pero después termina siendo un extraterrestre”, cuenta Mariana. Luego vinieron los ensayos y la obra se modificó a partir del trabajo con los cinco actores –Marina Bellati, Marcos Ferrante, Verónica Hassan, Walter Jakob y Valeria Roldán–, “que vienen de muy diferentes partes del teatro”, agrega. A Sigo mintiendo le sigue Elhecho, nueva obra que Mariana ensaya con cinco actores (dos de Sigo mintiendo: Marina Bellati, la amiga, y Walter Jakob, el novio) y se estrenará en agosto. Comienza con un cura que deja el clero porque perdió la fe y quiere comprobar, científicamente, la existencia de Dios.

Compartir: 

Twitter
 

Sigo mintiendo de Mariana Chaud, los sábados a las 20.30 en Espacio Callejón (Humahuaca 3759). Entrada: $ 8.
 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.